Antes de que pienses que estás ante una tarea de locos, déjame decirte que eres muy afortunado al haber escogido esta raza de perro. Ya veremos más adelante por qué…

Y aunque muchos de tus amigos te hayan alertado sobre la “misión suicida” que te espera, ¡no te preocupes! Es cierto que el dogo argentino es un can de fuerza física y personalidad enérgica, pero en un final: muy cariñoso. Te aseguro que cuando lo domines, contarás con un amigo incondicional y protector. Con uno de estos ya no tendrás que pagar las clases de karate. Además, no creas que solo es una máquina de defensa; es todo un amor.

dogo-argentino

¿Cómo es el dogo argentino? – Físico y carácter

Este perro goza de una apariencia que, junto a su forma de proyectarse da lugar a toda una demostración de vigor. Camina derrochando seguridad y elegancia. Tiene un semblante y postura que le atribuye respeto por parte de los demás.

Físico

  1. Su pelaje es siempre blanco, muy corto. Algunos presentan los llamados lunares o manchas sobre la piel.
  2. Se destaca por su buen tamaño y cuerpo provisto de músculos naturales.
  3. Su peso puede llegar hasta los 50 kg, incluso un poco más.
  4. Llegan a medir 70 cm.
  5. Sus orejas son originalmente grandes y caídas, pero por lo general son modificadas (operadas) a pequeñas y triangulares.
  6. Las hembras suelen pesar menos que los machos y también son un poco más pequeñas.

Carácter

  1. Es activo y lleno de energía.
  2. Sin la enseñanza adecuada puede evadir tus mandatos y actuar desenfrenado.
  3. Necesita el ejercicio.
  4. Requiere de espacio, preferentemente al aire libre.
  5. Al mezclarse con otros perros, tiene cierta tendencia a competir y probar dominio. Sin embargo, el instinto hacia los niños es amistoso y afectivo.
  6. Son valientes, no temen enfrentarse a amenazas que doblen su tamaño.
  7. Son veloces corredores.
  8. Cuando eres de su confianza, te aman y protegen sin condición.

dogo-argentino

Instrucciones para cuidar de un dogo argentino

  1. Atiende constantemente sus ojos. Como podrás darte cuenta, no existe nada de pelaje alrededor de sus ojos. Esto puede llevar a que algunas bacterias, polvo, minúsculos cuerpos extraños ingresen con más facilidad a la parte interna de sus ojos. Siempre cuida de ellos, en especial cuando lo lleves de paseo; tanto en el campo, como en zonas urbanas.
  2. Ten cuidado con sus orejas y el agua. Este consejo va dirigido para quienes posean un dogo argentino cuyas orejas han sido operadas. Al estar levantadas y puntiagudas son más vulnerables a la entrada de agua. Esto puede causar severas infecciones y molestias para tu can. Ten esto en cuenta para sus baños o cualquier contacto con el agua al aire libre.
  3. Revisa sus dientes. Esta raza de perro posee una mandíbula extremadamente fuerte, siendo su mordida una de las más peligrosas. Sus dientes están bien plantados, son resistentes, a prueba de materiales duros. Por tanto, te estarás preguntando por qué hay que tener cuidado con esta parte. Si alguna vez notas que le sangran las encías, visita inmediatamente a tu veterinario. No es normal que una mandíbula tan resistente muestre algún problema, por lo que, si sucede, no debe venir de causas sin importancia.
  4. Corta sus uñas. Así le facilitarás su desplazamiento. También evitarás desgarros en las cutículas. Aunque parezca increíble, la acción de cortarle las uñas a tu perro mejora su calidad de vida. Se siente más cómodo al caminar y corre con mayor seguridad.
  5. No lo pongas a tirar de peso. No sé si de casualidad has pensado en esta cruel técnica que muchos usan para mejorar el físico de los canes fuertes; pero de antemano te digo que no lo hagas. No solo haces sufrir a tu mascota, sino que podrías causarle terribles daños a su salud, provocándole displasia de cadera. Esta es más recurrente en perros de buen tamaño como el dogo argentino. Por tu parte, evítaselo.
  6. Revisa el funcionamiento de sus oídos. Este perro puede padecer sordera debido a su color. Sí, como lo acabas de leer. Para ser exactos, es en sí un tema de origen genético. La sordera se aprecia en el 20% de las razas blancas; si lo comparamos con el 1% que pertenece a la apreciación en perros de color, es una gran diferencia. Así que hay que chequear este asunto cuando son cachorros; en las primeras semanas de vida, que es cuando el canal auditivo se encuentra cerrado, para posteriormente comenzar a desarrollarse.
  7. Evítale el Sol por largos períodos. Tal como las personas que tienen bajas concentraciones de melanina, estos canes tienen mayor propensión al cáncer, quemaduras por el sol y en casos de menor gravedad: enrojecimiento.
  8. Como en cualquier raza, realiza visitas al veterinario, ponte al día con sus vacunas.

