Los gatos son amigos fieles que nos quieren de verdad sin dejar de ser independientes tanto en su forma de ser como su naturaleza. Los gatos nos eligen a nosotros, no nosotros a ellos, por esos motivos la amistad de un gato vale más que 1000 trucos.

Si nosotros cuidamos a un gato debemos darle amor, mimos y por supuesto, cuidados, tanto en su dieta como su salud y su entorno.

A veces resulta complicado saber si nuestro gato está enfermo porque muchas veces los gatos tienden a esconder sus padecimientos o no los notamos hasta que ya están avanzados en un mal de salud.

Así pasa frecuentemente con los gatos, en especial con los gatos adultos, quienes son propensos a padecer cálculos renales. Los cálculos renales en gatos no son algo exclusivo de la edad, la alimentación, los hábitos de higiene y de actividad también influyen en la aparición de cálculos renales en el gato.

Los síntomas para saber si un gato tiene cálculos renales son fáciles de detectar si uno pone atención suficiente en el gato.

Si tienes interés por saber si tu gato tiene cálculos renales o es propenso a padecerlos, entonces lee este artículo con datos necesarios para saber si tu gato tiene cálculos renales.

 

¿Que necesitas para saber si mi gato tiene cálculos renales?

  • Ir a un veterinario

Instrucciones para saber si mi gato tiene cálculos renales

  1. Lo primero que debemos tener en mente es en qué consiste esta enfermedad. Los cálculos renales son una acumulación de residuos que forman una o varias piedras dentro del riñón de nuestro gato, a veces estas se atoran en la uretra del animal impidiéndole orinar. Son formados por sustancias en la orina, mayormente por calcio y se dan más ingratos cuya dieta tiene un alto contenido de sodio.
  2. Son varios los tratamientos que existen para curar los cálculos renales en gatos, los tratamientos más comunes son la medicación, que consiste en administrar medicamentos a tu gato para deshacer los cálculos, la cirugía que consiste en operar a tu gato para deshacer o para extraer el cálculo, y la dieta que se inicia con el fin de evitar que se produzcan sustancias en la orina de nuestro gato que puedan ocasionar la aparición de cálculos. Esta dieta puede ser temporal o permanente dependiendo del caso que padezca el gato.
  3. Para saber si tu gato tiene cálculos renales, tienes que examinar sus hábitos diarios. Generalmente los gatos orinan algunas veces al día y marcan su territorio, si notas que tu gato tiene dificultades para hacer esto, por ejemplo, que toma la posición para marcar, y después de un rato notas que no ha orinado, es probable que esto sea por cálculos interrumpiendo sus vías urinarias.
  4. También podemos notar como uno de los síntomas de cálculos renales en el gato, si se acerca frecuentemente a su caja de arena pero no notas humedad.
  5. Otra de las características que tienen los gatos cuando padecen cálculos renales es la inflamación de su pene, esto sucede porque el gato se lame y se chupa frecuentemente para tratar de sacar el cálculo o deshacerlo, esta sobre-estimulación por consecuencia hace que se inflame su pene.
  6. Los gatos cuando padecen cálculos renales procuran quedarse en un lugar fresco y sombreado, además les incomoda cuando te acercas y rozas sus genitales.
  7. Si notas cualquiera de estos síntomas tienes que llevar lo más pronto posible a tu gato con un veterinario, él examinará el caso de tu gato para darle el tratamiento adecuado.

Consejos para saber si mi gato tiene cálculos renales

  • Procura estar al pendiente de los hábitos de tu gato para saber si existe la posibilidad de padecer cálculos renales.
¿Te ha gustado?
51 usuarios han opinado y a un 94,12% le ha gustado.