Los gatos son una de las mascotas más frecuentes, incluso algunos estudios, en algunos países, demuestran que se  están pasando en estadísticas a los perros. Por ejemplo en Europa cerca de un 33% de personas tienen gatos como mascotas y 28% tienen perros, caso contrario en los EEUU donde hay más perros como mascotas que gatos.

Los gatos son animales realmente mágicos, son una buena compañía y es una mascota fácil de tener; se dice que eliminan las malas energías que nos rodean y les encanta custodiar todo el tiempo a su amo si éste se siente enfermo; sin duda son miles las cualidades de los mininos, pero hoy nos centraremos en un tema específico: el cascabel.

Es común que pongamos cascabeles a nuestros gatos, por diferentes motivos, entre los que encontramos que así ahuyentan los pájaros para que éstos no sean matados por nuestras mascotas o también para evitar que cojan toxoplasmosis al tener contacto con las palomas; también los ponemos como una forma de identificar donde se encuentra nuestro minino, como un GPS, por decirlo de alguna manera, o simplemente lo pones porque te parecen bonitos.  La utilización como protector de los pájaros, puede ser algo  hecho con buena intención del dueño, pero el gato es muy hábil  y terminará por aprender a casar con cascabel incluido.  Hoy te explicaremos Por qué no poner un cascabel a un gato.

En todos los cuentos tradicionales siempre vemos los gatos con sus respetivos cascabeles, incluso muchas veces su sonido nos hace ver que allí viene el minino, pero al uso de este aderezo en los gatos le han salido muchos detractores y con causas muy justificadas.  Todo esto es lo que hace que la mayoría de las personas piensen que un cascabel en un gato es algo totalmente normal y piensan que eso de no ponérselos es una bobada.

Pensamos que el sonido del cascabel es el que nos ayudará en ciertas situaciones y por eso procedemos a ponérselo a nuestra mascota, pero precisamente ese será el problema mayor para tu gato.
Por qué no poner un cascabel a un gato

Que Necesitas

Leer las instrucciones
Por qué no poner un cascabel a un gato

Instrucciones

  1. El ruido: este sonido, más bien un ruido, no es bueno para tu gato, será perjudicial; el cascabel queda muy cerca a sus orejas y es bastante molesto para el gato, teniendo también en cuenta su capacidad auditiva. Hacer esto puede hacer que tu minino vaya perdiendo su agudeza auditiva e incluso quedar completamente sordo si ha sido sometido al sonido de un cascabel grande. No existen pruebas científicas que demuestren esto, pero piensa cómo te sentirías si llevaras un auricular a todo volumen durante todo el día y toda la noche. Tanto en el tímpano del humano como en el del gato, si se exponen con frecuencia  a estímulos fuertes, puede presentarse la pérdida de la agudeza auditiva a mediano o largo plazo.
  2. Nervios: debes haber notado que los gatos son sigilosos y que muchas veces su mejor compañía será el silencio, por eso notamos que son fácilmente asustadizos con la presencia de ciertos ruidos y sonidos, por ello tener un cascabel con un sonido constante puede afectar drásticamente el carácter de tu gato, haciéndolo mucho más nervioso y asustadizo, y si de por sí el carácter de tu gato es así, imagínate cómo puede sufrir.
  3. Es molesto: ¿a ti te gustaría que te sonaran un cascabel o unas llaves al lado del oído durante 24 horas, día y noche?, puede que no te de alguna enfermedad por esto, pero realmente sería bastante molesto, ¿no? Pues para tu gato también lo es.

Por qué no poner un cascabel a un gato

Consejos

  • Este es un artículo meramente informativo, basado en teorías de los detractores; consulta con tu veterinario quién es el que realmente te dará la información correcta para que determines que acciones tomar.
  • No existen datos que cuantifiquen el daño del oído del gato ni lo que sienten, pero podrías ponerte en el lugar de tu minino y ver lo molesto que puede ser.
  • Sí puedes usar juguetes con sonidos o incluso cascabeles cosidos, pero tu gato sabrá cuándo quiere jugar con ellos.
  • Es seguro que si tu gato tenía puesto un cascabel es porque no sabías todos los puntos aquí descritos, consulta a tu veterinario.
  • Ponle un collar a tu gato sin cascabel, con el fin de que identifiquen quién es su dueño si se te pierde. Haz que se lo pongan en una veterinaria para que no vaya a ser incómodo para tu minino, o incluso le cause lesiones y accidentes.
  • Hay gatos que aprenden a sujetar su cascabel con la boca para poder apaciguar el sonido, pero el minino no puede estar todo el tiempo en esa posición.
  • Si te encanta el cascabel en tu gato y se te hace irresistible ponerlo, hazlo sólo por ratos, pero busca uno que sea pequeño y con un sonido suave.
    Por qué no poner un cascabel a un gato
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.