La cría de caracoles es una actividad más fácil de lo que se piensa, pero por supuesto existen varios requisitos que hay que cumplir para que estos caracoles sobrevivan y se reproduzcan.

Los caracoles han aparecido a lo largo de la historia, no solo como alimento sino también por su presencia en religiones, en medicina, en el arte e incluso según la importancia y los usos que le han dado las diversas culturas del mundo.

Hoy en día la cría de caracoles se ha convertido en una práctica extendida, y ya no sólo para uso comestible en el hogar, sino también la cría con fines comerciales. De este modo se ha podido crear una entrada de dinero en casa de forma extra y sin necesidad de invertir demasiado dinero ni trabajando en exceso.

La cría de caracoles también recibe el nombre de helicultura, y es reconocida como una actividad zootécnica a nivel internacional.

Si estás interesado en cómo criar caracoles y ganarte un dinerillo extra o criarlos para consumo familiar entonces estos consejos te ayudarán en tu tarea.

Elegir los caracoles comestibles

No todos los caracoles son comestibles, pero sí que existe una gran variedad de ellos perfectos para el consumo humano y también para la cría. Estos son: el hélix aperta, hélix aspersa, hélix lucorum y el cryptomaphalus aspersa.
Cómo criar caracoles

Sistemas de cría de caracoles

Existen varios métodos de cría de caracoles, por lo que puedes elegir el que mejor te convenga, mejor se adapte a tus necesidades y por supuesto que se pueda realizar en el espacio que tengas disponible.

Sistema Intensivo: Como su propio nombre indica, con este método se pretende una cría intensiva de caracoles para producir caracoles prácticamente durante cada mes durante todo el año. No obstante, a pesar de pensarse que es el más productivo, lo cierto es que necesita de más cuidados y de mayor inversión. Además hasta ahora ha habido muchos problemas y dificultades, sobre todo en la etapa de engorde del caracol.

Sistema de Ciclo Biológico Completo: Este sistema es el de cría natural de caracoles, pues simplemente se les deja en el exterior y que realicen su ciclo de vida. Si quieres criar caracoles con propósitos comerciales este método es el menos productivo, pues este sistema tarda alrededor de 18 meses en recoger la cosecha de caracoles.

Sistema mixto: Este método es el considerado más productivo y rentable económicamente hablando, además de ser más fiable que los anteriores. Con este método se altera las épocas de reproducción del caracol. En principio la reproducción se conseguiría en invierno y la primavera, el verano y principios del otoño se convertirán en los meses de engorde. Para utilizar este sistema es preciso contar con la infraestructura adecuada y garantizar las óptimas condiciones para que la alteración del ciclo de vida del caracol sea fructífera.

Cuál es la temperatura necesaria para criar caracoles

Para que el caracol se encuentre confortable durante su ciclo de vida activo la temperatura idónea debe situarse entre los 15 y los 22ºC. Esta temperatura será mucho menor, de alrededor unos 7ºC durante su ciclo de hibernación. Recuerda que el caracol tan sólo crece y se reproduce mientras esté activo y no esté hibernando, por lo si vas a criar caracoles debes mantener la temperatura adecuada para alargar el ciclo de vida activo del caracol.

Qué necesitas para criar caracoles en casa

Para criar a tus caracoles en cautiverio necesitarás un acuario con una tapa de rejilla estrecha, para que los caracoles no se escapen, tierra de jardín y algunas rocas compuestas de carbonato cálcico de donde obtendrán el calcio. También podéis hacer vuestro propio criadero con algunas maderas y malla tupida.

Obviamente vais a necesitar algunos caracoles, simplemente podéis ir a algún campo, sobre todo si ha llovido o ha hecho mucha humedad y coger unos cuantos.

También podéis introducir alguna piedra, sobre todo si tiene agujeros, o algún ladrillo para tengan algún refugio.
Cómo criar caracoles

La alimentación de los caracoles

La alimentación de los caracoles puede ser muy variada, desde sólo alimentarse con hierbas, plantas y vegetales a proporcionarles una alimentación más equilibrada, lo que es más recomendado, puesto que con las vitaminas y las proteínas su crecimiento será óptimo. También hay alimentos para caracoles que se venden en algunos lugares como tiendas de mascotas. Pero has de tener en cuenta que no todos estos productos cuentan con un aporte de nutrientes equilibrado. También puedes darle los restos y desperdicios de vegetales de casa.

Algunos datos de interés

  • Los caracoles son hermafroditas, pero necesitan de una pareja para reproducirse.
  • Francia es el mayor consumidor de caracoles.
  • Los caracoles tienen un gran aporte de nutrientes (magnesio, sodio, calcio y potasio) y bajo nivel de calorías además son muy bajos en grasas y su aporte de proteínas es igual que el de las carnes rojas.

Cómo criar caracoles

Como ves criar caracoles es sencillo pues no precisan de demasiada atención, tan sólo contar con un ambiente y espacio adecuado y ser alimentados equilibradamente para obtener buenos resultados.

¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 93,33% le ha gustado.