Como sabes, el Dóberman es una de las razas más populares de perros. Son de tamaño mediano y pelo corto. Su color predominante es el negro y el marrón chocolate, aunque otras variedades de esta raza son, el rojo y el Isabella, que es un gradiente del gris. Su cabeza es alargada y su cuerpo musculado. Son mascotas fieles y obedientes, su carácter es firme y valiente, y son grandes cuidadores de su hogar.

Cuidados y alimentación de los perros Dóberman

Pero… ¿Sabes cuál es la dieta más adecuada para esta raza?

Los Dóberman necesitan una dieta rica y saludable, que le ayude a evitar cualquier tipo de enfermedad o problema secundario. Una alimentación apropiada es la base de la salud de cualquier animal pero en muchas ocasiones no somos capaces de evaluar el estado de nuestra mascota o de distinguir las carencias en su día a día.

Algunas de las enfermedades que adquieren las mascotas aparecen a causa de un déficit o un exceso de ciertos componentes en su nutrición. Es importante adecuar los alimentos en cada etapa de su crecimiento.

Lo ideal es que contenga proteína aproximadamente en proporción a una cuarta parte diaria. El exceso de proteína también puede crearle problemas ya que esta raza de perro es muy propensa a sufrir enfermedades renales.

Las grasas, también en cantidades adecuadas, son una fuente importante en su aporte diario. Ya que su pelaje es corto y propenso a secarse. Puedes incluir en su menú aceite de pescado o aceite de linaza que le ayudará a tener un pelaje en condiciones óptimas aportándole brillo y fuerza.

El calcio (vitamina D), es un indispensable, puesto que ayuda en la formación de sus dientes y huesos, y en el buen funcionamiento del sistema nervioso. El fósforo, también es un mineral encargado de la formación de los mismos, además de intervenir en otros procesos metabólicos. La proporción de ambos debe ser la adecuada. Debes suministrarle una cantidad apropiada de huesos.

En edad temprana necesitan mayor aporte de proteínas que en su vida adulta. Después de su etapa de destete, que dura aproximadamente un mes y medio, se le irá introduciendo pienso seco especial para cachorros (humedecido con una pequeña cantidad de agua durante los primeros días de su inicio a la masticación). También puedes prepararle pollo hervido picado en pequeños trozos.

Además es importante identificar en cada período de edad el tipo de pienso a introducir:

  • Junior: etapa incipiente de desarrollo en la que necesita mayor aporte de nutrientes para crecer fuertes y sanos.
  • Adulto: a partir de esta fase tu perro tiene un nivel de actividad superior y requiere una alimentación rica en proteínas.
  • Senior: cuando el perro es más anciano necesita una dieta esencial que le ayude a mantener su organismo saludable.

¿Cuál es la cantidad adecuada diaria de alimento?

Desde cachorro es conveniente distribuir las comidas en varias ocasiones al día, cada dos o tres horas. Por la noche podemos prolongar la toma hasta la mañana.

Más adelante iremos reduciendo los tiempos y ampliando cada porción de comida. A partir de los 6 meses de edad puede disminuir a tres comidas diarias y entorno al año de edad comerá una vez en la mañana y otra en la noche.

Dentro de los alimentos que puede ingerir el Dóberman en su etapa adulta están los siguientes:

  • El pienso seco de alta calidad especialmente indicado para perros. (Existen marcas específicas adecuadas a las necesidades de cada raza).
  • El arroz integral es una buena fuente de carbohidratos.
  • Las latas de pienso húmedo.
  • El Pollo o el cordero cocido (ambos deshuesados).
  • Los huesos crudos.
  • Las frutas y verduras, ya que son una alta fuente de fibra natural.

(Cuando compres pienso seco compruebe que se encuentre libre de conservantes artificiales del tipo BHA y BHT, ya que son perjudiciales y producen problemas renales).

Pienso especial para razas de perro Dóberman

¿Qué debes evitar dentro de su alimentación?

  • Los huesos cocidos o de pollo, ya que pueden astillarse provocar problemas graves.
  • La carne de vaca puesto que este tipo de comida no es digerible para su organismo y posee mucha proteína, que al paso del tiempo puede resultarle perjudicial.
  • Los piensos abundantes en cereales y conservantes artificiales (estos últimos pueden causarle problemas renales).
  • Los complementos vitamínicos, a no ser que estén indicados por un especialista veterinario.
  • Los condimentos en las comidas.
  • El consumo de ajo, cebolla y aguacate.

El ajo y la cebolla son alimentos altamente tóxicos que dañan los glóbulos rojos y provocan anemia.

El aguacate, en su caso, contiene una sustancia tóxica que puede desencadenar una reacción alérgica en tu perro.

