Los peros bulldog son animales de buen carácter, con su cabeza un poco grande y su asicó achatado. En la antigüedad lo utilizaban para hacer correr al ganado, para llevarlos luego al matadero y de esta forma estuvieran más relajados al momento de sacrificarlos.

En España y en muchas partes del mundo, los tienen de mascotas desde cachorros ya que son perros muy tranquilos y les gusta mucho dormir de día. En la noche siempre están atentos a cualquier ruido, lo que los hace ser muy buenos guardianes.

El color de su pelo generalmente es gris claro y la parte de la barriga blanca, sus patas delanteras son cortas y robustas y las caderas son un poco estrechas, por lo que a las hembras casi siempre hay que hacerles cesaría, para que puedan tener un parto seguro.

Cabe destacar, que tienen una mordida poderosa más o menos de 300 libras de presión y los dientes son muy fuertes, por eso en la antigüedad y en algunos lugares clandestinos los entrenan para que peleen y hacer apuestas ilegales. Su cuerpo es muy fuerte y tienen mucha musculatura. Pero tienen una debilidad en las caderas, en la edad avanzada sufren mucho de displacía de caderas. Por lo que es muy aconsejable, darles una alimentación con bastante cantidad de calcio.

Bulldog Inglés

Sus patas cortas delanteras son muy fuertes, pero es importante resaltar que tienes que tener las uñas cortas. Ya que si las tiene largas se le puede romper de la base y causarles muchísimo dolor al caminar. Son animales de poco pelo, por lo que no es necesario estar peinando a cada rato, como en otras razas y se les cae muy poco el pelo.

Los buldogs son sensibles al frio, por lo que si tienes uno y estas en la época de invierno, no lo dejes por las noches fuera de casa, ya que se puede enfermar. O si lo vas a dejar afuera, fabrícale una perrera bien serrada, donde él se pueda proteger del frio de la noche que alcanza temperaturas muy bajas.

Cabe destacar, que es muy importante, que lo coloques en control con un veterinario especialista en bulldog. Ya que esta raza tiene algunos problemas de salud que se tiene que controlar desde cachorros para que no pasen a ser más grave en su adultez.

Es importante que tu perro tenga todas las vacunas. No solo para proteger al perro, sino también a todas las personas y animales que le rodean. Ya que una mordida de un perro que no esté vacunado, puede trasmitir muchísimas enfermedades peligrosas.

Por ser un perro muy fuerte, debes comprarle un collar grueso y una cadena muy resistente. Para que cuando lo saques a caminar, puedas tener el control del animal y no se te escape, ante cualquier circunstancia. Se recomienda pasearlo por lo menos media hora todos los días. Si no te, da tiempo, entonces sácalo el fin de semana, pero alarga el tiempo a dos horas.

Es de suma importancia que le des una comida balanceada a tu bulldog, para que este lo más sano y activo posible. En este artículo te daremos varias recetas de comida y muchos consejos para que cuides, lo mejor posible a tu bulldog y conozcas mejor esta raza de perros tan bella y que muchos los están adoptando como sus mejores amigos.

Una de sus mejores características es que, son perros muy inteligentes y que con poco entrenamiento, se adaptan fácilmente a hacer caso y a realizar sus rutinas con normalidad. Son un bonito regalo, tanto como para los niños como también para tu esposa, Claro te recomendamos que lo compres cachorro para que se adapte a todos los miembros de la familia.

Por otro lado, en el mercado venden muchas comidas, concentradas para bulldog pero si solo le das de este tipo de comida tu perro. Se aburrirá y llegara el día que no comerá esa comida. Por lo que siempre tienes que estar variando su dieta y de esta manera puede tomar de los alimentos, todos los nutrientes que necesita.

