Los gatos son las mascotas más antiguas del mundo. Los egipcios fueron unas de las poblaciones que empezaron a domesticarlos hace unos 600 años A.C.; lo hacían para mantener a raya la plaga de ratas que se metían a su casa a comerse la comida.

En estos tiempos, tenemos barias razas y tipos de gatos domésticos, muchos de ellos son de color blanco, de color negro; atigrado de color amarillo claro, atigrados de color gris, y de colores más oscuros como los gatos siameses en las puntas de las patas colas y orejas.

Los gatos tiene un las patas delanteras 5 almohadillas y 5 deditos, cada uno con tenaces garras, las cuales sacan cuando hace presión con sus almohadillas. En las patas de atrás también tienen garras, pero solo tiene 4 almohadillas y cuatro deditos con sus respectivas garras. Esto nos indica que en estado salvaje deben trepar para encontrar parte de su alimento.

Los gatos pesan más o menos de 3 a 7 kilos. Tienen un cuerpo muy flexible, peor es un mito eso de que tienen 7 vidas, la gente lo dice solamente por su agilidad para caer de pie desde grandes alturas. En realidad, estos animales pueden durar de 9 a 12 años, pero todo depende de su estado de salud y alimentación que reciba.

¿Cómo son los gatos?

Para comprender mejor el proceso de alimentación adecuado para un gato, te explicaremos un poco cómo son los gatos. Esta información es importante, porque emocionalmente los gatos necesitan motivación para comer adecuadamente.

Un gato puede llegar a ser obeso si no tiene los hábitos alimenticios adecuados, afectando su salud por completo. Además, incluso puede llegar a deprimirse o convertirse en un gato agresivo si no tiene la suficiente motivación al momento de comer.

Cuando se trata de estar alerta, su sistema auditivo es sumamente sensible y sus orejas son capases de moverlas en sentidos contrario una de otra. Esto lo utilizan para cazar a sus presas en estado salvaje y para protegerse de depredadores.

Por lo general, cuando los gatos se encuentran asustados o bajo amenaza, o simplemente cuando están molestos, y van a atacar o morder, colocan sus orejas hacia atrás. Por tanto, si ves que tu gato tiene las orejas en esta posición debes ser precavido y estudiar la situación, para saber qué le está afectando.

Tienen unos dientes muy filosos y son tipo cónico. Como son animales carnívoros, lo más importante es que su dieta se base en diferentes carnes. Además, tienen unos bigotes que pueden percibir los movimientos más mínimos de sus presas.

Sus garras generalmente las afilan con los troncos de los árboles o con una alfombra, y algunas veces con alguna pared. Que los gatos tengan dónde afilar sus garras es importante para su estado emocional. Estas solo salen cuando van a atacar a sus presas y generalmente cuando caminan estas no tocan el piso para que no se desgasten.

Alimentar con amor

gatos

Los gatos son como las personas, si se sienten deprimidos puede que dejen de comer y enfermen, si se sienten ansiosos pueden llegar a comer de más y también enfermar. Por ello, alimentar bien a un gato no es solo respecto al tipo de alimento, sino que tienes que tomar en cuenta muchos aspectos en cuanto a sus hábitos y rutinas.

Existen especies de pelos cortos y unas con los pelos más lagos, también existe una especie de gatos que no tienen pelos. Sin embargo, no importa mucha la especie cuando de hábitos de alimentación se trata, porque por lo general son los mismos.

Son animales sumamente limpios se están limpiando con la lengua a cada rato sus pelos. Por lo cual, algo importante es que estas mascotas hacen sus necesidades fuera de la casa y en sitios donde tengan arena suave para enterrar sus cacas y orina.

Si no dispones de arena cerca, debes ubicarle una caja con arena en el sótano o algún área dedicada e esto. Por otra parte los gatos machos son muy territoriales y van marcando su terreno con un pequeño roció de orina en los diferentes sitios, delimitando su territorio.

Los gatos cuando tienen hambre se nos acercan, nos acaricia paseándose por nuestras piernas y comienzan a maullar, de manera muy tierna para pedir su comida. De inmediato nos tocan el corazón y le buscamos su ración de comida, por eso es muy importante saber qué comen los gatos y cómo los debemos alimentar; sobre todo respecto a las cantidades, pues el amor que sentimos hacia ellos puede llevar a malcriarlos un poco.

Son unas mascotas muy agradecidas y siempre estarán en casa con nosotros. Algunas veces salen fuera de paseo, para hacer sus necesidades o para buscar pareja, pero siempre vienen a casa a buscar su porción de amor y alimento diario.

