¿Qué función tienen las vacunas en los gatos?

Las vacunas tienen la función de impedir que los gatos desarrollen algunas enfermedades concretas mediante la creación de anticuerpos. Existen todo tipo de vacunas específicas, cada vez más. Pero hay algunas que se consideran obligatorias.

Cuáles son las vacunas obligatorias para gatos

En el caso de los gatos, antes de comenzar el ciclo de vacunación, es necesario que hayan sido destetados y hayan conseguido lograr la independencia materna, ya que la leche que produce la madre produce en los primeros meses de vida del cachorro cierta inmunidad a las vacunas porque ésta posee anticuerpos naturales, reduciendo así su efecto. Entre las ocho y catorce semanas de vida, el gato ya debe comer de forma independiente. Si tu gato está, por ejemplo, en la novena semana, pero aún no ha sido destetado, debes esperar a que coma por sí solo, aunque tarde un poco más.

Una vez tu gatito coma solo, debes llevarlo al veterinario. Él te informará del calendario de vacunación y en qué fechas debes ponerle las inyecciones.

Calendario de vacunación.

A continuación te mostramos el calendario de vacunación más típico, ten en cuenta que puede cambiar según lo que te diga el veterinario:

  • Cuando el gato ha sido destetado (edad aproximada: dos o tres meses de vida): trivalente felina
  • 3 o 4 semanas después de la primera vacuna (edad aproximada: cuatro meses de vida): refuerzo de la trivalente felina.
  • Antes del primer año: rabia y leucemia (compuesta de dos dosis en intervalos) Esta vacuna no siempre se considera obligatoria.
  • Cuando cumple un año: refuerzo de la trivalente felina y, si es necesario, refuerzo de la leucemia y la rabia.
  • Cada tres años más o menos (el gato ya es adulto): refuerzo de todas las vacunas recibidas.

Infórmate todo lo que puedas antes de decidir qué vacunas le vas a poner a tu gato, pregúntale a los especialistas.

Cuáles son las vacunas obligatorias para gatos

Antes de poner las vacunas

Antes de comenzar a ponerle las vacunas a tu gato es necesario hacer las siguientes cosas:

Instrucciones

  1. Cuando acudas al veterinario, éste le hará una serie de pruebas y auscultará a tu mascota. Según la raza, de donde proceda y de como lo vea de salud, lo más normal es que le pase el test de inmunodeficiencia felina y el test de la leucemia. Esto se lleva a cabo para descartar enfermedades graves.
  2. Antes de ponerle cualquier vacuna a tu mascota existe otro procedimiento habitual, la desparasitación  tanto externa como internamente. Este tratamiento no es posible aplicarlo antes de que el gato tenga más o menos un mes de vida. Una vez terminado, ya puede empezar el período de vacunas.

¿Cuáles son las vacunas obligatorias para gatos?

La primera vacuna obligatoria para los gatos es la Trivalente. Esta vacuna protege de las siguientes enfermedades:

  • Panleucopenia: También llamada Tifus Felino. Es una enfermedad que está causada por un parvovirus. Los síntomas provocan que el gato esté postrado durante largos períodos de tiempo, sufra gastroenteritis y una disminución de glóbulos blancos. Es mortal en el 80% de los casos cuando el gatito tiene menos de seis meses de edad, y en el 40% de los casos produce la muerte cuando el gato ya está en la edad adulta.
  • Calcivirosis: se trata de una enfermedad respiratoria. Se padece por culpa de un picornavirus. Produce síntomas comunes a la gripe felina.
  • Rinotraquesis: es otra enfermedad respiratoria contagiosa que se contrae por un herpesvirus. Sus síntomas son estornudos, mocos y secreciones oculares.

La vacuna Trivalente es la primera en la lista, pero deberá ir acompañada de un refuerzo cuando hayan pasado tres semanas. Es muy importante respetar los plazos, ya que si le ponemos la primera vacuna de la Trivalente y pasado el tiempo estimado para el refuerzo, no se lo ponemos, la primera dosis no servirá para nada, habiendo gastado dinero en balde y exponiendo al gato a todas estas enfermedades.

