Por lo general, a todos nos gustan los bebés. Y la verdad es que son muy tiernos. Nos gusta cuando se ríen, cuando hacen pucheros, cuando comienzan a descubrir sus cuerpos, entre muchas otras cosas.

Cuando aprenden a hacer cosas nuevas nos emocionamos y hasta festejamos. Nos sorprende la capacidad de aprender que tiene el ser humano. Y, mientras más crece el bebé, más habilidades y destrezas, puede desarrollar.

Pero el ser humano no es el único que puede hacer esto. También lo pueden hacer los animales. De hecho, las crías, indiferentemente la especie, también son adorables.

¿Cuál es tu animal favorito? ¿Te gustaría tener alguna mascota? ¡De seguro que sí! A muchos les gusta criarlos desde que son pequeños. Esto lo podemos hacer, con mucha facilidad, en el caso de las mascotas más convencionales, los perros y los gatos.

¿Eres amante de los perros? Entonces tienes garantizado contar con muchos años con un amigo fiel.

Cómo cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

A muchas personas les preocupa el tema del espacio. Tener un perro de raza grande, implica contar con el espacio necesario para que él pueda desarrollarse correctamente y disfrutar del entorno. Pero, no te cohíbas de tener una mascota, simplemente porque vives en una casa pequeña o en un apartamento.

Hay razas de perros que son más pequeñas e igual de adorables. Una de ellas son los Bulldogs Inglés. ¿Conoces esa raza? Quizás no te parezca la más bonita, pero lo cierto es que tiene su encanto.

Ahora bien, cuidar una mascota no siempre es fácil, y menos aún si se quiere criar desde cachorro. Por diferentes razones muchos no logran sobrevivir. ¿Cómo cuidar un cachorro de Bulldog Inglés? A continuación, cómo puedes hacerlo y no morir en el intento. No es tan complicado como puede parecer.

Instrucciones para cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

Llevar a tu casa un cachorro, sea de la raza que sea, es un momento muy memorable y alegre para todos los miembros de la familia. Pero, en ocasiones, para el cachorro no es tan agradable como lo puede ser para ti.

Debe pasar por un proceso de adaptación, que no siempre es sencillo. Sin embargo, con mucho amor y paciencia se puede lograr. Para cuidar correctamente a un cachorro de Bulldog Inglés, lo primero que debes tener presente es su higiene o aseo.

Cómo cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

Una de las características más notorias y sobresalientes de esta raza son sus pliegues o arrugas. Esto los hace ver muy bonitos y graciosos. Sin embargo, es precisamente a esta característica a la que le debemos prestar mucha atención a la hora de asearlo.

Todos los días deberás revisar entre sus pliegues y limpiar con agua oxigenada, a fin de evitar infecciones. A demás, es en esas partes donde suele acumularse más la suciedad y ocultarse parásitos como las garrapatas. En última instancia, deberás desparasitar a tu cachorro con la guía y ayuda de un veterinario.

Otro foco al que debes darle atención son sus ojos, ya que suelen irritárseles con facilidad. Para retirarle las lagañas y suciedad que puede tener, usa una gasa humedecida con agua. Hazlo con mucha delicadeza y suavidad.

También es importante que revises sus oídos y patas como parte de la rutina de limpieza habitual.

Ahora bien, en cuanto a su pelaje, por ser corto, no es necesario que lo cepilles con tanta frecuencia. Bastará con que lo hagas una vez cada 5 días o una semana, para retirar el pelo que se le ha caído.

En cuanto a su alimentación, esta debe ser regular. Deberás alimentarlo 3 veces al día durante los 4 primeros meses de vida. Esto en el mismo horario todos los días. Cuando llegue a los 6 meses podrás alimentarlo solo 2 veces al día y, al pasar de los 12 meses, con una sola vez al día será suficiente.

Alimenta a tu cachorro con una dieta saludable y balanceada. Procura que su alimento sea a base de carne. También puede contener vegetales y cereales pero la principal fuente debe ser proteína.

No es secreto para nadie que el Bulldog tiende a ser obeso. Por esa razón es recomendable que vigiles su peso. No debe ingerir más de la cantidad de calorías prescritas. Por ello, debes evitar darle muchas golosinas.

Puede parecerte que necesitas demasiadas cosas para cuidar de un cachorro de Bulldog, pero no es así.

¿Que necesitas para cuidar un cachorro de Bulldog Inglés?

Ya anteriormente te adelantamos un poco sobre lo que puedes necesitar para el cuidado de un cachorro de Bulldog Inglés.

Por ejemplo, para su higiene, es necesario que tengas suficiente cantidad de gasas y agua oxigenada. Recuerda que esta la utilizaremos para limpiar entre los pliegues de nuestro cachorro.

