¿Estás pensando en llevar un perrito a casa? ¿Ya lo tienes y no sabes todos los cuidados que debes darle?

Un perrito no es un juguete, eso es lo primero, y si lo llevas a casa es porque vas a cuidarlo y a proporcionarle todo lo que necesita para estar bien. Pero no todo son obligaciones, los perros son los animales más fieles que puedes llevar a casa y la alegría y el amor incondicional que te proporcionarán son enormes.

Si quieres saber cómo cuidar perritos presta atención a este artículo de doncomos.com donde vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber para proporcionarle un buen cuidado a tu nuevo compañero.

Seguridad en casa

Los perros, al igual que los niños pequeños son muy curiosos, por eso debes mantener fuera de su alcance productos peligrosos como productos de limpieza, fertilizantes, etc.

Además tampoco debes dejar al alcance del perro golosinas y alimentos con mucha azúcar. El chocolate es una tentación para ellos, pero debes saber que dependiendo del tamaño, salud y de la cantidad de chocolate que coma puede ser mortífero para tu perro.

También mantén alejado de su alcance los medicamentos pues también podría intoxicarse en incluso sufrir una sobredosis.

Por último ten cuidado con las plantas que puedas tener en el jardín o en casa, pues algunas también resultan tóxicas para tu perro, como por ejemplo los crisantemos.

Su lugar en casa

Establece una zona asignada para tu perro. Desde el momento que llegue a casa tu perro debe saber con total certeza cuál es su lugar en casa, dónde debe dormir y dónde encontrará el agua y la comida.

Además debes tener en cuenta que el perro debe tener suficiente espacio para moverse y ejercitarse.

Desde el primer momento debes establecer unas normas y ser coherente con ellas. Debes delimitar qué puede hacer tu perro, qué no, dónde puede estar y dónde no, etc.

Cosas para el perro

En general, la llegada del perro a casa implica que tendremos que comprar algunas cosas para él.

Por ejemplo una cama, unos cuencos para la comida y el agua, un collar, una correa para sacarlo a pasear, comida para perros, y a modo opcional, juguetes.

Los juguetes son una buena idea, ya que es una forma de que los perritos se entretengan, y además los usarán para fortalecer sus dientes. (Mientras son pequeños los perritos tienen a morder todo lo que les sea útil para fortalecer y afilar los dientes, por eso puedes enseñarle que solo puede usar sus juguetes y que no puede morder nada más).

Alimentación

Por supuesto tu perrito no podría vivir sin comida. Debes alimentar a tu perrito con comida especial para perros, eso no quiere decir que de vez en cuando le puedas dar algunas sobras de casa, pero en general debe comer su tipo de comida, puesto que es la única que está especialmente diseñada para proporcionarle a tu perrito todos los nutrientes necesarios para crecer y estar saludable.

Además nuestra comida cocinada puede resultar bastante dañina para el perrito, enfermarlo e incluso acortarle años de vida, sobre todo si se trata de comida grasienta, con azúcar o con sal.

En general debes escoger el pienso fijándote en los nutrientes que contengan para tu perro, así como que sean específicos tanto para la edad de tu perro como para la raza.

Así podrás encontrar piensos para cachorros de raza grande, para perros jóvenes de raza pequeña, para perros adultos de razas medianas, etc.

Se considera que un perro es cachorro hasta 1 año de edad, hasta los 6 años son perros adultos, y a partir de esta edad ya nos encontraríamos ante perros viejos.

También puedes darle carnes enlatadas y otra variedad de productos alimenticios para perros. Además si deseas darle alguna golosina para mimarle o para premiarle por buen comportamiento escoge alguna variedad para perros, ¡hay muchos donde elegir!

En cuanto a la cantidad a comer, esta dependerá de la raza, el tamaño y la edad de tu perro. En general se suele dar de comer a los perritos dos veces al día, pero será el veterinario el que mejor puede recomendarte al respecto.

Siempre debes intentar dar de comer a tu perrito siguiendo el mismo horario, de este modo podrá saber a qué horas le toca comer y no intentará empacharse de una vez ya que no sabe cuándo le volverá a tocar. Además siempre es bueno tener un horario con nuestro perro. Nuestro perrito es capaz de saber las horas del días, así que si sabe lo que le espera no se desesperará ni sufrirá ansiedad.

También gracias a este horario podrás controlar las salidas de tu perrito a hacer sus necesidades, controlarás la obesidad, etc.

Además debes controlar un tiempo determinado para que coma, entre 10 y 15 minutos, después retira el cuenco. Aunque no se haya comido todo el cuenco retíralo de todas formas y no le des nada de comer hasta la próxima hora de comer. De esta forma aprenderá que debe comer en ese momento sin distraerse, de lo contrario no habrá más comida hasta que vuelva a tocar y si tiene hambre debe esperar.

Seguro que crees que dejarle un cuenco lleno de comida es suficiente para que vaya comiendo cuando quiera, pero esto podría suponer un problema en el caso de perros glotones y que tiendan a la obesidad.

Por otro lado recuerda que siempre debes tener un cuenco limpio con agua limpia para tu perrito. Así podrá satisfacer su sed cuando lo desee y no caerá enfermo por tomar agua sucia.

Ejercicio físico

Es realmente importante para mantener saludable a tu perrito que lo ejercites diariamente. Cada raza tiene unas características específicas en cuanto a cantidad de ejercicio que necesita al día e intensidad. Por ejemplo, normalmente los perros de raza grande, como los Pastores Alemanes, necesitan mucha actividad física ya que suelen ser perros con mucha energía, y no estarán tranquilos hasta que la gasten, pero eso no es todo, también hay razas pequeñas como los Pinscher miniatura que también son muy enérgicos.

En lo que a ejercicio físico se refiere puedes salir a pasear con tu perrito, llevarlo a nadar, ir a correr juntos o incluso jugar a lanzarle la pelota, (este tipo de actividad no solo le ayudará a gastar energía, sino que además os estaréis divirtiendo juntos y estrecharéis vuestra relación), saltar obstáculos, etc.

Hablando en general, suele ser necesario sacar a tu perrito a orinar tres veces al día, por lo que puedes aprovechar y dar un paseo de al menos media hora cada vez.

Cartilla vacunación

Por último pero no menos importante debes llevar a tu perrito al veterinario para que tenga al día las vacunas, ya que estas previenen posibles enfermedades, como la rabia. En España la cartilla de vacunación viene regulada por Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en algunas es obligatorio la vacuna contra la rabia, en cambio en otras no, pero lo más recomendable es ponérselas todas y evitar posibles problemas futuros.

Otros detalles

Aprovecha también la visita al veterinario para que te informe sobre el chip de identificación. Este chip es obligatorio y contiene los datos del perro y del dueño, para que en caso de pérdida se le pueda llevar a casa, y si los dueños lo abandonan de mala forma pueden recibir una amonestación.

Por otro lado cada vez son más los ayuntamientos que exigen que los perros se empadronen en él, así hay un control más estricto sobre los dueños y los perros de la zona.

Esperamos que esta información sobre cómo cuidar perritos te haya sido de utilidad y cuides y quieras mucho de este amigo fiel y que no dudaría en sacar la cara por ti.

¿Te ha gustado?