Así como las personas acudimos al salón de belleza para que nos mimen un poco, nos consientan y nos recorten el cabello, tu perro también lo necesita; en muchas ocasiones queremos llevarlos pero no tenemos el dinero suficiente, o simplemente preferirnos hacerlo en casa, por ello de decimos Cómo acicalar un perro.

Es importante que cojas como hábito acariciar a tu perro, eso hará que lo acostumbres más a ti y que se encuentre mucho más relajado a la hora de tener que bañarlo y ponerlo bonito; cuando llegue la hora tómalo en tus brazos como si nada y comienza a hacer tu trabajo.

Es importante que durante todo el proceso hagas las cosas con productos hechos especialmente para perros,  los que son hechos para humanos no son recomendables y podrían causarle irritaciones.

Cuando mantienes acicalado a tu perro, conservas su piel saludable y lo proteges  de bacterias, virus y parásitos, le eliminas insectos, así mantendrá su pelo y sus patas saludables, entre otros beneficios. Además, que siempre se verá más hermoso y se crearán más vínculos entre tú y él gracias al contacto.

Cómo acicalar un perro

¿Que necesitas para acicalar un perro?

  • Cepillo para perros
  • Champú para perros
  • Tijeras para mascotas
  • Secador para mascotas
  • Toalla grande
  • Corta uñas para perros
    Cómo acicalar un perro

Instrucciones para acicalar un perro

  1. Peina: debes peinar bien a tu mascota, desenreda muy bien y corta aquellos nudos que no pudiste deshacer.
  2. Consiente y háblale a tu perro: dale mucho amor antes de darle su baño, esto ayudará a que esté más tranquilo al momento de asearlo.
  3. Recorta sus uñas: es importante hacer este procedimiento, si se dejan crecer mucho podrían causarle daño a tu mascota afectando las articulaciones; si oyes que sus uñas suenan al caminar es que están muy largas; tampoco puedes cortar mucho, podrías lastimarlo, el promedio es 1.60 mm. Utiliza un cortaúñas para perros.
  4. Baño: es hora de darle un baño a tu perro, el agua debe estar tibia, no puede ser ni muy fría ni muy caliente. Primero ponle unos algodones en los oídos para protegerlo. Lo ideal es que si tienes bañera con manguerita, lo hagas con esta última, así tendrás más facilidad al bañar tu canino sin necesidad de moverlo. Cada vez que no necesites utilizar el agua cierra la llave (canilla o grifo), es importante ahorrar agua por la ecología y también evitarás que tu perro se asuste. Moja desde su cuello hasta su cola, y echa el champú; no se deben usar productos para humanos, ropa o trastos; su cabeza debe ser lo último, evita que caiga  champú en sus ojos o boca. Enjuágalo muy bien, dejar residuos podría ser perjudicial para el animal. Puedes usar un pañito húmedo para limpiar sus orejas y ojos, teniendo mucho cuidado de no meterlo hacia adentro, son unas zonas sumamente sensibles.
  5. Secada: toma una toalla grande y sécalo bien después de que este mismo se haya sacudido.
  6. Corte de pelo: con las tijeras especiales para mascotas empieza a recortar su pelaje y luego pasa la máquina en caso de ser necesario. Las razas de pelo corto no necesitan de este paso.
  7. Limpia: recoge todo el pelo que ha quedado antes de que se riegue por toda la casa.
  8. Terminar de secar: ahora toma un secador para dejarlo brillante y esponjoso y además para eliminar el olor a perro y quitar los pelos sueltos que pudieron haber quedado; lo más recomendable es que adquieras uno para mascotas pues tienen la temperatura ideal y no son ruidosos. Los tradicionales pueden asustar más a tu canino.
  9. Recompensa: premiar al perro por su buen comportamiento hará que cada vez más se vaya acostumbrando al baño y a asociarlo con algo bueno.
  10. Cepíllale los dientes: hazlo con una pasta dental especial para perros, hacerlo con una corriente podría intoxicarlo. Este es un trabajo que es ideal que hagas todos los días. Si te intenta morder para; debes probar esto de a poco, primero poniendo la crema dental en sus dientes, luego espárcela y si ves que se ha quedado tranquilo por 20 segundos, puedes proceder con el cepillo. Recompénsalo de alguna manera por el buen comportamiento.
    Cómo acicalar un perro

Consejos para acicalar un perro

  • Este es un artículo informativo, no olvides consultar a tu veterinario quien es el que tiene el criterio para decir qué es lo mejor para tu mascota.
  • Acicalar bien el perro en casa no es una tarea fácil, pero creará mejores lazos entre los dueños y las mascotas.
  • Si por accidente, al cortarles las uñas a tu perro llegas a un vaso sanguíneo, puedes echar almidón de maíz y hacer presión. Lo mejor es que hagas esta tarea lentamente y sin afanes para evitar accidentes.
  • Cuando estés acicalando tu perro, no levantes sus patas traseras, es algo bastante incómodo para ellos y podría apartarlas e incluso aporrearte, lo mejor es moverlas con suavidad.
  • Los perros no se deben bañar muy seguido, consulta con tu veterinario qué es lo más recomendado para el tuyo, esto podría oscilar entre 2 semanas y un mes.
  • Si tu perro es de pelo largo es bueno que hagas el esfuerzo de contratar un profesional mínimo cada 2 meses.
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.