Dentro de los conocidos “animales exóticos” y poco comunes, encontramos a los anfibios. Según su clasificación como seres vivos, son vertebrados y anamniotas; es decir, sin amnios (el medio liquido en la que se forma un embrión como lo tienen en los mamíferos, aves y reptiles). Estos curiosos animalitos poseen una respiración branquial y pulmonar. Cuando son larvas, tienen una respiración a través de los bronquios; luego en su etapa adulta, comienzan a desarrollar una respiración pulmonar.

Generalmente, tiene cuatro patas, por eso también son conocidos como tetrápodos. Pueden regular su temperatura corporal a través de la temperatura ambiental de su medio o entorno, según su cuerpo lo necesite. Poseen una especial y única característica, lo que los lleva a marcar la diferencia entre las demás especies de animales: durante el ciclo de toda su vida sufren una transformación.

Dicho proceso de cambio, el cual es conocido como  la famosa metamorfosis, es un proceso en el desarrollo en el cual el animalito sufre cambios intensos t de tipo estructurales y fisiólogos. Además, los anfibios, también son conocidos como los animales terrestres y vertebrados más antiguos del mundo entero.

Como dato curioso, según el significado su nombre, el término ANFIBIO significa “doble vida”. Por consiguiente, es interesante conocer que poseen esa doble vida, pues en su etapa adulta viven en la tierra, mientras que en su etapa larvaria se desarrollan y habitan en el agua. Estos animalitos pueden vivir tanto en la superficie acuática como en la terrestre, sin ninguna dificultad.

Características de los anfibios

anfibios

  • Los anfibios forman parte de los Amphibia.
  • Poseen cuatro patas, con cuatro dedos en las extremidades superiores y cinco dedos en las inferiores.
  • Carecen de pelos, plumas o escamas.
  • Tienen una piel descubierta, la cual les permite absorber el oxígeno y el agua a través por sus poros.
  • Cuentan con una respiración branquial, pulmonar y cutánea.
  • Como son vertebrados, poseen un esqueleto interno.
  • Su reproducción es a través de huevos, por lo cual se denominan como ovíparos.
  • En cuanto a su reproducción, pueden presentar fecundación interna y externa, según sea el caso de la especie.
  • Sufren un estado de metamorfosis como parte de su desarrollo.
  • Cuentan con un sistema de ajuste o acople en su temperatura corporal. Es decir, pueden regularse de acuerdo a la temperatura del medio ambiente en el que se encuentren.
  • Tienen unos grandes y sobresalientes ojos, lo cual les asegura una muy buena visión.
  • Cuentan con pocos dientes.
  • La mayoría, cuenta en su piel con una variación en los colores, una especie de camuflaje que utilizan para esconderse y confundir a sus depredadores.
  • Existe una enorme variedad de especies de anfibios, superando la cantidad de 6000. A pesar de ello, la población de estos animales ha disminuido notoriamente, debido a muchos factores influyentes en su hábitat, como la contaminación, los cambios climáticos y la destrucción de su hábitat.

Instrucciones

anfibios

Reproducción por especies

Los anfibios tienen sexos separados, es decir son dioicos, y en muchos casos poseen disformismo sexual. Además, presentan fecundación interna, pero también externa, sin olvidar que en su gran mayoría son ovíparos.  En cuanto a su aparato reproductor, las hembras cuentan con dos ovarios y en el caso de los machos, dos testículos.

Durante la fecundación interna, no poseen  el medio que ayuda el transporte de los espermatozoides; en otras palabras, no tienen órganos copuladores como los seres humanos. Los machos simplemente excretan los espermatozoides, mientras que las hembras los introducen en sí mismas, con el fin de fecundarse.

En su etapa de reproducción, normalmente se agrupan gran cantidad de ellos, generalmente en periodos estacionales que propician lluvias y humedad. En la mayoría son los machos quienes van en buscar de hembras, emitiendo sonidos atrayentes, para seducirlas y poder aparearse con ellas. Su ciclo reproductivo se distribuye en tres partes: la fase como huevo, la fase como larva  y la fase de donde sufren la metamorfosis.

Los anfibios se pueden reproducir en diversidad de formas, y en su variedad de especies, ya que unas son ovíparas y otras ovovivíparas e incluso algunas son vivíparas. Hay algo muy propio que diferencia los huevos de los anfibios al de los reptiles o aves, esto es que el de estos otros huevos generalmente no presentan problemas de deshidratación.

Sin embargo, los huevos de los anfibios necesitan ser depositados en agua dulce, con la excepción de ciertos casos que pueden ser depositados en tierra, ya que  siendo propensos a sufrir una deshidratación, necesitan el agua. A pesar de ello, los huevos de los anfibios tienen una capa con una sustancia gelatinosa en forma de membranas que los protegen.

