Es una preocupación muy extendida entre los dueños de los perros la alimentación que nuestros compañeros necesitan para crecer sanos. La comida, no en vano, es un tema muy importante. Ya que de ello depende que tengan más o menos esperanza de vida. Y también la calidad de esos años vividos. Una dieta equilibrada con los nutrientes necesarios hará que nuestra mascota tenga una musculatura desarrollada y una vitalidad adecuada para su edad. En este artículo hablaremos de cómo alimentar un galgo. Esta raza, por su forma de ser y su forma de vivir, necesita una alimentación concreta que le ayude en su día a día. No es muy diferente de las demás razas, pero sí que cambia en algunos matices debido a su particular organismo. Con la información adecuada y unas medidas a tomar, sabremos cómo cuidar un perro. Una buena alimentación les otorgará una excelente calidad de vida.

En este artículo te explicamos cómo es un Galgo y seguro que te interesará.

Dependiendo si está en la fase cachorro, adulto o senior, deberemos alimentar un galgo de diferentes formas. En función de lo que el cuerpo necesite. Por ejemplo, en la fase cachorro, él necesitará una completa y abundante alimentación para su perfecto desarrollo. Es necesario saber cómo alimentar un cachorro de perro. En las otras fases, únicamente necesitará comida para la energía que gaste en un día, con el objetivo de mantener el cuerpo nutrido y ágil. A la hora de alimentar un galgo, como con cualquier otra raza, hay que prestar atención, en cualquier edad del perro, a las cantidades que le vamos a dar. Puede que también nos gusten otras razas. Si es así, seguro nos interesará saber cómo cuidar perros Dálmata.

recipientes para alimentar un galgo

Alimentar un galgo

Las calorías para alimentar un galgo deben ser las suficientes para que les proporcione energía. Esta energía la necesita para hacer ejercicios, mantener su organismo activo, así como la temperatura corporal. Es importante darle la cantidad adecuada de calorías. Si le damos más de las que necesita en un día, engordará, ya que esa energía sobrante la almacenará y tendrá más grasa en el cuerpo. Si, por el contrario, no le damos las calorías suficientes, bajará de peso, estará más débil y empeorará su salud también.
La cantidad adecuada para nuestro compañero dependerá de su actividad física y de su metabolismo. No hay una cantidad exacta para todos los galgos, aunque si unas determinadas raciones sobre las que orientarnos.

Para alimentar un galgo de la forma correcta, debemos de tener información sobre la raza y su aparato digestivo. El galgo tiene un tubo digestivo de poco recorrido y estrecho. Esto quiere decir que la comida pasa rápido por esta zona, ya que suele tardar entre un día y 36 horas. Hemos de saber que su intestino tampoco es muy largo, aun así, es muy eficaz. La importancia de una dieta equilibrada para los galgos es máxima. De ello depende mantener su fuerza, velocidad, salud y seguir fuertes.

Carne

La carne le aporta a nuestro galgo el 50% de lo que realmente necesitan. La energía vital para nuestro galgo se suministra a través de grasas saludables y proteínas. Estas se encargan de los tejidos musculosos, de la sangre y el sistema óseo. Las proteínas deben ser de calidad y es aconsejable que las obtengan de la carne o los huevos. Dichas proteínas son más fáciles para hacer la digestión de las vegetales. Este tipo de alimentos debe ser, más o menos, entre el 15 y 20% de su alimentación.

El agua

Al margen de que la comida es muy importante, a veces se comete el error de centrarse únicamente en ella. No debemos olvidar el agua, que tiene más importancia todavía que los alimentos. Si nuestro perro está deshidratado puede tener fatales consecuencias para su cuerpo, ya que los órganos empiezan a fallar. Dependiendo del grado de deshidratación, en el peor de los casos puede significar la muerte.

Al lado del cazo para la comida, siempre debemos tener uno de agua y rellenarlo varias veces. Los perros saben cuánta agua necesitan porque se lo pide su cuerpo. Por lo que hemos de estar atentos a si tiene su cazo vacío o si el agua ya no está fresca. Si vamos a pasear y no hay fuentes en la zona, deberemos llevar agua para poder suministrarles. Más aún en días de mucho calor.

Un error que a veces cometemos es darle leche en lugar de agua. Por mucho que le guste la leche, esta no suple las necesidades de hidratación de nuestro perro. En una dieta sana y equilibrada debemos evitar añadir leche, ya que puede provocar diarrea.
También es importante tener en cuenta la manera y las cantidades de darle agua al terminar el ejercicio. No debe beber ni mucha agua, ni muy fría. Aunque tenga mucha sed, hemos de racionar el agua en cantidades de 50 o 100 mililitros, para que no le siente mal.