  • Evita darle frutas como las uvas o pasas, puesto que pueden provocar fallo renal y diarrea.
  • Nunca le ofrezcas chocolate o golosinas con edulcorantes artificiales. Tienen componentes similares a la cafeína y no metabolizan este tipo de sustancias.

Cómo alimentar un Dóberman con la dieta ACBA

Si tienes tiempo de cocinar y prepara diariamente su menú, puedes ofrecer a tu mascota una dieta cruda o también llamada ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada). Se trata de ofrecerle carne cruda en un porcentaje aproximado del 35% como alimento proteínico y un 30% más de grasa. Además de verduras frescas, como la remolacha, la calabaza, las zanahorias, el brócoli, las espinacas y las manzanas.

Dieta saludable para Déberman - Carne Cocida

Los beneficios de este tipo de alimentación son muchos, ya que se encuentra libre de conservantes y cereales. La energía incrementa y se reduce la posibilidad de desarrollar problemas en sus articulaciones, absorbe más nutrientes y las digestiones son menos pesadas. Además de que recibe un mayor aporte de hidratación a través de su ingesta, los dientes estarán más sanos y limpios, y se reducirá el mal aliento.

Las desventajas de cocinar directamente los alimentos tú mismo es que hay que tener en cuenta algunas contemplaciones, además del tiempo, como asegurarse de adquirir comida de buena calidad para evitar ciertos tipos de bacterias y parásitos, debes encontrar sitios especializados. Una buena opción es congelar la carne antes de su consumo. Es muy importante llevar un control sobre las proporciones adecuadas que ingerirá diariamente, ya que de otra forma podría sufrir carencias en vitaminas y nutrientes.

“Si te decides por cocinar su menú te puede ser útil consultar el artículo sobre Como hacer verduras al vapor”.

  • Enfermedades que puede desarrollar esta raza y cómo afecta a su dieta:

Entre algunas de las afecciones que puede sufrir esta raza se encuentra la dilatación de estómago, que se produce por inflamación de gases en el abdomen y su incapacidad de expulsarlos. Debes evitar alimentos que favorezcan su desarrollo y trata de que no realice ejercicio antes o después de cada ingesta.

Otro de los inconvenientes en los que se puede encontrar un Dóberman es el síndrome de Wobbler en edad avanzada, lo que puede provocar caídas por perdida de equilibrio entre otras alteraciones. La forma de prevenir esta afección es el mantenimiento de un peso óptimo en cada etapa de su desarrollo, evita que tu mascota alcance grande niveles de peso y desarrolle obesidad.

La dieta depende del peso y las características de cada animal, así como de las alergias que pueda desarrollar y otros factores. Consulta a tu veterinario acerca de la que sea más adecuada para tu mascota.

  • Consejos de alimentación:

  1. En algunas ocasiones tu mascota no tolera de forma adecuada algunas marcas de pienso específicas por su composición, con lo que a veces puedes encontrarte con diarreas o vómitos. O quizás la introducción al primer alimento provoque los mismos síntomas. Con los que este proceso se debe realizar paulatinamente y siempre que cambies su dieta. Debes ir mezclando gradualmente el nuevo alimento con el actual e ir aumentando poco a poco la ración.
  2. El recipiente o comedero donde debemos colocar su agua o comida debe ser resistente y fácil de limpiar. Los de acero inoxidable son los más recomendados. El tamaño dependerá de su edad y complexión. Hay comederos específicos para la raza Dóberman, ya que su hocico es más prominente que el de otras razas. Coloca su comida en un sitio inaccesible para insectos y libre de grava o tierra que pueda insertarse dentro.
  3. Durante la etapa de cachorro el tiempo que le debes dejar a disposición la comida, en las horas indicadas, será de aproximadamente quince minutos. Ya que si excede este tiempo se acostumbrará a disponer del alimento en cualquier momento y no se familiarizará con los hábitos. En la época más adulta, el tiempo no excederá de una hora. Cuidando su rutina le ayudarás a tener una buena regulación digestiva y contribuirá a establecer otros tipos de hábitos.
  4. Siempre debes dejar a mano un recipiente con agua limpia y fresca. De esta forma evitarás golpes de calor en épocas de alta temperaturas y otros problemas que se pueden desencadenar en su organismo.
  5. Si deseas premiar a tu Dóberman utiliza esta técnica como parte de su proceso de educación y no como una costumbre. Intenta ofrecerle recompensas especialmente diseñadas para perros. No caigas en la costumbre de ofrecerle galletas o aperitivos para humanos con alto contenido en grasas saturadas y otros aditivos como las patatas fritas, etc. Las zanahorias son un excelente premio y le ayudará a mantener una buena higiene dental.

Las zanahorias son un alimento óptimo para los Dóberman

 

Si quieres leer más artículos relacionados con el cuidado de tu mascota, entra en nuestra categoría de “Animales” y descubre más información acerca del mundo de los “Perros”.

 

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.