Cuando el gato empieza a salir al exterior y a comunicarse con otros, es preciso que vacunemos a nuestro gato de la Leucemia. Antes de aplicarle la inyección, es necesario hacerle el test mencionado anteriormente (Test de la leucemia) para averiguar si es portador del virus. Esta vacuna se recomienda aplicarla solo cuando el gato está en riesgo de padecer esta enfermedad, es decir, los gatos que salen a la calle, tienen exposición y contacto con otros gatos (especialmente gatos callejeros) y aquellos que viven en una manada con más gatos. La Leucemia Felina es una enfermedad con un índice alto de mortalidad, es de las más comunes entre los gatos y es bastante contagiosa; por eso es tan importante que vacunes a tu gato contra ella. Depende del riesgo que determine el veterinario a tu mascota, te aconsejará que las dosis se administren en dos intervalos o no.

Cuáles son las vacunas obligatorias para gatos

Otra vacuna que hay que suministrar cuando el gato es un cachorro todavía es la de la rabia. Suele aplicarse en torno a las 16 semanas y después suele aplicarse otra dosis anual o cada tres años, dependiendo del estado en que se encuentre tu gato. En algunas comunidades autónomas esta vacuna es obligatoria, pero en otras no. Si en tu ciudad no es obligatoria puedes ponérsela de forma voluntaria, siempre y cuando el veterinario lo recomiende.

Existen muchas otras vacunas, pero su aplicación varía en función de cada gato. Dentro de este grupo podemos encontrar:

  • Virus de la Inmunodeficiencia Felina (FIV): es similar al VIH humano, pero no se transmite de humanos a gatos ni viceversa.
  • Bordetella: esta vacuna se administra cuando existe una enfermedad infecciosa en el aparato respiratorio. Se aplica de forma nasal. Tiene algunos efectos secundarios, como daños en el hígado. Sigue las instrucciones del especialista antes de ponérsela.
  • Peritonitis Infecciosa Felina (PIF): esta es una enfermedad mortal. El virus muta una vez que ha infectado al animal. Por suerte, es una enfermedad poco frecuente. La vacuna se administra por vía intranasal.

Ponerle o no a tu gato estas vacunas depende del estado de salud que tenga y de lo que el especialista considere necesario.

Es necesario exponer algunos de los efectos secundarios que tienen las vacunas:

  • Un gato recién vacunado presenta síntomas leves como cansancio, diarrea, pérdida de apetito o fiebre. Pero estos síntomas solo duran unas horas, después tu gato se recuperará.Cuáles son las vacunas obligatorias para gatos
  • Se han encontrado algunos efectos secundarios más grave como daños en el hígado o en los riñones, así como reacciones alérgicas.
  • También pueden aparecer sarcomas debido al pinchazo o como reacción alérgica a las vacunas de la rabia o de la Leucemia Felina.

Por último, para terminar este artículo, a modo de resumen les dejamos unos consejos que pueden serle de gran utilidad:

Consejos

  • La vacuna para la Leucemia Felina tiene algunas contraindicaciones, como un posible riesgo de que aparezcan sarcomas, por eso solo hay que administrarla si el gato en cuestión está en riesgo. Es muy importante seguir las recomendaciones del veterinario una vez haya examinado a tu gato.
  • Si vas a viajar al extranjero con tu gato es recomendable que le pongas la vacuna de la rabia, ya que en algunos países es obligatoria.
  • Es recomendable ponerle vacunas recordatorias a tu gato. Se solían poner cada año pero, tras algunos estudios, se ha descubierto que el efecto de las vacunas dura hasta tres años.
  • Si el estado de salud de tu gato es complicado, es muy probable que tenga un calendario de vacunas diferente o que, según lo necesite, se le administren otras vacunas que no aparecen en este artículo.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.