El adiestramiento es una parte importante en la educación de nuestra mascota. Es la forma de corregir o inculcar ciertos comportamientos antes ciertas situaciones que se dan en el día a día. En este artículo hablaremos de cómo adiestrar a un yorkshire. Es una raza especial que debemos tratar de forma especial, ya que no todas las formas de educar a otras razas sirven para adiestrar a un yorkshire. Esta especie de entrenamiento para mejorar la conducta y comportamiento de esta raza es muy importante para su desarrollo.

Un perro bien enseñado es un perro al que podemos llevar a cualquier sitio sin preocuparnos, dejarles en casa solos un rato y que se puedan relacionar con otros perros o personas. Adiestrar a un yorkshire es igual de importante que la educación para tu hijo. Esto le ayudará en el futuro a saber comportarse de la forma correcta y evitará conflictos. Puede que también nos interese saber cómo cuidar y adiestrar un Shar Pei o a un dogo argentino.

Este artículo donde te explicamos cómo cuidar un cachorro de Yorkshire también te interesará

Adiestrar a un yorkshire

El yorkshire es una raza que rebosa energía. Está energía tiene que salir de alguna forma y la manera más natural de hacerlo es ladrando, haciendo ruido, no parando quieto, etc. El adiestramiento sirve para focalizar esa energía en tener una buena conducta y no permitir que nuestro yorkshire entre en un estado de histeria y ansiedad.

Si quieres sabe cómo es un Yorkshire aquí te lo explicamos

Adiestrar a un yorkshire no es tarea fácil, dado a dificultad para obedecer. Tienen mucho carácter y tienden a marcar el territorio como suyo. Esa es la razón de que en el entrenamiento pueda haber un “choque de poderes”.
La ventaja de adiestrar a un yorkshire es que es una raza muy inteligente, capacitada con una gran memoria. Es conveniente saber cómo adiestrar a un perro.

Esto le permite quedarse con el proceso fácilmente. El trato con esta raza de perro es muy cariñoso y adorable. Nuestro yorkshire necesita el contacto y la atención de su dueño casi en todo momento. A pesar de su ya conocido escaso tamaño, son unos excelentes vigilantes. Esto se debe a su elevada capacidad auditiva, haciendo que, prácticamente, no se le escape ningún ruido.

dificultades de adiestrar a un Yorkshire

Características

A la raza yorkshire le encanta estar en el hogar rodeado de la familia. Cualquier cambio dentro de esta rutina no pasa desapercibido para ellos. El trato con los niños pequeños no suele ser todo lo bueno que debería, ya que hay varios conflictos. Al ser un perro pequeño, obviamente, no aguanta los juegos salvajes de un niño que no es consciente de si está haciendo daño o no. La solución pasa por educar al niño y enseñarle a tratar a nuestro yorkshire con dulzura y suavidad. Y, al mismo tiempo, hacer que los dos pasen tiempo juntos para que se entiendan y encariñen. De esta forma, seguramente habrá algunos conflictos que, eventualmente, desaparecerán para dejar paso a una buena relación.

Como es un perro absolutamente lleno de energía, les viene muy bien para su ocio los juguetes. Son de carácter alegre, por lo que unos cuantos productos para divertirse le vienen bien. Puede convivir perfectamente con cualquier otra mascota, siempre y cuando, haya ciertas reglas que cumplan.
Como hemos dicho anteriormente, tienen mucha energía. Una forma de que estén más relajados es llevarlos de paseo varias veces al día para que descarguen.

En positivo

A diferencia de otras razas, a los yorkshire les viene mejor un tipo de adiestramiento en positivo. Un buen as en la manga es la recompensa, sobre todo si el premio consiste en darle mimos. Las órdenes o las broncas han de recibirlas de la forma adecuada, ya que si nos pasamos de dureza se pueden asustar mucho. La expresión mano de hierro, guante de seda es perfecta para esta ocasión. Nuestra comunicación con ellos debe de tener cierta suavidad y cariño. Pero esto no quiere decir que no les haga falta disciplina, ni que no se la demos. Se puede tener una actitud afable y seguir firme para no darle los caprichos que se le antojan. Reconducir su conducta a un comportamiento positivo es importante, una vez conseguido tendremos un compañero ideal y él estará más feliz.

Adiestramiento

Hemos aconsejado que cuanto antes empecemos el adiestramiento, más efectivo será. La edad ideal para la educación es una vez haya cumplido tres meses de edad. Aunque sea una raza inteligente, hay algunas cosas que les costará aprender. Como es normal, al principio la higiene puede ser un problema. Siendo un cachorro, tendrá problemas para controlar el esfínter, pero es totalmente normal. La paciencia es la mejor solución en estos casos, porque es un problema pasajero.

