Puede que hayamos tenido durante nuestra vida mascotas. Pero no todas las mascotas son iguales, incluso todos los perros son distintos. Es necesario conocer un poco más acerca de los cuidados de la raza y tener en cuenta dichas características a la hora de criarlos. Cuando recién nacen, en su fase de cachorro, es cuando más hay que poner atención. Ya que es una fase de crecimiento muy importante y es cuando más débiles suelen estar. En este artículo hablaremos de cómo cuidar un cachorro de Yorkshire. A lo largo de este texto podrás leer todo tipo de consejos en todas las facetas que hemos de tener en cuenta. Si tienes un cachorro y no sabes cómo cuidarlo, no pasa nada. Aquí tienes un manual muy completo en el que encontrarás qué hacer en cada momento. Si nos gustan los cachorros en general, quizás nos interese saber cómo cuidar perritos.

Si queremos saber cómo es el cuidado de otras razas, es interesante cuidar a un perro Shitzu o adiestrar un dogo argentino.

Cachorro de Yorkshire

La tarea de cuidar a un cachorro yorkshire no es nada sencilla, puesto que necesita una gran atención por nuestra parte. Por lo menos, hasta que estén educados y ya adopten las conductas apropiadas. Dado este paso, el comportamiento de esta raza suele ser ejemplar y no suele dar ningún tipo de problemas.
Entre sus atributos destacan la inteligencia y la docilidad. Aunque es importante no descuidar las necesidades específicas de la raza, así les garantizaremos un buen desarrollo.

Alimentación

La alimentación es un aspecto muy importante. Como a todos los animales, pero más en este caso, necesitan alimentos de una calidad determinada. Cierto es que sale más cara este tipo de comida, pero a la larga nos lo ahorraremos en el veterinario. Ya que este tipo de comide le ayudará a tener una buena salud. Es importante, según vaya creciendo nuestro cachorro de Yorkshire, darle en cada fase del desarrollo un complemento adecuado para las comidas. Si tenemos alguna duda con respecto a este apartado, podremos consultar a nuestro veterinario de confianza. 

Higiene general

Es importante ser precavidos con este cuidado. La higiene general es vital para que un cachorro de Yorkshire crezca sano. Uno de estos aspectos son los baños. Cuando lo lavemos, hemos de hacerlo con cuidado y cepillar su pelaje suavemente. Una vez terminado, es preciso que su pelo quede completamente seco para que no contraigan resfriados y que su salud capilar siga siendo la misma.
Dicho pelaje ha de ser cepillado, por lo menos, a diario, ya que es bastante delicado. Cada poco tiempo es aconsejable cortar su pelo, aunque podemos llevarlo a una peluquería. Hay precios bastante económicos que nos garantizarán un buen corte de pelaje.

Cuando los cachorros crezcan hay que estar atentos al crecimiento de su pelo y cepillar todos los días. Si no lo hacemos, puede que se hagan nudos. Una zona poco higiénica es por donde orina. Cuando ellos empiezan a orinar, salpican sin querer a los pelos de esa zona. Estos olores y sustancias tóxicas se mezclan con el pelo. Una buena medida es recortar la zona con una maquinilla.

Cuidar a un cachorro de Yorkshire

Ojos

Es una circunstancia bastante regular el hecho de que los Yorkshire lagrimeen constantemente. Esto es a causa de que su pelo se suele meter en los ojos. El peligro es que, a causa de la humedad, puedan aparecer hondos u otras dolencias. Si vemos que tiene legañas en los ojos, es aconsejable quitárselas de manera higiénica, así como alguna lágrima. A la hora de hacerlo, hemos de usar un papel suave y proceder con sumo cuidado, ya que es una zona muy delicada.

Seguramente pensemos que, si el problema es que le entren pelo en los ojos, le podemos recortar por esa zona. Es un error, porque el pelo le crecerá más fuerte, causando un lagrimeo más constante. Como medida, tenemos la opción de hacerles una coleta.

Dientes

Es importante llevar a cabo una revisión periódica dental. Los Yorkshire, cachorros o adultos, suelen acumular sarro entre los dientes. Con ayuda de unos productos y cepillos fabricados para este objetivo, mantendremos su dentadura sana. Al igual que nosotros, es aconsejable para su salud bucal, una limpieza al año.

Orejas

Las orejas son una zona en la que también hay que tener puesta nuestra atención. Ahí es donde se acumula gran cantidad de cera y parásitos. Una limpieza periódica es lo ideal para mantener las orejas limpias y libres de “molestos inquilinos”. Si tenemos alguna duda del procedimiento para limpiar las orejas, es importante consultarlo con nuestro veterinario. También le podemos pedir que elimine el pelo que ha crecido en la parte interior de esta zona. Una vez visto cómo lo hace, esto podremos hacerlo nosotros en casa.
Como con el pelo de la zona de los ojos, este tampoco hay que quitarlo con la máquina, para evitar que vuelvan a crecer más duros. Lo ideal es usar los dedos para quitar estos pelos.
Si hemos visto parásitos en las orejas, acudiremos al veterinario en busca del tratamiento apropiado para combatirlos.

