Por lo general, todos los bebés son bellos. De hecho, para una madre así lo es. Sin embargo, ampliaremos el concepto de bebé al mundo animal.

Las crías de los animales pueden llegar a ser muy tiernas y adorables, tanto que a más de uno le provocará llevarla en brazos o acariciarla. Claro, sabemos que hay excepciones pero, por lo general, quien ama a los animales, no se retrae aunque este tenga unas ocho patas.

Pero, ¿qué hablar de los más domésticos, como por ejemplo, los perros?… Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, y cuando llega un cachorro a la casa todos lo consideran, rápidamente, como un miembro más de la familia.

Tratan de enseñarle a que haga en el periódico o fuera de la casa, que coma ciertas comidas, que haga trucos, que obedezca ciertas órdenes pero no todo es color de rosa. En el proceso para que aprenda estas cosas, se pueden presentar muchos obstáculos.

Aunque es cierto que, en la mayoría de los casos, las personas quieren no solo un amigo sino también un guardián, no quieren ser mordidos por su mascota ni ahora ni en el futuro. Desean que sean bravos pero con otros a fin de poder ahuyentar a los malhechores.

Sin embargo, ¿cómo puedes educar a un cachorro que se está acostumbrando a morder? ¿Acaso es eso posible? ¡Claro que sí! Pero lo debes hace de la manera correcta. Por esa razón el día de hoy te estaremos explicando cómo puedes educar a tu cachorro para tener buenos resultados.

Siempre hay que saber administrar la disciplina, hasta en el caso de las mascotas. Así que no te levantes de tu asiento y presta mucha atención a las instrucciones que te daremos. Veamos…

Instrucciones para educar a un cachorro que muerde

Cómo educar a un cachorro que muerde

Algo que debes tener en cuenta es que el hecho de que tu cachorro muerda no lo hace un mal perro. Al contrario, es parte natural de su crecimiento. Además, puede ser que sus encías le molesten. Lo que tienes que hacer, en este caso, es educarlo para que deje de hacerlo y así poder evitar inconvenientes futuros.

Cuando tu cachorro te muerda, debes decirle con carácter y con firmeza “no”. Después de eso, lo mejor es que lo ignores. De esa manera sabrá que algo no anda del todo bien y que no estás contento con lo que hizo.

Si te sigue mordiendo, puedes imitar el sonido de un perro cuando le duele algo, como un chillido agudo. Así él podrá asociar esa acción al dolor y dejará de morderte, si logras que deje de morderte debes felicitarlo y seguir tratándolo con cariño, lo que incluye jugar con él.

Pero si ves que su conducta persiste a pesar de todo lo que has hecho, mantén cerca una botella de spray con agua y cada vez que te muerda rocíalo desde una distancia prudente, solo con la finalidad de asustarlo un poco.

Ten en cuenta que el spray debe ser con efecto pulverizador, no a chorro. No queremos dañar al cachorro, solo corregir su mala acción. De ese modo, con el tiempo él irá asociando la mordida con el agua y lo dejará de hacer.

Cuando mejore su comportamiento, deberás elogiarlo hablándole con cariño y acariciándolo. No olvides darle algún premio, pues se lo merece por su duro trabajo.

Como es natural, todo niño quiere jugar. Por eso, proporciónale los juguetes apropiados. Que entienda que tu dedo o tu mano no es para jugar sino para acariciarle y corregirle. Por absurdo que te parezca, los perros también pueden aprender. Tu cachorro no es la excepción.

Sin embargo, para que esto pueda ser posible, es importante que tengas a la mano ciertos recursos para su educación. Por esa razón, toma nota de las cosas que necesitas para evitar que tu cachorro muerda.

¿Que necesitas para educar a un cachorro que muerde?

Para educar a tu cachorro para que no muerda, no es necesario que salgan a una tienda de mascotas y compres todo lo que ves. De hecho, lo que más necesitarás no podrás hallarlo ahí. Se trata de paciencia y mucho carácter.

Cómo educar a un cachorro que muerde

Si el cachorro te nota vacilante o te ríes cada vez que te da una buena mordida, las cosas no cambiarán para mejor. Al contrario, irá creciendo y esos malos hábitos se arraigarán más en él.

Recuerda que por cada mordida es un “no” que debes pronunciar. Este debe ser firme, precedido por un gesto que denote que lo ignoras. Por lo general, con sus acciones ellos buscan tu aprobación. Si haces esto, sabrá que no estás contento con lo que hizo.

También puedes buscar un atomizador y llenarlo de agua. Cada vez que te muerda, rocíalo con un poco de agua para que pueda asociar el agua a un castigo. Poco a poco lo dejará de hacer.

Ten en cuenta que lo que busca es jugar, así que puedes conseguirle algunos juguetes para que drene su energía con ellos. No hay ningún problema si los rompe, a la final son para él y puede usarlos de la manera que así lo desee.

Por otra parte, también es bueno que tengas a la mano un par de galletas para darle cuando haga bien las cosas. Recompensarlo siempre será bueno para él. Así como asociará el agua a castigo, también asociará la galleta a una buena acción que haya hecho.

Es importante que establezcas una buena relación con tu cachorro, que sienta que consigue más contigo si se porta bien que si muerde. Es cierto que esto lleva tiempo pero los resultados habrán valido la pena. Ya verás que todo esfuerzo y sacrificio te será muy bien remunerado.

Sin embargo, esto no es lo único que debes tener en cuenta. A continuación te estaremos dando algunos consejos útiles que harán de tu cachorro una mejor mascota, una que muchos querrán acariciar y tener cerca. Veamos de qué estamos hablando.

Consejos para educar a un cachorro que muerde

Lo primero que debes hacer es identificar porqué muerde tu cachorro. Puede ser que le molesten las encías. En ese caso, en lugar de disciplinarlo debes buscar la manera de ayudarlo a aliviar su molestia.

La mejor manera de distinguir lo que le pasa es por la magnitud de su mordida. Si es fuerte, puede deberse a que está molesto o a que está abusando del juego. Si la mordida es más bien un apretón fuerte, entonces puede deberse a una molestia en su encía.

Si lo que quieres es evitar que tu cachorro muerda, entonces debes evitar los juegos agresivos. Eso solo lo estimulará a que actúe con violencia y, obviamente arremeterá en tu contra, pues eres el objeto de su juego.

Por el contrario, siempre debes tratarlo con cariño y suavidad. Acarícialo siempre que puedas y no pongas tu mano cerca de su hocico para evitar que vuelva a morderte.

Ten en cuenta que es una mascota, no una persona por eso debes tenerle una paciencia especial. Recuerda que en el caso de los cachorros, la mejor manera de disciplinarlo y enseñarle es la repetición así que no te canses de decirle lo mismo una y otra vez hasta que obtengas resultados positivos.

Es cierto que con estos consejos no te convertirás en un adiestrador profesional de animales, pero sí lograrás que los tuyos se comporten de la mejor manera, sobre todo cuando tengas vistas especiales en la casa.

El dicho de que el perro es el mejor amigo del hombre puede llegar a ser una realidad en tu caso. Pero todo dependerá de cómo eduques a tu mascota ahora que es un cachorro. Pasa buenos momento con él, no permitas que te muerda ni que muerda a otros.

 

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.