Nota: Tienes suerte de tener un can que prácticamente no requiere cuidados del pelaje, pero eso no quiere decir que nunca tendrás que atender este asunto. Cepíllalo cada semana para retirar todos los pelos sueltos o cualquier ácaro.

dogo-argentino

Igualmente te recuerdo que es una fortuna el hecho de poseer un perro fuerte de físico, pero no deja de ser un animal que merece tus cuidados y chequeos. Trátalo bien.

Instrucciones para entrenarlos y sacar su máximo provecho

  1. Dale ejercicio. Haz que gaste esa energía que lo caracteriza. Es una buena manera también de hacerlo feliz.
  2. Provéele buen espacio. Ciertamente por su personalidad lo necesita. La actividad los identifica, y en un pequeño apartamento no podrán disfrutar tanto como lo harían en un espacio más amplio. Sin embargo, si solo cuentas con un patio de espacio medio, ya bastaría.

Supongamos que tu situación es la de un apartamento reducido, no pierdas la esperanza, puedes conservarlo. Solo que, tendrás que duplicar los paseos y la actividad física para que no lo estreses y le evites estados de ansiedad. Tenerlo armonioso es el comienzo de un buen adiestramiento.

  1. Relaciónalo con personas y animales. Desde los inicios de su etapa de cachorro, haz que se vincule con otros perros (ya sean de su propia raza o no). Propíciale el trato con familiares, amigos o simplemente algún desconocido. Esto hará que vaya socializando y conociendo la disciplina con personas ajenas a su círculo.
  2. Crea un vínculo basado en el respeto. Cuando te dirijas a él, apenas sea un cachorro utiliza el respeto; nunca la violencia. Es clave para posteriores entrenamientos. De esta manera vas dirigiendo la relación hacia el sentido positivo.
  3. Sé constante en los entrenamientos. Una vez empieces, continúa con las clases, no interrumpas. Y trata de hacer las sesiones con días marcados. También es bueno que las realices a las mismas horas, así propicias la costumbre y la estabilidad. Te recomiendo los horarios que inician la mañana: aprovechas más su energía y lo proteges de Sol fuerte.
  4. Tipo de enseñanza. Existen varios tipos de adiestramiento: de obediencia, deportivo, defensa, caza; y otros. Antes de decidirte en cuál quieres especializar a tu dogo, te recomiendo que empieces ante todo por los comandos de obediencia, que son los básicos, y te mostrarán la medida de cuánto está preparado tu can para seguir con órdenes de mayor envergadura.
  5. Mostrar carácter fuerte sin titubear. Lo requiere por su tendencia al dominio. Este perro no puede percibir ni por un segundo que él puede ser más fuerte que tu voz. Solo tú puedes ser la autoridad.
  6. Recompénsalo. En especial su atención, su moderación, su sumisión. Con esto estarás dando un claro mensaje de lo que estás pidiendo en los entrenamientos. Puedes usar comida para perros (galletitas). También se utiliza dar caricias como recompensa, pero te sugiero mejor la comida, pues este perro lo agradecerá mejor así, y marcarás con ello una sola forma de decir: lo has hecho bien.
  7. Aprende a fusionar el sentido autoritario y el afecto. Con todo lo que te he dicho, podrías estar confundiendo algo y por ello te aclaro lo siguiente. Cierto es, que el dogo argentino es un perro enérgico, a veces testarudo y dominante. Ponerle “carácter” en los entrenamientos está muy bien, es práctico para poder dirigirlo mejor; pero jamás olvides algo muy importante: darle amor. Incluso en adiestramientos para la defensa o caza. Haz que sea una sesión de respeto, no maltrato. Te aseguro que es la mejor forma se enseñarle.
  8. Trata de que las sesiones sean diarias, facilitando el hábito. Si no te resulta posible, que sean días alternos. Las sesiones deben ser cortas, puesto que el dogo argentino tiende a desesperarse con los mandatos repetitivos o acciones que no significan mucho para él.

Nota: Si ya es adulto y aún no está 100% amaestrado, tenlo vigilado y a tu lado en los lugares de tránsito de personas; no deja de ser un cazador.

dogo-argentino

Ahora que ya tienes todo, ¿qué estás esperando? Sal con tu dogo a un parque, al campo, o utiliza tu mismo patio si es grande. Toma una postura segura en tus entrenamientos, pero demuéstrale cada segundo que amas estar compartiendo esos momentos con él.

¿Te ha gustado?
83 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.