Instrucciones para alimentar un Galgo

Los alimentos que necesita un galgo pueden variar en función de objetivos o del ejemplar en sí. Por eso, antes de entrar a qué tipo de comida le daremos, hemos de saber que serán de fácil digestión. Este tipo de alimentos harán que se encuentre mucho mejor. Dichos alimentos para alimentar un galgo deben de tener las siguientes características:

  1. Alta calidad. Como acabamos de señalar, han de poder digerirse con facilidad. Una digestión pesada no beneficiará al galgo en ningún sentido.
  2. Conservación del alimento. La comida para nuestra mascota no ha debido estar expuesta a temperaturas extremas, sino guardada a temperatura adecuada para su conservación. Si el alimento no cumple con esta condición, perderá vitaminas y, por lo tanto, su efecto.
  3. Asequibles para cualquier bolsillo y en una tienda cercana o de fácil acceso.
  4. Agua. El agua es importante en la dieta, ya que lo mantiene perfectamente hidratado.

¿Que necesitas para alimentar un Galgo?

Si nuestro galgo es de competición o queremos prepararle a base de entrenamiento, debemos consultar con un especialista. Dependiendo del objetivo, la dieta puede cambiar, como también sus necesidades. A parte de buscar información por nuestra cuenta, lo cual siempre es positivo, no debemos hacer nada sin la opinión de un especialista. Es la persona que mejor sabrá aconsejarnos y pensar una dieta equilibrada, sana y eficaz que nos permita conseguir el objetivo.

  • Competición. Hay muchos dueños de algunas exóticas razas que les exprimen demasiado. Esto no es nada bueno y es denunciable. Una cosa es competir con un perro, respetando sus necesidades básicas y su descanso. Pero hay muchas otras personas que ven a los galgos, en este caso, como máquinas de hacer dinero. Hay muchas opiniones acerca de las competiciones de animales y si son beneficiosas o no.
  • Al margen de entrar en este debate, nunca debemos poner en una situación de estrés a nuestro animal. Esto no le hará ningún beneficio. Ni tampoco debemos enfadarnos con él por el resultado de una carrera. Ya que eso dirá mucho de nuestra persona y de la relación que tenemos con nuestro galgo.
  • La alimentación debe de ser la adecuada. Mucha gente puede pensar que mantener a un galgo es algo costoso, entre vacunas y alimentación. Antes de comprar o adoptar uno, debemos pensar si podemos mantenerlos, de la misma manera que pensamos lo mismo antes de tener un hijo. En el caso de saber que no podremos con los gastos que esto conlleva, debemos evitar hacerlo. Un perro, en general, necesita unos cuidados y alimentación mínima.
  • No podemos escatimar en este aspecto, ya que redundará directamente en su salud. Tener a un animal mal alimentado o en malas condiciones de habitabilidad también es denunciable e ilegal.

cuidar y alimentar un galgo

Consejos para alimentar un Galgo

Es importante siempre estar atentos a la comida que le damos a nuestro galgo. Es clave en su desarrollo y salud. Por eso, la comida que tengamos en casa, hay que guardarla en un sitio al que nuestra mascota no pueda acceder. Una medida preventiva también es pesarle cada cierto tiempo, de esta forma llevaremos un control.

Si tenemos cualquier tipo de preocupación o duda respecto a su cuidado o desarrollo, no tengamos reparo en preguntar a nuestro veterinario. Un consejo profesional nunca está de más. Y, de paso, una revisión rutinaria periódica para comprobar que todo sigue en orden.

También tenemos la opción de ir a una tienda especializada de mascotas y preguntar sobre los tipos de pienso. En estos locales nos sabrán orientar en función de las necesidades de nuestra mascota, de su actividad y su organismo. Hay piensos que son muy completos que les aportarán todo lo necesario para un desarrollo completo y sano. Si estamos buscando algún complemente a una dieta ya elaborada, en estas tiendas podremos encontrar dichos productos.

Huesos y juguetes. A parte de la alimentación, en las tiendas de mascotas, podremos encontrar muchos productos beneficiosos para los perros. Hay huesos que, mientras los mastican, liberan vitaminas y sustancias beneficiosas para su dentadura. Con estos productos tendrá unos dientes sanos y fuertes. También tenemos a nuestra disposición juguetes, ya que a todos los perros les gusta divertirse. En esta sección de la tienda encontrarás muchas variedades de juguetes con diferente función en beneficio de nuestra mascota.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.