Beneficios de la avena para perros

Es muy posible que en más de una ocasión hayas escuchado hablar acerca de las excelentes propiedades de la avena. La avena es uno de los desayunos más populares de todo el mundo entre los seres humanos, pero también puede formar parte de la alimentación para perros.

En muchas ocasiones se comete el error de, a la hora de cuidar a un perro, optar por alimentarlo de forma exclusiva a base de pienso, pero existen otros alimentos que pueden llegar a ser muy beneficiosos para ellos. Y uno de estos es la avena.

La avena es un complemento nutricional perfecto para nuestras mascotas, ya que es natural y tienen numerosos beneficios. Además es muy sencilla de preparar y muy económica. Por ello, si es bien tolerada por parte del perro, le puedes dar uno de los mejores aportes nutricionales posibles.

La avena es un complemento totalmente sano y beneficioso para la gran mayoría de perros. De hecho, lo es para todos salvo para aquellos que puedan ser alérgicos a ella. De hecho, es ideal para integrarla en una dieta balanceada y equilibrada para el animal.

No obstante, debes tener en cuenta que es muy importante que se lo proporciones de una manera correcta. Al igual que ocurre con otros alimentos, alimentarlo en exceso de ella podría tener efectos perjudiciales.

Los beneficios de la avena en los perros

La avena es un alimento muy completo que es rico en proteínas de alto valor biológico, pero también en vitaminas, minerales y fibra. Por ello se trata de un complemento que es muy recomendable para que forme parte de la dieta del animal, aunque siempre debe proporcionarse en dosis adecuadas.

Esta puede ser ingerida o aplicada sobre la piel, ofreciendo beneficios numerosos que benefician al perro en diferentes partes de su cuerpo.

Entre sus principales beneficios podemos destacar los siguientes:

  • Es rica en vitaminas B5 y B9, así como en minerales como el ácido fólico, el manganero, el zinco, el hierro o la biotina que es tan necesaria para que se cuide el pelaje.
  • Es un excelente sustituto del trigo para aquellos animales alérgicos al gluten.
  • Sirve para regular el colesterol y los procesos intestinales. Ayuda a la hora de realizar las digestiones, haciendo que resulten menos pesadas y reduciendo problemas como pueden ser los gases, el estreñimiento, la diarrea o los vómitos.
  • Regula el tránsito intestinal gracias a la fibra que contiene.
  • Mejora la producción de glóbulos rojos en la sangre.
  • Es buena para el pelo y la piel del perro. De esta forma podrá disfrutar de un pelaje más sano y cuidado. Mejora el color y la hidratación.,
  • Reduce los niveles de colesterol en el animal.
  • Es recomendable para perros con sobrepeso, ya que tiene un alto contenido de fibra y ayuda a mantener la sensación de saciedad.
  • Contiene altas cantidades de proteína de alta calidad.
  • Tiene propiedades naturales relajantes, siendo una buena opción para perros nerviosos o ansiosos.
  • Tiene propiedades diuréticas y también contribuye a la mejora del funcionamiento del corazón.
  • Etcétera.

Cómo dar avena al perro

Una vez que hemos repasado los beneficios de la avena para perros, es el momento de indicarte la manera en la que se la puedes dar al animal. En este sentido hay que tener en cuenta que existen dos formas de que el animal se vea beneficiado de sus ventajas, ya sea mediante la comida o el baño.

Para dársela en forma de comida, se debe cocinar primero. Para ello se debe cocer la avena en el agua hasta que tenga una textura consistente, es decir, similar a una papilla. Se debe usar solo agua y la avena natural, sin otros productos añadidos, ni tampoco usar leche, ya que los perros no pueden tomar lactosa.

Una vez que la avena esté cocinada se la puedes dar en forma de galletas para perros, o bien con su comida, desayuno o cena. En el caso de que detectes que tiene síntomas de padecer diarreas y similares debes dejar de dársela.

Por otro lado debes tener en cuenta que si usas un poco de avena cocida mezclada con agua podrás usarla a la hora de bañar al perro. Esto hará que el pelaje y su piel esté más nutrido. Por ello es por lo que muchos de los champús para perros que puedes encontrar en la actualidad contienen avena.

La cantidad de avena adecuada para el perro depende de su peso. No obstante, de forma estimada y general, la medida idónea es una cucharada de avena por cada 9 kilos para dársela 1 o 2 veces a la semana, nunca debiendo superar las 3. Aunque te parezcan pequeñas cantidades, estas son suficientes para que el perro se vea muy beneficiado de ella gracias a sus excelentes propiedades.

En todo caso recuerda que no puede ser tomada por perros con problemas de diarreas, enfermedades inflamatorias intestinales o problemas digestivos. Tampoco deben tomarla en muchas ocasiones perros con alergias, aunque en este caso lo más aconsejable es consultar con el veterinario.

Además, tampoco debe ser tomada por perros de menos de 6 meses, ya que estos no tienen su sistema digestivo preparado para ello.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.