Instrucciones para un Bulldog Inglés

Cómo cuidar un cachorro de Bulldog Inglés

  1. Lo primero que necesitas hacer con tu bulldog, es pasar rato con él todos los días, de esta forma conocerás mejor su personalidad y carácter.
  2. Cabe destacar que cada animal, tiene una forma de ser diferente a otro, aunque sean ser la misma raza.
  3. Algunos bulldog, son más dormilones, otros son un poco más activos y ladran mucho, otros no les gusta ladrar mucho, en fin. Solo pasando suficiente tiempo con tu mascota lograras entender su forma de ser.
  4. Es importante que le enseñes buenos hábitos, como por ejemplo; hacer sus necesidades fuera de casa, o ir por las mañanas a buscar el diario.
  5. También hay que enseñarle a ser obediente y a controlarlo cuando lleguen personas desconocidas a la casa.
  6. Es importante que lo tengas desde cachorro, para que también socialicé con tus otras mascotas, como por ejemplo; gatos, canarios, conejos, y otros perros.
  7. Esta siempre pendiente, de revisarles el tamaño de las uñas y de revisar entre sus dedos, porque en esta zona se pueden esconder pulgas y garrapatas.
  8. Para bañarlo, utiliza jabón especial, para bulldog y que sea anti pulgas o garrapatas, esto lo protegerá de esa plaga.
  9. Los bulldogs tienen diferentes formas de ladrar, es importante que aprendas a reconocer cuando ladra tu perro por hambre, por sed, o porque está un extraño fuera de casa o cerca.
  10. Cabe destacar, que tienes que tener mucho cuidado cuando le coloques la comida, esta raza de perros son muy territoriales y se enfurecen cuando alguien intenta acercárseles en el momento de la comida. Colócales el plato y te alejas rápidamente, para que el animal no se sienta amenazado y coma tranquilo. Si intentas quitarle el plato cuando este comiendo de seguro te morderá.

¿Que necesitas para un Bulldog Inglés?

  • Pasar tiempo con tu perro.
  • Sacarlo a caminar.
  • Mantener su higiene.
  • Tener un buen collar grueso con una cadena resistente.
  • Darle mucho amor y atención.
  • Necesitas tener un buen veterinario

Consejos para un Bulldog Inglés

  1. Lo primero que te recomendamos es que le des una buena dieta y muy variada.
  2. Una receta que les gusta mucho a los bulldogs son las patas de pollo. Ellas le proporcionan una buena cantidad de colágeno y calcio que los ayuda a mantener sus caderas y huesos sanos.
  3. Las patas de pollos las puedes hacer con un poco de arroz y lentejas. Ojo, tienes que quitarle a las patas de pollo las uñas, porque estas no son digeribles.
  4. Otra receta que es especial para los bulldogs y que los hace crecer sanos y fuertes, es las cabezas de pollo, pero al igual que las patas tienes que quitarles el pico.
  5. Las cabezas de pollos se pone a hervir con abundante agua por 4 horas y dos tazas de maíz con concha, a esto le puedes agregar algunos desperdicios de verduras, eso sí, no le agregues sal ni ningún tipo de aliños. Luego que los granos de maíz estén blandos, espera que se enfríe y se lo colocas a tu bulldog.
  6. Las vísceras de res son muy buenas para los bulldog, por ejemplo; los riñones, el hígado, y los pulmones de res. Son excelentes para la dieta de tu mascota.
  7. Si tomas los riñones y los picas en pedazos, lo pones a hervir con unas lentejas y barias verduras picadas. Puedes hacer otro plato, que le gustara mucho a tu bulldog.
  8. Tienes que estar pendiente que tu bulldog, realices sus necesidades de forma sana todos los días. Si esto no es así tienes que llevarlo rápidamente a consulta con su veterinario.
  9. Los bulldogs son perros muy amigables, pero para que los puedas conocer bien, tienes que hacerte, su amigo y conocer siempre sus necesidades básicas.
  10. No te lleves tu bulldog a trotar, son perros un poco pesados y los estarás forzando mucho, solo camina con él y si es posible de forma lenta.
  11. Si notas que tiene alguna zona de su cuerpo pelada, o raspada que se le vea sangre, limpia bien la zona afectada y agrega una crema mata gusano, para evitar que le dé una gusanera.
  12. No le des comida dulce o que estén hechas a base de azúcar, esta se transformara en grasa y lo pondrán obeso lo cual no es bueno para su salud.
  13. No le des cueros de pollo o de res, porque la grasa puede hacer que tengan un ataque cardíaco.
  14. Utiliza el alimento concentrado, una vez a la semana y en poca cantidad ya que este también los hace engordar mucho.
  15. Dile a tu veterinario que te recomiende unas vitaminas buenas para la raza bulldog y se la das como complemento de su dieta.
  16. No le des sobras de comidas de varias personas, al menos que se las cocines. Ya que si hay una persona enferma de seguro tu bulldog se enfermara y tendrás que gastar más en medicinas.
  17. Evita darle comida enlatada, ya que esta tienen muchos productos químicos que afectan su hígado y que le puede causar daños peores.
  18. Para finalizar tú bulldog es un miembro más de tu familia, cuando salgas de paseo a la playa. Recuerda montarlo en tú coche, para que también disfrute del paseo y pase un momento feliz junto a la familia.
¿Te ha gustado?