Alimentar un cachorro de perro suele ser una tarea que a primera vista parece algo sencillo, sin embargo, es ligeramente más complicado que alimentar a un perro estándar.

Un cachorro de perro es un perro comprendido entre la edad 0 a los 18 meses, una edad complicada en la cual el perro aún no se ha desarrollado y en la que pega la mayoría de los cambios.

Esta etapa es muy difícil, ya que como los perros tienen una vida más corta que la de los humanos, los perros tienen un desarrollo más acelerado que el nuestro, estando la etapa de cachorro mucho más comprimida en poco años.

Un perro cachorro tiene que crecer fuerte y sano y para ello la alimentación es un factor clave. Saber alimentar un cachorro de perro en condiciones puede marcar la diferencia entre un desarrollo sano o un desarrollo con obesidad y raquitismo.

Por ejemplo, un perro que sea capaz de crecer con los huesos sanos y fuertes, siempre va a ser más propenso a llevar una vida sin problemas en los huesos ni las articulaciones. Sin embargo, un perro que durante su infancia ha sido mal alimentado, va a crecer ya con los huesos débiles y faltos de nutrientes, lo cual lastrará su condición física y le traerá problemas diversos como osteoporosis y artrosis a edades muy tempranas.

Desde doncomos.com y su sección de animales sabemos que tu eres un amante de los animales, al igual que nosotros y sabemos también que quieres lo mejor para tu perro. Por esta razón, queremos ofrecernos de guía para esta difícil tarea de alimentar a un cachorro de perro.

Por eso te ofrecemos este artículo, enseñándote todas las formas que conozco para alimentar a un cachorro de perro, desglosándote un poco las diferentes etapas y el tipo de alimento que debe comer.

Instrucciones para alimentar un cachorro de perro

  1. Etapas de crecimiento:
    La etapa de cachorro de perro es una etapa muy compleja en la cual se gesta el desarrollo del perro. Esta etapa, que tiene 18 meses de duración está dividida en 4 partes, de manera similar a cómo está divida la infancia en un humano, solo que en vez de por años como en el ser humano, aquí va por meses. De 0 a 2 meses el cachorro es un bebé recién nacido, que acaba de nacer y que depende de su madre, de 2 a 4 meses es como un niño de preescolar, un niño que ya empieza a pensar por si mismo y a hacer cosas como comer sólido, de 4 a 8 meses sería como un niño de primaria, con mucha energía y un metabolismo muy acelerado y de 8 a 15 meses sería como un adolescente, el cual ya está en su etapa de crecimiento. Vamos a explicarlas a fondo más abajo, así que presta especial atención si no lo habías hecho ya.

    1. Edad de 0 a 2 meses:
      Esta es la etapa de recién nacido del perro, el cual acaba prácticamente de nacer. Al igual que con los seres humanos, el perro necesita estar amamantado y beber leche materna, especialmente si es de la madre para poder sobrevivir. Si el perro ha sido destetado antes de los 2 meses(algo para nada recomendable), deberás darle tu mismo leche en forma de biberón, para que el perro crezca sano y fuerte, ya que aún no es apto para comer ningún alimento sólido.
    2. Edad de 2 a 4 meses:
      Esta ya es la edad equivalente a un niño preescolar, una edad complicada y dura, pero por fortuna de poca duración. El perro ha experimentado cambios, como por ejemplo un cuerpo algo más grande y la aparición de sus primeros dientecitos para comer. Aquí ya debes empezar a darle alimento sólido en forma de 3 comidas diarias de manera abundante. En cuanto a la cantidad, dale bastante pero sin pasarte por el tema de la obesidad.
    3. Edad de 4 a 8 meses:
      Esta es la etapa equivalente a un niño de primaria, el perro ha crecido mucho y ya tiene un cuerpo más grande y fuerte. Aquí es la etapa de mayor crecimiento, por lo tanto, necesita que subas la cantidad a 4 comidas al día, para que el desarrollo a adulto se realice de la manera más correcta posible. También es la etapa en la cual más energía se gasta, por lo tanto, el perro debe salir a pasear más de lo normal y correr mucho para agotar sus fuerzas, previniendo así la obesidad.
    4. Edad de 8 a 15 meses:
      Esta es la adolescencia de un perro, el cual ha cambiado muchísimo, ya tiene casi un cuerpo de adulto y ya es capaz de hacer muchas cosas por si mismo. Ahora ya hay que bajar un poco la comida, para que sea solo un poquitin más alta que la de un perro adulto de más de 15 meses. Veremos como el perro es mucho más tranquilo y ya habrá aprendido a comportarse correctamente, así que no necesita ya tanto paseo.
      Cómo alimentar un cachorro de perro
  2. Dale comida de calidad para cachorro:
    Ahora vamos a hablar de que tipo de comida le debes dar al perro. Trata que esta sea de calidad, como por ejemplo un pienso ideal para cachorros, ya que contiene las vitaminas y los minerales necesarios para que el perro crezca sano y fuerte, conteniendo también hierro y otros elementos necesarios para un desarrollo óptimo. Si le das comida normal, intenta que esta sea de la mayor calidad posible, como si fuera una persona, dándole por ejemplo pollo por el tema de las proteínas como hago yo con mi perro. No le atiborres a comida como ya he dicho antes, ya que es malo tanto el defecto como el exceso de la misma en la dieta de un cachorro(y en la dieta de cualquier ser vivo debo decir).
    Cómo alimentar un cachorro de perro
  3. Ten en cuenta el tamaño del perro:
    El tamaño del perro es también un factor determinante a la hora de decidir que le vamos a dar de comer. Obviamente no come igual un perro grande que un perro pequeño, igual que no come igual un perro que gasta mucha energía como un galgo a un buldog inglés que está todo el día sentado. Da al perro más comida a cuanto más pese, ya que necesita más comida para mantenerse sano. Si el perro es un galgo y hace mucho ejercicio, dale más comida que si fuera un perro sedentario, ya que va a gastar mucha más energía que un sedentario obviamente.
    Cómo alimentar un cachorro de perro

Consejos para alimentar un cachorro de perro

  • Horarios de las comidas: Acostumbra a tu perro a comer de una manera fija todos los días, es decir, siempre en el mismo horario. Los perros son como las personas y funcionan mejor comiendo en un horario fijo, el cual no debes intentar cambiar. Si le cambias el horario de las comidas al perro constantemente o le das todo lo que te pide, podría ocasionarle problemas graves a largo plazo, como por ejemplo empachos o transtornos alimenticios como la falta de vitaminas. Por este motivo, debes usar el sentido común para alimentar a tu perro de la manera más correcta posible, evitando tanto malcriarlo como dejarlo sin comer, ya que como ya dije con anterioridad, es igual de malo el exceso que el defecto.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.