Es bastante común que se diga que los perros son los mejores amigos del hombre, y no estamos negando que esto sea verdad, ¿pero qué tanto sabemos sobre nuestras propias mascotas? Aunque no lo creas no todos los perros son iguales, y no por el simple hecho de ser perros significa que todos aprendan de la misma manera o puedan ser tratados igual.

El labrador por ejemplo es un tipo de perro que sobresale bastante de otras razas. Para muchas personas es el perro ideal, por ser un perro altamente familiar y que se lleva bien con otros tipos de animales y otras razas de perros. Además, es un tipo de perro perfecto para convivir con nuestros hijos porque es incondicionalmente cariñoso y siempre está hambriento de afecto emocional, por lo cual tus hijos no se van a aburrir de convivir con este precioso animal.

Los labradores son animales muy hermosos, también son muy divertidos, pero ¿sabías que son animales muy inteligentes? Los labradores se encuentran registrados en la séptima posición de las razas de perros más inteligentes del mundo. Esto debido a que son animales que aprenden con mucha facilidad ya que tienen un instinto muy avispado. Por estos motivos es que este animalito se utiliza con frecuencia como perro de rescate y como perro policía así como también, como perro guardián.

De hecho, los orígenes de este perro fueron precisamente como ayudante de pescador, ya que esta raza surgió precisamente por los cruces que realizaron pescadores hasta obtener el ejemplar del labrador que todos conocemos. Y aunque este perro nos pueda parecer grande, sus predecesores eran perros incluso más grandes.

Tanto los labradores cachorros como los labradores adultos se pueden adaptar a una familia y a todas sus mascotas, sólo hace falta saber cómo debemos educarlos. Es por eso que te contaremos la historia de cómo surgió el labrador aquí abajo y por si fuera poco, te diremos todas las características del perro labrador, cuáles son los cuidados que debes tener en consideración en caso de querer un labrador y como es la mejor manera en la que puedes cuidar un labrador. Es momento de tomar un cuaderno y un lápiz para apuntar las cosas que debemos tomar en cuenta si queremos criar a un perro labrador.

¿Que necesitas para un Labrador – Cuidados, Información y Consejos?

  • Alimento para perros balanceado
  • Responsabilidad y disciplina al educarlo
  • Ser activo y jugar con él seguido
  • Cuidar su higiene y salud

Instrucciones para un Labrador – Cuidados, Información y Consejos

Cuidados

  1. En general los labradores son fáciles de cuidar, pero eso no quiere decir que podamos ser irresponsables y bajar la guardia.
  2. Los labradores se pueden entrenar con facilidad y ellos mismos siempre están dispuestos a complacer a sus amos, por lo cual se dejan entrenar sin mucho problema.
  3. Pero es necesario que si tenemos otras mascotas, le enseñemos a nuestro perro que no es el único en la casa y que tiene que aprender a vivir y a convivir con los demás. Esto es de vital importancia especialmente si tenemos felinos o roedores en casa.
  4. Salvo que el perro esté muy sucio realmente no hay necesidad de bañarlo muy seguido, además de que ellos cuentan con su propio sistema de higiene. Si bien por su tipo de pelaje no le hace daño tocar seguido el agua, los detergentes de los jabones podrían eliminar los aceites naturales que segrega su piel para protegerse y proteger el pelaje, haciéndolo más propenso a irritación. Es mejor optar por cepillarlo diario o en su caso, pasar un paño húmedo por todo su cuerpo para limpiarlo.
  5. Cuando lo bañes haz especial énfasis en su cola y sus dedos ya que por su forma, son lugares idóneos para animales indeseables como pulgas y garrapatas que pueden dañar la piel de tu perro y causar infecciones.
  6. Aunque ya hemos recalcado que son perros fáciles de cuidar, necesitan una alimentación balanceada que pueda proporcionarles energía puesto que son perros muy activos y una alimentación deficiente podría terminar en problemas graves a su salud y un deterioro físico irremediable.
  7. La cantidad de comida que reciba tu perro, dependerá de su peso, edad, tamaño y actividad. Así que sería bueno que consultes con un veterinario para que te oriente de cuál sería el mejor alimento para tu perro y qué cantidad le deberías dar. Un perro promedio que no sea un cachorro ni de raza pequeña, necesita del 2% al 3% de su peso en alimento.
  8. Podemos calcular qué cantidad de alimento debemos darle de comer a nuestro perro si hacemos la siguiente ecuación: el peso del perro × 1000 × 2%, en perros de actividad baja o media, o 3% en perros de actividad alta. Así sabrás la cantidad de gramos que le debes dar al día de comida a tu labrador.
  9. Claro que si consigues alimento de buena calidad, entonces podrás suplirlo por comida casera. Deberás permitir que el 70% de la dieta de tu perro tenga proteína animal, como carne de pollo y de cerdo y el resto cereales como arroz, maíz y fibra como algunas verduras ocasionales.
  10. Además de una buena alimentación, también es importante tener siempre agua a su alcance porque estos perros son muy activos y se pueden deshidratar con facilidad. Tampoco le permitas estar bajo el sol mucho tiempo porque podría sufrir una descompensación por el calor.
  11. Recuerda jugar con tu perro todos los días y sacarlo a pasear para que mantenga un cuerpo sano y evite el aumento de peso en grasa. Estos perros requieren de mucho amor y atención, por lo cual les es más agradable la gente activa.
  12. Al pasar los años, es posible que tu perro sufra un deterioro en las articulaciones, por lo cual llevarlo a revisión médica por lo menos una vez cada 3 meses sería genial para estar al tanto de su estado de salud y poder prevenir o tratar cualquier problema que se pueda presentar.
  13. También es importante que le asegures todas sus vacunas y lo desparasites periódicamente ya que como son perros muy cariñosos, podrían enfermar a niños u otros animales al jugar con ellos si no están bien cuidados. Un dueño responsable siempre está seguro de cuidar la salud de su mascota y de que éste no sea un peligro para nadie más.