Con un poco de constancia, le podremos enseñar los sitios donde puede ir a hacer sus necesidades. No hay que enfadarse si, al principio, lo hace en sitios inapropiados o nos mancha muebles, suelo, etc. Hay que enseñarles que no es un sitio para hacerlo y mostrarle su rincón para ese tipo de actos.

El proceso es sencillo. Nada más levantarse, al terminar de comer o beber agua y antes de acostarse le llevaremos a su sitio. Este sitio, que previamente habremos preparado para que pueda hacer sus necesidades, es importante que tenga un fácil acceso. Es una tarea que hay que hacer todos los días, hasta que lo haga sólo. En pleno proceso de adiestramiento, cada vez que lo haga, le premiaremos.

Instrucciones para adiestrar a un Yorkshire

Un error que solemos cometer es dejar que su forma de ser o su tamaño nos afecte a la hora de adiestrar a un yorkshire. Esta raza de perro despierta nuestro lado más tierno y cariñoso, pero hay que saber elegir los momentos. Es similar a lo que nos puede pasar con un hijo. Lo malcriamos, le consentimos y después es difícil recuperar el terreno previamente cedido. Por lo que el gran peligro dentro de la educación es que pasemos por alto muchas cosas o le mimemos demasiado, en momentos que no se lo merece.

No es un defecto de los yorkshire, el fallo está en nuestra parte de responsabilidad y nuestra actitud. Un grave error es tratarlos igual que a un bebé. Son perros, no humanos. No basta con quererle, hay que saber quererle para no socavar su espíritu, su manera de ser y su naturaleza. Estos son los pasos para adiestrar a un yorkshire correctamente y no dejar que su imagen nos afecte negativamente:

  1. Caprichos. Hemos de tener en cuenta que es muy caprichoso, no ceder a su voluntad en estas ocasiones es lo recomendable. Por querer satisfacerlo a corto plazo, dejamos que consiga lo que quiera. Pero, la verdad es que, no le hacemos ningún favor a largo plazo. El mensaje que le estamos dando es que, para salirse con la suya, sólo tiene que tener un comportamiento inapropiado.
  2. Mimos. Es una raza que necesita mimos y no hay nada de malo en dárselos. El afecto y el cariño es muy importante en la relación con tu perro, pero dentro de un límite. Si le mimamos demasiado, pueden volverse muy celosos y no podremos estar con otra persona o perro sin hacerle caso a él.
  3. Momento correcto. Como está en su forma de ser, seguramente nos pedirá cariño y nos resulte extremadamente difícil decir que no. En ese momento tenemos que pensar en ellos, no en quitarnos los remordimientos de negar cariño. Es un momento que tendremos que sufrir y darle mimos cuando de verdad se lo merezca.

0′pasos para adiestrar a un yorkshire

¿Que necesitas para adiestrar a un Yorkshire?

Hay ciertos requisitos que deberemos tener en el proceso de adiestrar a un yorkshire. Al fin y al cabo, habrá momentos difíciles o complicados en los que seguir el plan es la mejor opción. Para hacer esta tarea correctamente necesitaremos:

  • Tiempo libre. Es posible que sea un dolor de cabeza para nosotros sacar tiempo todos los días para pasarlo con nuestra mascota, pero es necesario. Compartir tiempo libre y disfrutar de paseos con nuestro compañero afianza la relación.
  • Ser cariñosos. Es una raza que, como hemos señalado, necesita cariño. Son afectuosos, por lo que darle mimos es una parte fundamental para su autoestima y salud.
  • Mano dura. También necesitaremos en algunos momentos un poco de mano dura. Cuando haga algo inapropiado y le echemos la bronca, él seguramente querrá arreglarlo a base de mimos. No debemos caer en la tentación. Esto sirve para que se dé cuenta de su comportamiento y lo corrija en un futuro. Sin esto, repetirá la misma conducta.
  • Recompensas. Cuando se lo merece, un premio en forma de mimos o comida les hará saber que su comportamiento es el adecuado. Y, como siempre quieren mimos, repetirán esa conducta hasta que les salga de forma natural.

Consejos para adiestrar a un Yorkshire

Como ya nos habremos dado cuenta, adiestrar a un yorkshire puede ser muy difícil. Pero, a la vez, es muy satisfactorio. Tiene algo en común con criar a un hijo. No debemos consentirle, ni mimarle demasiado cuando no se lo merece. De esta forma le enseñamos qué está bien y qué está mal. Cuanto antes empecemos su educación más fácil nos será que memorice y acepte ciertas conductas y órdenes.

Un hábito de los dueños de estos perros es tratarlos como a un humano, o lo que es peor, como a un hijo. Es un error muy grave, ya que el perro pierde toda su identidad. Nuestra mascota, por conseguir nuestra aceptación, terminará haciendo lo que le mandemos. Pero no debemos usar sus ansias de cariño para perjudicar su forma de ser. Es un perro y como tal, será más feliz haciendo las cosas que siempre ha hecho.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.