Cómo alimentar un Labrador

¿Has considerado la posibilidad de introducir un labrador en tu familia? ¿Ya sabes cuáles son todas las necesidades que tienes que cubrir para poder cuidarlo y cómo alimentar un labrador? Aunque no lo creas, las acciones que hacemos en cuanto a lo que se refiere a la forma en la que cuidamos a nuestro perro quedarán marcadas por el resto de su vida.

Cuando decidimos adoptar a un perro por un lado deberíamos sentirnos orgullosos de saber que le estamos proporcionando un hogar a una alma acogiendo la como parte de nuestra familia, pero a veces la buena voluntad no es suficiente para que nosotros seamos buenos amos o protectores.

Este artículo done te explicamos cómo cuidar perros Labrador Retriever también te gustará. 

Muchas personas optan por introducir un labrador a la familia debido a que estos perros se pueden educar con facilidad y conviven bien con otros animales. Son animales sumamente protectores, amorosos y talentosos. Los labradores son los perros más apreciados en Estados Unidos, debido especialmente a que son muy amorosos, inteligentes y muy comprensivos.

Sin embargo, dejarnos llevar por la belleza de un animal para quererlo como mascota no siempre es una buena idea. No estamos aquí para juzgar si eres del tipo de personas que sólo quiere una mascota por su tipo de pedigrí o de raza. Pero queremos aclarar que cada tipo de perro es diferente, incluso entre raza y raza y a veces centro de las variantes de la misma, los cuidados que le debemos dar serán muy distintos, y esto abarca también en el ámbito de la alimentación.

Está demás decir que incluso la alimentación de un cachorrito es muy diferente a la de un joven o un adulto de la misma especie. Así también varía mucho la alimentación de un perro sano, a la alimentación que le daríamos especialmente a un animal enfermo y al tipo de alimentación que debe recibir dependiendo de su enfermedad.

La manera en la que alimentamos a nuestro perro definirá muchas características de éste mismo, desde la calidad de su pelaje, el brillo de sus ojos, hasta la salud de sus encías y dientes, pasando por otras cosas muy serias como lo son su actividad física, salud renal, salud digestiva, salud hepática y calidad de vida en general. Por eso es que debemos darle especial atención a lo que le damos de comer a nuestras mascotas sin importar la raza o la especie.

Un perro que recibe una alimentación deficiente que no cubre todas sus necesidades, posiblemente tendrá un periodo de vida inferior al de un perro que tiene una alimentación de calidad que se adapta a sus necesidades. Como hemos mencionado anteriormente, cada perro es diferente y los labradores no son la excepción. Desde el tipo de alimentos que le tenemos que dar al perro, hasta la cantidad y las veces al día en las que se lo vamos a proporcionar, estarán determinadas por diversos factores que debemos tomar en consideración para poder darle la mejor calidad de vida posible a nuestra mascota.

Por eso es que aquí queremos decirte detalladamente cómo alimentar un labrador y cuáles son los errores más comunes en cuidadores respecto a su alimentación. Así sabrás qué tipo de alimentos evitar, cada cuando dárselos y cómo es la mejor forma de alimentarlo. No esperes más y lee con atención lo que está descrito a continuación. ¡No te vas a arrepentir!

¿Que necesitas para alimentar un Labrador?

