Si hablamos de razas de perros y te menciono a los Dálmatas seguro que enseguida sabes de qué perro te estoy hablando. Se trata de un perro de aspecto elegante y llamativo debido al color característico de su pelaje (cuerpo de pelo blanco con manchas negras), pero también muy inteligente y fiel a su familia.

De este perro hemos oído mucho, puesto que es protagonista en varios cuentos, como el de los 101 Dálmatas de Disney, pero también en películas y en la televisión.

Por otra parte, además de ser una mascota formidable, un amigo leal, y una estrella famosa en la escritura, el cine y la televisión,  esta raza de perros ha realizado otro tipo de trabajos, como el de guardián, el de mensajero (sobre todo durante épocas de guerra), el de lazarillo e incluso el de acompañante de bomberos.

En el caso de que te estés planteando tener un Dálmata o acabas de conseguir uno recientemente  seguro que estos consejos acerca de cómo cuidar perros Dálmata te ayudarán a tener un perro y una familia feliz.

Orígenes

Los orígenes del perro de raza Dáltama es muy discutido, y todavía no se ha llegado a ningún acuerdo, por lo que no se sabe con certeza cuál es la verdadera procedencia de esta raza. Entre las diferentes teorías encontramos aquella que se piensa que el Dálmata procede de la evolución o mezcla de algún dogo alemán del tipo arlequinado. Otros en cambio opinan que el perro del que procede el Dálmata ya ha desaparecido, y era de la raza braco de bengala. Además se piensa que su nombre procede de Dalmacia, nombre que llegó a tener la antigua Yugoslavia.

Descripción

El Dálmata es por lo general un perro de tamaño grande, alcanzando entre los 56 y los 61 centímetros y su peso medio es de 23 kilos. Es de pelaje corto y blanco con características manchas negras en varios tamaños y formas. Sus ojos son redondos, oscuros y de mirada profunda. Se caracteriza por tener las orejas negras y caídas, así como rabos largos.
Dálmata: Cómo cuidar perros Dálmata

Manchas

Las manchas tan características del Dálmata y que lo hacen inconfundible no le saldrán hasta pasado un año de vida, por lo que no te preocupes si de momento tienes un peludo cachorrito blanco al que no le han salido sus manchitas.

A modo coloquial se suele decir que los dálmatas recién nacidos tienen aspectos parecidos a bonitas ratitas… ¿Qué opinas tú?

Características y cuidados del Dálmata

El Dálmata es un perro cariñoso, fiel, dócil, cortés y de mucha paciencia. Además es muy familiar, le encantan las grandes familias y los niños, con quienes jugar sin parar.

Gracias a su forma de ser se lleva muy bien con los niños, es un gran compañero de juegos y muy protector con ellos, por lo que si tienes niños en casa el perro Dálmata es una gran elección.

El perro Dálmata es de raza grande y muy activa, esto quiere decir que necesita grandes dosis de ejercicio físico a diario. Deberás llevarlo a caminar, nadar, correr, jugar en espacios abiertos, o lo que se te ocurra para que desgaste sus excesos de energía y se mantenga sano y en forma. Les encanta la actividad física, y les pone realmente contentos.
Dálmata: Cómo cuidar perros Dálmata

A además de ser cariñoso y amable, también es muy divertido y siempre está alegre. Posee una gran inteligencia, por lo que podrías enseñarle a realizar varios trucos o incluso llevarlo a competiciones. Por otro lado si juntamos su instinto protector a lo anterior obtendremos a un buen guardián, quien velará por el bienestar de su familia. En otro aspecto también podemos señalar sus formidables habilidades para la caza.

Al ser un perro grande necesitará bastante espacio, por lo que no es una buena decisión mantener un Dálmata en un piso pequeño, o dejarlo en una terraza, es mejor una casa con un buen patio o gran jardín donde pueda correr, jugar y distraerse.

Debes tener en cuenta que deberás dedicarle tiempo a tu Dálmata para jugar con él, darle cariño y que se sienta arropado, pues es una raza que tiende a la melancolía, y si no pasa tiempo con la familia y se siente apartado puede sufrir depresión. Además, es un perro que siente el estado de ánimo de su dueño y tiende a sentirse igual que él.

En cuanto a su pelaje, éste es muy fácil de mantener, pues es de pelaje muy corto. Tan sólo báñalo cuando lo necesite con un champú para perros y cepíllalo. Si lo cepillas constantemente, (cada día o cada dos días) tendrás un Dálmata con un pelo en buen estado, cuidado y brillante. Un dato al que prestar atención es que es una raza a la que se le suele caer mucho el pelo, por lo que deberías preguntarle a tu veterinario qué hacer para controlar este hecho. Además puedes usar un champú para perros especial anticaída y lavarlo con él. Te resultará agradable saber que después de coger la rutina bañarlo te resultará fácil porque le encanta estar limpio y cuidar su higiene.

En cuanto a su alimentación debes darle productos alimenticios con los nutrientes que necesita tu Dálmata. Elige piensos y productos elaborados para perros de acuerdo a su tamaño, edad y actividad física que realiza, además estos deben ser de buena calidad y que no estén elaborados con excesos de grasas. También puedes darle comida casera, pero en este caso debes asegurarte de que le estás proporcionando todos los nutrientes que necesita y en la cantidad adecuada, por eso es más recomendable darle productos elaborados especialmente para perros. Por supuesto una golosina de vez en cuando también es una gran idea, sobre todo cuando se ha portado muy bien o quieres darle una recompensa por su actitud.

El peso idóneo para esta clase de perros se sitúa entre los 22 y los 25 kilos, así que no dejes que tu Dálmata sobrepase este peso para que pueda disfrutar de una feliz y larga vida en compañía de la familia.
Dálmata: Cómo cuidar perros Dálmata

Visitas al veterinario

Como con cualquier perro también debes llevar a tu Dálmata al veterinario para pasar las revisiones periódicas y generales que suelen ser dos veces al año y asegurarte de que todo va estupendamente.

Mantén sus vacunas al día, sobre todo es muy importante si está en una familia con niños, además puedes ponerle suplementos como collares antipulgas y pipetas antiparásitos.

Los oídos de los Dálmatas deben ser especialmente revisados en cada revisión veterinaria, pues es una raza que tiende a la sordera, por lo que no te olvides de recordárselo al veterinario si éste no los revisa profundamente.

Adiestramiento

A la hora de adiestrarlo resulta muy fácil debido a su inteligencia, paciencia y obediencia. Enseñarle las normas e incluso será muy fácil, y además te hará siempre caso.

Estas son las principales cosas a tener en cuenta sobre cómo cuidar un perro Dálmata, principalmente debes recordar las necesidades de atención, tiempo, juegos y dedicación que necesita el Dálmata, por lo que si no dispones del tiempo suficiente o no eres una persona muy cariñosa, entonces te recomiendo que no escojas esta raza, pues no es para ti, y al final tu perrito será el que se sienta solo, triste e incluso depresivo.

¿Te ha gustado?