Control de plagas

Los anfibios son de suma importancia para el control de la proliferación de plagas en el mundo entero. Sin embargo, aunque puede ser una mascota muy inusual, ellos pueden ayudarte a liberar tu ambiente de plagas que tal vez invadan tu espacio.

Dentro de la gama de los anfibios, las muy apreciadas ranitas y los famosos sapos superan el mayor índice de virtudes en cuanto a lo que a control de las plagas  se trata, debido a que estos se alimentan primordialmente de moscas y mosquitos.

Tener ranitas y sapos en tu jardín, te ayudará a disminuir el índice de plagas que de una u otra forma perjudican tu entorno y el de tu familia. Estos amiguitos son normalmente conocidos como “controladores biológicos de plagas”.

Recuerda que controlando de manera efectiva las plagas podrás prevenir la transmisión de diferentes enfermedades, virus e infecciones que son propagadas por las moscas, cucarachas y mosquitos. Además, ya sabemos que el mayor conductor de virus y otras enfermedades es el mosquito.

Según la aprobación de varios investigadores y algunos estudios realizados, los anfibios representan un papel esencial en el control de plagas. Mayormente, estos animalitos son importantísimos en la producción de cultivos, pues alejan o disminuyen la proliferación de plagas que pueden afectar el desarrollo o la vida de lo que estés cultivando.

Hay una gran importancia en la existencia de los anfibios en la mayoría de los cultivos. Sin embargo, inclusive en la ciudad o cualquier entorno social son necesarios como parte del ecosistema, pues se encargan de eliminar la proliferación de plagas que perjudican la salud de la humanidad.

Por lo tanto, muchas instituciones ya han considerado de gran importancia establecer sitios reproductivos de algunos tipos de anfibios, para que se desarrollen y cumplan con el ciclo biológico que les compete, regulando así el alto índice de plagas.

Por otra parte, aunque sabemos que los insecticidas son un método eficaz y rápido, resulta difícil y muy costoso eliminar o disminuir las plagas en algunas plantaciones o cultivos. Sin embargo la idea tecnológica y natural que presentamos es de mayor efectividad, de mayor naturalidad y de menos costo.

Los anfibios pueden cumplir con el papel de insecticidas naturales, de forma más ecológica y económica. Sin riesgos para tu salud y la de tus seres queridos.

Que Necesitas

Para conocer más sobre los anfibios necesitas informarte sobre cómo diferencias un reptil de un anfibio y cómo se reproducen los animales ovíparos.

anfibios

Consejos

Estudiando el uso productivo de los anfibios en el control de plagas podemos afirmar que la adopción de anfibios no es solo para tenerlos como mascota, sino también para mejorar las condiciones ambientales del medio donde vives. Por eso, tener una mascota única, económica, de poco cuidado y llamativa es una excelente alternativa para ti.

Así mismo, es de suma importancia conocer específicamente las características y ciclos biológicos de cada anfibio, para que puedas escoger de mascota el ideal para ti según tu ritmo de vida.

Deberás saber las necesidades únicas de tu mascota, como por ejemplo la sensibilidad que tienen los sapos, las ranitas o salamandras a los cambios de temperatura. Para ello, te presentamos a continuación algunos consejos útiles a la hora de escoger un anfibio como mascota.

  1. Primero que todo, debes informarte y conocer las características y necesidades de supervivencia de los anfibios en general, para luego elegir el que más se adapte a tu estilo de vida.
  2. Debes establecer un espacio adecuado, saludable y con una temperatura fresca; que disponga de una buena luz solar y presentarle un espacio con agua y tierra, ya que ellos se desarrollan en ambas.
  3. Debes establecer para tu mascota una alimentación adecuada, según su especie.
  4. Luego de comprar o adquirir tú exótica y singular mascota, debes seguir a un doctor de animales que tenga alguna especialidad en el área de anfibios.
  5. Sabemos que todo niño es curioso, sobre todo si son pequeños; por eso, debes tomar en cuenta que los anfibios pueden no ser seguros para los niños, ya que algunos de ellos al sentirse en amenaza o al invadir su entorno pueden producir sustancias toxicas; liberándolas en el medio ambiente como sistema de defensa y otros pueden morder.
  6. Además, poseen una terrible bacteria en sus heces llamada salmonella, la cual produce enfermedades infecciosas que pueden llegar a causar la muerte de niños pequeños.
  7. Por lo tanto, recomendamos ampliamente que mantengas tu mascota aseada, así como tu casa y todo el ambiente por donde se desplace o la superficie donde la colocas.
  8. Al momento de acariciarla o agarrarla, inmediatamente después debes lavar tus manos para evitar el contagio o la propagación de enfermedades.
  9. Por último, no debes intimidarte por el contagio de enfermedades, con hábitos de limpieza adecuados podrás disfrutar de tu exótica mascota sin ningún problema.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.