Información

  1. El labrador es uno de los perros más amigables del mundo. El labrador es sin duda la raza de perros más popular en los Estados Unidos y una de las más famosas en todo el mundo. Su fama es muy bien merecida puesto que estos perros cuentan con muchas características que los hacen únicos y especiales.
  2. Para comenzar los labradores tienen una expectativa de vida de 10 a 12 años. En general presentan una salud bastante buena, pero pueden llegar a tener problemas de cadera y codos por el desgaste, la actividad y la edad.
  3. Son perros sumamente fieles. Si eres del tipo de personas que disfrutan de la compañía incondicional de los animales, seguramente no te decepcionarás de compartir esa compañía con un labrador, ya que estos animales son de los más amorosos de existen en el mundo de los perros.
  4. Por otro lado, estos perros también son excelentes para convivir con otros animales. Cuando están bien educados, los labradores no representan ningún problema para otro tipo de perros o animales más pequeños como, gatos, conejos o gallinas. Por este y muchos más motivos, es que hay personas que optan por tener un labrador y compartir su casa con otras mascotas.
  5. Además de lo anteriormente dicho, el labrador es un perro relativamente fácil de educar. A diferencia de otras razas de perros, educar a un labrador no es tan complejo, son perros bastante inteligentes que comprenden con relativa facilidad qué tipo de conductas son permitidas y qué conductas son negadas en una casa.
  6. Son animales bastante juguetones y activos. Los labradores son de los mejores amigos de los niños. Pueden jugar durante mucho tiempo y tener una actitud muy animada. Además también son animales bastante fuertes y muy resistentes, por lo cual cuando tienen que proteger su hogar o a las personas o animales que aman, generalmente no lo piensan dos veces antes de defender.
  7. Son de un tamaño relativamente grande en comparación al promedio de los perros domésticos. Su origen se remonta a finales de 1800, cuando pescadores escoceses a través de la cría controlada, lograron crear una versión más pequeña del entonces conocido como Terranova, un perro que se empleaba con frecuencia para poder ayudar a los pescadores a realizar sus labores y que era muy bueno como guardia y protector.
  8. Una característica muy interesante de los perros labradores, es que tienen palmeados los dedos, tal como lo tendría un pato o un ganso. Esta gran característica le ayuda a nadar con más facilidad y rapidez que la mayoría de los perros. De hecho, es común que los labradores amen el agua.
  9. Por si fuera poco, los labradores utilizan su cola de la misma manera que lo hacen las los castores en el agua, permitiendo que ésta le permita remar en el agua y en complemento con ayuda de sus patas palmeadas, conseguir estabilidad en el agua y velocidad para nadar.
  10. Además de lo anterior, cuentan con un pelaje grueso, lubricado naturalmente por su piel con aceite el cual permite que el pelaje del perro se seque rápido y absorba poca agua, por lo cual le ayuda también a flotar en el agua.
  11. Existen labradores de cuatro colores; los más comunes son de color negro, seguidos por los labradores de color amarillo y con menos normalidad, podemos ver a los labradores de color chocolate. También existen los labradores de color plateado, y aunque las asociaciones mundiales sobre razas de perros y pedigrí no quieren aceptar a este tipo de perros, siguen siendo labradores.
  12. Aparte de ser excelentes nadadores, perros muy divertidos y muy inteligentes, estas perras pueden morder lo que sea con mucha suavidad si les apetece. Desde transportar en su boca a un cachorro de gato hasta transportar un huevo sin generar daño alguno, estos perros cuentan con una mordida única y saben cómo controlar su propia fuerza.

Consejos para un Labrador – Cuidados, Información y Consejos

  • Ante cualquier problema que notes como que tu perro se siente triste o inactivo, es mejor que lo lleves a revisión, porque al ser perros muy activos, que prefieran mantenerse sin actividad, puede significar algo realmente malo e indicar un problema de salud.
  • A estos perros es mejor no tenerlos amarrados todo el tiempo porque la inactividad puede dañarlos y hacerlos propensos a subir de peso en exceso y a la depresión. Recuerda que cuando tu perro está triste sus defensas bajan así que un perro sin amor es un perro propenso a los problemas de salud.
  • Estos perros deben ser educados para defecar o fuera de casa o sobre papel periódico, así que elige el método que usarás y úsalo desde un comienzo para que tu perro no adquiera conocimientos contradictorios sobre su propia higiene.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.