Nuestro compañero gatuno siempre acaba convirtiéndose en un miembro más de la familia, y como tal queremos lo mejor para él, incluyendo una buena alimentación.

Y es que, como en el caso de los humanos, una dieta sana y equilibrada es la clave para crecer y mantenerse sanos y así también evitar posibles problemas de salud, por ejemplo, en el caso de los gatos, con una correcta alimentación se puede prevenir la aparición de cristales en la orina de nuestro gato.

Este artículo también te interesará: Cómo alimentar a un gato bebé.

Si deseas saber cómo alimentar bien a un gato y aprender todo lo que necesitas saber para que tu gato crezca saludablemente, entonces sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte toda la información que debes saber al respecto.

Cómo alimentar bien a un gato

A la hora de elegir la comida que le vas a dar a tu gato siempre debes tener presente la edad del felino, la condición física en la que se encuentra así en cómo de activo es y por supuesto si tiene algún problema de salud, como algún tipo de alergia alimentaria.

Los gatos son carnívoros por naturaleza, de ahí que necesiten una gran cantidad de proteínas y de grasas en su alimentación, las cuales principalmente se conseguirán de la carne. También debemos tener en cuenta que su alimentación debe tener la cantidad suficiente del aminoácido llamado taurina, el cual es el encargado de que el metabolismo del gato funcione de manera adecuada.

Los gatos adultos suelen necesitar ingerir una media de 250 calorías durante el día, pero esto dependerá de la edad del gato, del tamaño, de su peso y de cuán activo sea, por lo que lo mejor que puedes hacer es preguntarle a tu veterinario la cantidad de comida exacta que debes darle a tu gato.

Su comida también debe asegurar la cantidad adecuada de vitaminas, carbohidratos, grasas y minerales para conseguir una alimentación equilibrada.

En principio podemos encontrar comida para gatos seca y comida húmeda en latas. Las dos tienen sus beneficios, y aunque es verdad que los gatos pueden alimentarse solo de comida seca si beben mucha agua, lo cierto es que lo mejor que puedes ofrecerle a tu gato es una buena combinación de comida seca y comida húmeda. Además, si tu gato sufre de alguna enfermedad renal o tiene diabetes o algún daño en el tracto urinario, es mucho mejor que coma comida húmeda y así esté lo suficientemente hidratado.

A la hora de poner las porciones de comida, debes tener en cuenta que la comida seca posee una mayor cantidad de calorías por cada porción de alimento, en cambio, la húmeda, debido a la gran cantidad de humedad que posee, no tiene tantas calorías concentradas. Y en cuanto a la cantidad de nutrientes como por ejemplo de proteínas y de vitaminas que contiene, todo dependerá de la receta utilizada por el fabricante.

Si decides alimentar a tu compañero felino con una combinación de pienso y de comida húmeda en latas, puedes estar seguro de que estará bien alimentado y bien hidratado, de forma que estarás previniendo algunas posibles enfermedades que le ocurren a los gatos por no beber la suficiente agua y por tanto estar deshidratados.

Y hablando de hidratación recuerda que tu gato siempre debe tener su recipiente lleno de agua siempre limpia y a temperatura adecuada a la estación en la que se encuentre (si es verano es recomendable que el agua esté fresquita). Como curiosidad podemos contarte que a los gatos les encanta ver cómo el agua rebosa de su cuenco, e incluso verla caer en cascada, por lo que quizás te puedas hacer con alguna pequeña fuente de agua para conseguir que beba y que disfrute. Recuerda que además, debes controlar si tu gato está bebiendo la cantidad adecuada de agua o la está tirando o no le hace caso.

Por otro lado, si vas a alimentar a tu amigo combinando pienso y comida húmeda, recuerda tener bien controladas las raciones para que no se sobrealimente y finalmente acabemos con un gato obeso y con mala salud. Pero tampoco puedes escatimar en su nutrición. La clave reside en conseguir el equilibrio perfecto que permita que tu gato obtenga las calorías y todos los nutrientes que necesita para su correcto crecimiento y desarrollo.

En cuanto a la cantidad de veces que debes darle de comer al día, debes saber que los gatos por naturaleza cazan varias veces al día, por lo que en casa también comerán pequeñas porciones varias veces al día. Si tu gato no es un gato glotón y que presente signos de obesidad puedes dejarle la comida de todo un día en su cuenco, pues el mismo se la administrará, pero si tu gato es un fanático de la comida deberás ponerle la comida en su cuenco a lo largo del día.

Comida humana para gatos

Como ocurre con los perros, la comida humana que nos sobra en casa no son buenas para nuestro gato, en realidad son realmente perjudiciales para nuestro caso, sobre todo en el caso de que le demos restos de pescado crudo o con espinas, ya que se le pueden quedar atrapados en el intestino, e incluso obstruírselo.

Además, si come comida humana de forma excesiva puede desarrollar rigidez muscular y ciertos problemas de estómago, los cuales le pueden producir vómitos y diarrea. Además, si además de su comida, también se da la comida de casa a modo de picoteo o aunque sea la comida de casa, no estamos controlando la cantidad de comida real que debe ingerir, y lo más frecuente que se ha averiguado es que esto produce en general gatos con sobrepeso.

En cambio, sí que existen recetas fiables que puedes preparar en casa usando ingredientes naturales de casa, pero preparándolos de forma que sea saludable y que no le ocasionen ningún daño a tu gato ni a su salud.

Elegir la comida adecuada  para tu gato

Piensa que tu compañero come pocas cantidades de alimento, por lo que al final no te resultará demasiado costoso comprarle comida de calidad a nuestro gato. Los alimentos más baratos, no suelen ser de buena cantidad, y no proporcionarán toda la cantidad de nutrientes que necesita nuestro gato.

Además, recuerda que debes evitar escoger comidas elaboradas con colores y con sabores artificiales y que pueden contener algunos químicos que le hagan daño a tu gato.

También debemos tener en cuenta las palabras exactas que señalan las etiquetas. Si compramos un alimento para gatos y el nombre que pone en la etiqueta señala algún tipo de proteína como atún o pollo, debemos saber que ese alimento debería tener al menos un contenido de esa proteína del 95%.

Por otro lado debes tener en cuenta las palabras “con” y “de” en las etiquetas de los alimentos, puesto que si dice alimento para gatos con atún, significa que la comida sólo contiene un 3% de atún. En cambio si pone alimento para gatos de atún, significa que el alimento contiene un 95% de atún.

Con este artículo hemos querido mostrarte todo lo que necesitas saber cómo alimentar bien a un gato de forma que cuides lo mejor posible de tu querido y peludo miembro de la familia.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.