  • Pienso para perro labrador o comida casera cruda
  • Ser constante y cuidadoso

Instrucciones para alimentar un Labrador

  1. Los labradores son perros que tienen cierta propensión a la obesidad, esto se debe a varios factores; para empezar, está claro que por naturaleza tienden a generar más grasa que músculo que otras especies comparativas de tamaño como lo es el golden retriever. Esto en parte es positivo porque le ayuda a resistir los cambios climáticos así como también a poder nadar con mayor facilidad.
  2. Sin embargo, son perros que requieren de mucha actividad física y cuando no existe un balance entre la actividad física que realiza nuestro perro y el tipo de alimento que le estamos proporcionando, esto puede afectar su peso ya sea haciendo que nuestro perro padezca de infrapeso o de sobrepeso, que es lo más común cuando no le estamos proporcionando la alimentación adecuada a nuestra mascota.
  3. Estos perros requieren de un importe calórico inferior al de otras razas por los motivos anteriores. Aportarle un exceso de energía a nuestro labrador, no hará que nuestro perro sea más fuerte ni tampoco le ayudará estar en forma, sólo lograremos hacer que nuestro perro acumule más grasa de lo necesario y eso puede terminar afectando su salud a largo plazo. El exceso de grasa en un perro incluso puede terminar en problemas hepáticos y desgaste de las articulaciones.
  4. Tener una alimentación correcta le puede ayudar a prevenir el desgaste prematuro de sus articulaciones, ya que estos animales son sumamente activos y no se miden a la hora de jugar o estar en acción y esto puede generar que se fatiguen sus extremidades. Esto ocurre especialmente porque cuando estos perros se someten a un ejercicio prolongado, existe un mayor riesgo de generarse lesiones por los radicales libres y el estrés oxidativo.
  5. La osteoartritis y la displacía de cadera son algunos de los problemas más comunes de este tipo y se pueden fomentar si la alimentación que se le proporciona al animal no es la adecuada. La visión del perro también se puede afectar si no se tiene la alimentación correcta. Estos perros cuentan con una excelente vista y olfato, mucho más agudos que los humanos y para protegerlos es necesario una buena alimentación.
  6. De hecho, por naturaleza el labrador produce un aceite natural que le sirve como impermeable para proteger su cabello del agua y su cuerpo de las bajas temperaturas. Todo esto gracias a las secreciones de sus glándulas sebáceas. Si no alimentamos bien a nuestro labrador, no podremos cubrir bien las necesidades que tiene y esto terminará por afectar su pelaje, ya que éste requiere de una buena nutrición.
  7. Como podrás ver, estos animales son especialmente susceptibles si no reciben la alimentación adecuada. Para nuestra suerte existen en el mercado varias marcas de calidad que te pueden servir para proporcionarle el mejor pienso a tu perro. Incluso existen croquetas para perro hechas especialmente para labradores.
  8. Pero si consideras que estas marcas son demasiado caras o inaccesibles por algún motivo. Siempre le puedes preguntar a tu veterinario de confianza, con qué alimentos puedes suplir el pienso y darle una alimentación casera. Lo recomendable para estos animales es consumir el mayor porcentaje de su comida de carne y pollo, especialmente crudo ya que así asimilan mejor los nutrientes que estos alimentos tienen para darle. Pero no hay que hacernos a la idea de que los perros no necesitan alimentos de origen vegetal, de hecho, son indispensables en su dieta, en especial de los labradores. Consumir un 2% de cereales integrales le aportará fibra y energía a tu animalito, de manera que tendrá una alimentación más completa.
  9. Incluso estos animales necesitan de frutas bajas en azúcar y verduras. Una o dos veces por semana no estaría mal que le des una verdura, siempre que no sean patatas, mandioca o cualquiera de estos que pueden fomentar el peso en tu perro. Las verduras le ayudarán a digerir mejor. Esto es especialmente bueno si tu perro ya es adulto.
  10. Pero ten en cuenta una cosa respecto a la edad. El tipo de pienso que le vas a dar a tu animal dependerá de su peso, edad y actividad física. Por ejemplo, en los perros más viejos que ya son un poco sedentarios, se necesita un alimento que cubra sus necesidades pero que no aporte más de las calorías necesarias porque podríamos fomentar el aumento excesivo de peso.
  11. Lo ideal en realidad, es buscar el pienso determinado para cada edad. No le des croquetas de adulto a un perro pequeño, porque podrías estresar su estómago y esto puede hacer que se enferme. Dale uno que sea especial para perros pequeños. En jóvenes igual, dale un pienso que sea para su edad y para adultos también.
  12. Lo que puedes hacer para saber cuánto alimento le debes dar es realizar una ecuación matemática que te sirva de referencia. Esto lo debemos hacer así: multiplica el peso en kilogramos de tu perro × 1000, así obtendrás los gramos de peso de tu perro. Luego esta medida divídela entre 2% si tu perro es de actividad física media o baja y en 3% si tu perro tiene actividad física constante. Así saldrá el resultado de la cantidad de alimento en gramos que le debes dar a tu perro.
  13. Para simplificarlo te daré el siguiente ejemplo ficticio y luego tú lo puedes adaptar al peso real de tu perro. Supongamos que tengo un perro de 20 kilos, la ecuación sería así: 20 × 1000 = 20,000 (o sea 20,000 gramos pesa mi perro). 20,000 ÷ 2% = 1,000. Esto quiere decir que debo darle 1 kilo de croquetas al día a mi perro.
  14. Pero esto no es todo o que tenemos que saber. La cantidad de veces al día en la que le vamos a dar de comer a nuestro perro también será muy importante. Los cachorros deben comer hasta cinco veces al día con intervalos de 3 a 4 horas, hasta alcanzar los 3 meses. Cuando cumplen de 3 a 6 meses, podemos disminuir la cantidad de comidas al día a cuatro, también con intervalos de 3 a 4 horas. Cuando cumplen de 6 a 12 meses, las comidas se deben limitar a tres cada 5 o 4 horas. No podemos darle todo el tiempo porque podríamos empacharlo y arriesgarlo a tener cólicos, así como también a padecer sobrepeso.
  15. En cuanto nuestro perro ya ha alcanzado el año de edad, ya podemos darle de comer con menos frecuencia. Los perros de edad adulta pueden comer dos veces al día hasta llegar a ser mayores y a menos que haya algún problema de salud que afecte su alimentación, en general pueden seguir comiendo así. Pero recuerda una cosa. La ecuación que hicimos dictamina la cantidad de comida que tu perro debe recibir en el día, no es la porción de cada comida, así que tienes que dividir esa comida en las porciones del día completo.

Consejos para alimentar un Labrador

  • Recuerda también que tu perro siempre debe tener agua limpia y fresca todo el tiempo a su alcance. Los perros, sobre todo los de tipo labrador, por ser tan activos, son muy propensos a la deshidratación, por eso es que tienen que tener agua siempre disponible.
  • Puedes utilizar un horario o alarmas para guiarte y saber cada cuando le tienes que dar a tu perro o perros, así será más fácil y no se te olvidará darle ninguna comida.
  • Recuerda jugar siempre con él para que se mantenga activo y feliz así como para controlar su peso.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.