Instrucciones

gatos

A continuación, te presentamos algunos consejos de como alimentar a tu gato:

  1. Si adoptaste un gato bebé huérfano en sus primeros días de vida, es importante que por ningún motivo le vayas a dar leche de vaca. Sabemos que la leche de la gata es la que le suministra suficientes nutrientes y vitaminas para su crecimiento en las 4 primeras semanas de vida. Por lo que le puedes comprar leche de gata en polvo, que se consigue en las tiendas de mascotas como fórmulas creadas lo más parecida posible.
  2. De no tener leche de fórmula, le puedes dar leche de cabra que es un poco más pasable que la de vaca y no tiene tanta grasa.
  3. Te recomendamos que hagas un pequeño biberón. Recuerda que como todo bebé, la leche debe estar un poco tibia para simular el calor corporal de la madre.
  4. Este biberón lo vas a suministrar al bebé gatico cada 3 horas durante 4 semanas, que es el tiempo que la gata los amamanta.
  5. Después de las 4 semanas, continuaras dándole biberón por 4 semanas más, pero empezaras a darle alimento tipo papilla.
  6. En la tienda de mascotas venden alimento seco procesado especial para gatos, con muchos nutrientes, pero debes mezclarlo con un poco de agua.
  7. Al mezclarlo con agua este alimento se pondrá suave y aumentara su tamaño, luego lo aplastas con un tenedor para hacer la papilla. Esto es necesario, ya que él bebe gatico todavía no tiene desarrollados bien sus dientes ni el sistema digestivo.
  8. Por otro lado, le puedes empezar a dar después de las 8 semanas, un poco de carne de pollo y de hígados de pollo, en forma de papilla.
  9. Lo debes cocinar por varias horas para que la carne de pollo está muy blanda y bote toda la grasa, de igual forma con los hígados de pollo.
  10. Ya después de las 10 semanas, se puede dejar de dar el biberón y empezar a darles alimentos para gatos adultos.
  11. Los gatos adultos, por lo general cazan insectos, ratones, ratas y lagartijas, pero además de esto debes proporcionarles una dieta.
  12. Recuerda , los gatos a medida que pasa el tiempo y pasan de adultos a adultos mayores, van perdiendo sus capacidades de caza.
  13. En las tiendas de mascotas hay alimentos enlatados, secos y alimentos húmedos. Pero los gatos son animales carnívoros por naturaleza, por ello te recomendamos que le des carnes de pollo, de pescado y de vaca, pero trata de no dársela cruda sino cosida, ya que sus hígados son un poco delicados.
  14. Esto es para alargar su tiempo de vida y puedes mesclar sus carnes con un poco de alimento concentrado, llamado pienso.
  15. En algunas casas le dan a los gatos de la misma comida que preparan para las personas, pero estas comidas a veces traen muchas grasas y carbohidratos.
  16. Recuerda que los gatos no deben comer condimentos como lo hacemos nosotros, esto a largo plazo le quitan tiempo de vida a tu mascota y le producen muchos daños a sus órganos internos.
  17. Siempre debes estar pendiente de tener un envase con agua limpia para que tu gato beba agua fresca; además, que el plato donde comen sea bastante llanos.
  18. Te recomendamos que lleves a tu gato al veterinario para que le coloque algunos suplementos vitamínicos para mejorar su alimentación.
  19. Por último, cuando tu gato se hace adulto mayor, necesitara más vitaminas y minerales extras para poder mantenerse sano, los cuales podrás suministrarle con la supervisión de su veterinario de cabecera.

Que Necesitas

Algunos alimentos para tu amada mascota:

  • Leche de gata en polvo, tipo fórmula.
  • Leche de cabras.
  • Biberón.
  • Agua fresca y limpia.
  • Alimento concentrado para gatos (pienso).
  • Alimentos húmedos para gatos.
  • Plato llano para su comida.
  • Envase para el agua.
  • Vitaminas para gatos.
  • Carnes de pollo, vacas, pescado.

gatos

Consejos

  1. No le des a tu gato refrescos ni golosinas, ya que se puede enfermar de diabetes y perder la vista a temprana edad.
  2. Tampoco le des verduras crudas como las cebollas que les pueden irritar sus intestinos.
  3. Siempre observa a tu mascota todos los días, ya que muchas veces se comen en la noche algún insecto o ratón envenenado y pueden morir intoxicado.
  4. Si ves que tu gato está débil y con espuma en su boca, llévalo de inmediato al veterinario para que le hagan un lavado de estómago.
  5. Aunque tu gato es un animal carnívoro, en algunas ocasiones lo veras comiendo un poco de yerba fresca o maleza. Esto lo hacen cuando tienen malestar estomacal para hacer que sus intestinos se activen y saque el daño lo más rápido posible.
  6. También, es importante que periódicamente le realices un examen de heces para determinar si sus niveles de parásitos están normal. Los parásitos que reciben por cazar insectos y ratones en la noche algunas veces aumentan mucho y le producen una tos al gato; incluso, en algunas ocasiones les da vómito y se le salen las lombrices y los parásitos en sus cacas.
  7. Para esto el veterinario le colocara un tratamiento para que se eliminen los parásitos dentro de sus organismos y pueda estar sanos. Esto más que todo sucede en los gatos jóvenes que son muy activos de noche y casan muchos roedores e insectos con muchos parásitos.
  8. También, puedes saber si tiene parásitos tu gato si el color de su pelo se pone opaco y se pone un poco largo.
  9. Finalmente, recuerda que tu mascota necesita de tus cuidados y de tu amor para que tenga una buena calidad de vida y sea un animal sano.
¿Te ha gustado?