Cómo cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

También es necesario tener un cepillo especial para cepillar su pelaje. Procura que este no tenga las cerdas muy duras, porque el pelaje del Bulldog Inglés es escaso. Pásalo solo con la finalidad de eliminar el pelo muerto. No lo hagas con brusquedad. Podrías lastimar la piel del cachorro.

Por otra parte, debido a las características particulares de su hocico, que es plano y achatado, deberás comprar un plato que no sea del todo llano pero tampoco muy hondo, con la finalidad de que pueda alimentarse cómodamente.

Debes prestar mucha atención a este aspecto en particular. Ya que de lo contrario, podría alimentarse mal y desarrollar enfermedades estomacales, producto de ello.

En cuanto a su alimentación, esta debe poseer un alto porcentaje proteico. Los Bulldogs Inglés, en ocasiones, pueden llegar a desarrollar una intolerancia por cierta clase de alimentos. Entre ellos, los que su principal componente es el cereal.

Para sacarlo a pasear, necesitarás tener un collar y una correa. Claro, como se trata de un cachorro, debes procurar que el collar sea ajustable, lo cual permitirá que lo use aún cuando se haga adulto. Además, te permitirá verificar constantemente si le hace daño o no.

En cuanto a la correa, esta debe ser liviana. Recuerda que estamos hablando de un cachorro. Si la cadena es muy pesada, lo más probables es que el cachorro emplee mucha fuerza para sostenerla y terminará agotándose. Recuerda que el sobre ejercicio podría ser perjudicial para él.

A fin de educarlo, deberás contar con golosinas. Pero estas deben ser bajas en calorías. Podrías comprarle croquetas de vegetales, o algún otro alimento que se le parezca. Así mantendrás controlado su peso. Si te descuidas, de un momento a otro, podría engordar más de la cuenta.

También necesitarás la guía y orientación de un experto. Es decir, de un médico veterinario. No solo para chequearlo de vez en cuando, sino también para colocarle sus respectivas vacunas y para monitorear, que la dieta que le suministramos sea la correcta.

Como has podido observar, lo que necesitarás es lo básico para el cuidado de cualquier cachorro. No hay nada extraordinario o difícil de conseguir. Están a tu alcance.

Consejos para cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

La fisionomía del Bulldog Inglés es bastante característica y, aunque en primera instancia, esta nos pueda parecer graciosa, muchas veces le juega en contra al animal.

Por ejemplo, el hecho de que su hocico sea achatado y hundido, puede ocasionarles problemas respiratorios. Razón por la cual es vital que mantengamos monitoreado a nuestro cachorro de Bulldog Inglés, al menos los primeros meses de vida.

Si observas que tiene alguna dificultad para respirar, por ejemplo, que está agitado sin haber hecho ningún ejercicio, lo más recomendable es que lo lleves con urgencia al veterinario.

Por otra parte, el Bulldog tiende a ser más robusto que otras razas de perros. Pero robusto no es lo mismo que gordo u obeso. ¿Cómo determinar cuándo está en su peso ideal? Debes fijarte en su contextura.

Si notas que se le ven las costillas a simple vista, entonces tu cachorro está falto de peso. Ahora bien, si al tocarlo, se te dificulta hallar sus costillas, es porque tiene sobrepeso. No idea es que no esté ni tan calvo ni con dos pelucas. Es decir, su peso debe ser equilibrado.

Ambos extremos podrían ser perjudiciales para la salud de tu cachorro de Bulldog Inglés. Lo más sensato es que visites el médico veterinario, para que él te ayude a escoger una dieta balanceada, acorde a las necesidades particulares de tu mascota.

Además, te ayudará a determinar cuántas golosinas al día puede ingerir el cachorro. Con el propósito de no sobrepasar la cantidad de calorías necesarias.

También debes informarte sobre las vacunas que son obligatorias en tu país, y que no debes olvidar colocarle. Algunas de ellas hay que colocárselas a una determinada edad. Si excedes el tiempo, podría ser fatal para tu Bulldog Inglés.

Por ello, la sugerencia es que busque la ayuda pertinente, antes de que el cachorro llegue a la casa, no después. Podrías tardarte demasiado y sería muy tarde para tu mascota.

Tener un bebé en casa es llenarla de alegría. De igual manera sucede en el caso de los amantes de los animales. Sus dueños, disfrutan mucho verlos crecer y aprender cosas nuevas. Es una experiencia que puede llegar a ser muy gratificante.

Sin embargo, también puede ser dolorosa, si no se toman en cuenta las medidas preventivas para impedir que suceda un episodio trágico.

Pero tranquilo, teniendo presente las sugerencias que te hemos dado, no hay que temer. De seguro disfrutarás por muchos años de la agradable compañía de tu bulldog Inglés. El tiempo que más recordarás es el que estás viviendo ahora, o el que comenzarás a vivir. Haz que sean inolvidables. Cuida a tu cachorro de Bulldog Inglés.

¿Te ha gustado?