Instrucciones para cuidar un cachorro de Yorkshire

Peligros de los cachorros

Ya de por sí, un cachorro Yorkshire, al pesar cerca de 0,2 kilos, tiene numerosos peligros debido a su fragilidad. Los golpes o las caídas del sofá con ese peso y a una temprana edad pueden tener fatales consecuencias. Prestando la atención adecuada a estas posibles situaciones, conseguiremos evitar que pasen.

Salud

En este apartado vamos a hablar de algunas enfermedades que son susceptibles de contraer los cachorros Yorkshire. Aunque exista el riesgo de esa enfermedad, no todos la tiene. Son, simplemente, enfermedades con una frecuencia reseñable.

  1. Displasia retiniana. Es una enfermedad ocular. La retina en esta patología tiene pliegues. Si la situación empeora puede ocasionar, en un caso grave, el desprendimiento de su retina. Podremos saber si ha contraído esta enfermedad desde la sexta hasta la octava semana de vida. SI la enfermedad no sigue desarrollándose, nuestro cachorro conservará la visión. Por eso es importante hacer un seguimiento adecuado.
  2. Subluxación atlanto-axial. Este problema se encuentra en las vértebras cervicales. La primera y la segunda vertebra sufre una alteración en su crecimiento. Esto provoca que su médula espinal se encuentre comprimida y en sus primeros doce meses le cueste caminar. Una consecuencia grave también es una posible parálisis.
  3. Encefalopatía hepática. Este tipo de problemas hepáticos aparecen en su primer año de vida.
  4. Hidrocefalia. Esta enfermedad es una excesiva retención del líquido cefalorraquídeo. Es una patología grave, ya que puede provocar cambios en su conducta o que le cueste aprender cosas nuevas. También puede desembocar en cambios neurológicos importantes.
  5. Legg-Calvé-Perthes. Esta enfermedad provoca una necrosis en la zona de la cabeza de su fémur, que produce osteoartritis. Los, machos suelen sufrir más esta enfermedad que las hembras. En los primeros 3-4 meses de vida es cuando esta patología se manifiesta, pudiendo ser difícil de detectar hasta el medio año de edad. Si vemos que nuestro cachorro no apoya alguna pata en el suelo y le duele el movimiento de cadera, puede que sufra esta enfermedad. Una buena solución para cortar la enfermedad de raíz es interviniendo quirúrgicamente.
  6. Displasia en el codo. Es una luxación en esta articulación. El cúbito y radio se encuentran ligeramente desplazados en relación a la posición del húmero. Normalmente, esta luxación se nota entre la cuarta y la sexta semana de edad. En la mayoría de los casos, el tratamiento es pasar por el quirófano, dependiendo de la gravedad de dicha luxación.

Conclusión

Estas enfermedades, como hemos señalado anteriormente, son comunes entre los cachorros de Yorkshire. Esto no implica que nuestro cachorro vaya a tenerlas. En el caso de que sí las sufriera, es aconsejable evitar su reproducción porque son enfermedades con alto riesgo de que sean trasmitidas a su descendencia.

cuidados del cachorro de Yorkshire

¿Que necesitas para cuidar un cachorro de Yorkshire?

Los cuidados del cachorro Yorkshire son muy importantes. Para brindarles un crecimiento apropiado necesitaremos:

  • Atención en todos sus cuidados. Es importante poner atención para evitar posibles accidentes o golpes que puedan poner en peligro su integridad física.
  • Vigilar durante los primeros meses posibles síntomas de alguna enfermedad. Las primeras fases de crecimiento para nuestro cachorro son vitales. Debemos asegurarnos de que no tiene ninguna enfermedad. Y en caso positivo, tratarla.
  • Productos específicos para su alimentación e higiene. Hay muchos productos que nos ayudarán a mantener a nuestro perro bien alimentado y limpio. Gracias a estas precauciones tendrá unas defensas altas.
  • Visita al veterinario. Una visita al veterinario para consultar dudas o de forma regular es importante. De esta manera nos aseguramos de que todo vaya bien.

Consejos para cuidar un cachorro de Yorkshire

Es importante, debido a su tamaño y poca grasa, abrigarlos correctamente. Antes de salir a la calle debemos tener en cuenta el tiempo que hace o la previsión meteorológica. Un jersey fabricado especialmente para ellos es el ideal para protegerlos del clima. Estas prendas son una gran ayuda, ya que se ajustan a su cuerpo y les protegen del frío. Suelen estar disponibles en tiendas de mascotas especializadas. Aunque si es un cachorro y hace mucho frio y lluvia, es aconsejable no sacarle hasta que mejore un poco el tiempo.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.