Bañar los gatos no suele ser muy necesario de realizar habitualmente, ya que es un animal que por si solo es bastante limpio y que no tiende a ir a lugares sucios como los perros.

Los gatos normalmente se lamen para evitar que la suciedad se acumule en su cuerpo, lo cual es bastante positivo para ellos y evita que los tengamos que bañar tanto como a otros animales como los perros.

Sin embargo, en algunas ocasiones es preciso bañarlos, ya que como suele ser habitual en los animales, llega un punto que la suciedad se va acumulando demasiado y es necesario darles un baño para que estén mucho más limpios, brillantes y que no les huela mal el pelo.

Como no se les suele bañar muy a menudo, pocas veces sabemos como bañar a los gatos correctamente, porque no estamos acostumbrados a ello. Para bañar a los gatos hay que tener cuidado, porque tienen una piel diferente al del resto de animales y hay que andar con ojos.

Si quieres aprender a bañarlos correctamente, estás en el lugar correcto,es decir, en la sección de animales de doncomos.com, así que presta mucha atención a estos consejos que te voy a ofrecer.

¿Que necesitas para bañar a los Gatos?

  • Champú para gatos.
  • Una toalla:
  • Un cepillo:

Instrucciones para bañar a los Gatos

  1. Cepillado de su pelo:
    Lo primero de todo para bañar a un gato es cepillar el pelo del gato, algo que podemos hacer muy fácilmente. Gracias a cepillar el pelo al gato vamos a poder lograr dos cosas, en primer lugar, vamos a hacer que el gato se sienta más relajado a la hora de dar el baño, ya que si le metemos directamente al baño, va a rebelarse. La otra cosa que vamos a conseguir es que al cepillar el pelo del gato, vamos a hacer que la suciedad que queda pegada al pelo del gato se despegue y por lo tanto, sea más sencillo lograr hacer el baño y que quede más limpio al final del baño del gato. Cepille al gato suavemente, de arriba a abajo y sin apretar demasiado, haciendo que el gato pueda disfrutarlo en vez de sufrirlo.
    Cómo bañar un gato
  2. Preparación del agua:
    Mientras vamos cepillando al gato, vamos a ir preparando la bañera con agua caliente para bañar al gato dentro de un momento. El agua debe estar suficientemente caliente para limpiar bien pero no debe estarlo mucho porque sino el gato se va a quemar, algo que no queremos que ocurra. Vamos a ir haciéndolo poco a poco, ajustando la temperatura para que sea perfecta. Para probar si la temperatura es buena, vamos a mojarnos las manos y a mojar un poco al gato, al cual tendremos cogido en brazos. SI el gato no se queja, ya podremos proceder con el baño al gato.
    Cómo bañar un gato
  3. Primero el cuerpo y después la cabeza:
    Ahora vamos a empezar con el baño al gato en el cual debemos tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, que el oído de los gatos es muy sensible, por lo tanto, debemos tener cuidado de que no haya agua en los oídos ya que se podría irritar. Lo primero es meter en agua el cuerpo de tu gato, para que el gato vaya acostumbrándose al agua poco a poco. Después de haberlo mojado, vamos a ir aplicando champú para gatos poco a poco, hasta que acabe mojado completamente(sin tocar los oídos). Ahora vamos a frotar un poco el cuerpo del gato para limpiar toda la suciedad que pueda haber quedado y finalmente vamos a aclararlo suavemente, teniendo mucho cuidado con la cabeza ,la cual se debe mojar lo imprescindible ya que es muy sensible.
    Cómo bañar un gato
  4. Secado:
    Para secarlo debemos tener muchísimo cuidado, ya que los gatos son muy sensibles para evitar que el gato acabe mal y con la piel irritada. Para secarlo vamos a usar una toalla con mucha suavidad, pero en vez de frotar con la toalla, vamos a apretar muy suavemente para que el gato se vaya secando, sin apretar fuerte y sin frotar lograremos que no se irrite absolutamente nada su piel .Continuaremos haciéndolo hasta que la piel acabe completamente seca, estando el gato listo para volver a su vida normal pero completamente limpio.
    Cómo bañar un gato

Consejos para bañar a los Gatos

  • ¿Cada cuanto se dan los baños?: Los baños para los gatos no son deben hacer todos los días, ni tan siquiera cada 15 días como los baños para perros ya que no es necesario hacerlo tan a menudo. Realmente es complicado saber la fecha exacta en la cual se deben bañar, sin embargo, la fecha orientativa que te aconsejaría es hacerlo una vez al mes, haciéndolo antes o después según el olor y la suciedad de la piel de tu gato.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.