¿Te interesa saber cómo es un caballo árabe? Si necesitas aprender a diferenciarlos de otro tipo de caballos estás de enhorabuena ya que los caballos árabes son una de las razas de caballos más fácilmente identificables en el mundo equino, tanto por sus características físicas como por su comportamiento.

Lo primero que debes saber sobre los caballos árabes es que se conocen bajo la expresión de caballos de “sangre caliente”. Este denominación hace referencia a su comportamiento y carácter que es bastante fuerte y poco o nada tiene que ver con otras razas más dóciles. Esto puede ser un problema a la hora de entrenarlos ya que en ocasiones nos parecerá que su comportamiento es caprichoso y ciertamente no nos estarán haciendo ningún tipo de caso. Sin embargo este tipo de carácter tan fuerte y dominante es parte del encanto de esta raza.

Su “sangre caliente” y carácter fuerte tienen como resultado unos caballos muy fuertes y energéticos, prácticamente incansables. Son unos animales muy orgullosos con un porte elegante y esbelto en su postura. Su carácter “indomable” puede apreciarse perfectamente cuando estos están sueltos y galopan por la pradera a través de los fuertes soplidos que expulsan por sus narices. Su postura es muy elegante y al trote parece más bien que están flotando sobre la hierba en lugar de corriendo sobre ella. Esta elegancia que percibimos es fruto de su postura natural con la cola levantada. Este es uno de los principales rasgos que te ayudará a reconocer a un caballo árabe, pues el resto de razas solo levanta la cola en ocasiones, mientras que los caballos árabes la mantienen siempre elevada.

Otro punto a destacar es que esta raza es una de las más apreciadas en el mundo equino por lo que comprar un animal de estas características puede llevar a resultar una operación bastante cara y costosa. Estos animales no son reconocidos unicamente por su belleza sino también por su resistencia. Hay que tener en cuenta que esta raza proviene de la península arábiga y para adaptarse a las condiciones de vida tan duras propias de este territorio los caballos árabes han tenido que desarrollar una gran resistencia y fuerza física. Adaptarse a estas condiciones tan difíciles ha supuesto que estos caballos tengan huesos fuertes y muy densos lo que se traduce en una gran fuerza que los convierte en animales perfectos para el trabajo y las carreras de caballos.
Si deseas saber más sobre cómo es un caballo árabe continúa leyendo.

¿Que necesitas para un caballo árabe?

  • Un caballo árabe
  • Paciencia
  • Tiempo

Instrucciones para un caballo árabe

  1. Antes de comenzar a analizar todas las características propias de estos caballos conviene conocer algo sobre su origen con el fin de comprenderlos mejor. Esta raza proviene del territorio en el que se asientan los actuales países árabes de Arabia Saudí, Iraq, Irán, Siria, Turquía y Yemen. La raza fue resultado de la mezcla de varias razas de caballos y es similar a la que puede encontrarse en algunos lugares de Asia Central. Es, además, una de las razas más antiguas de caballo, ya que cuenta con más de dos milenios de antigüedad. Estos datos se conocen gracias a los hallazgos arqueológicos en los que se han descubierto esqueletos de caballo. Comparando su fisiología con la de los caballos árabes actuales se ha llegado a la conclusión de que pertenecieron a la misma raza si bien antes su talla era algo más pequeña.
  2. Su característica más obvia e identificable es la que te comentábamos antes sobre su cola levantada. Este es el punto que más te facilitará la labor de aprender a distinguirlos de otras razas.
  3. Su cabeza también presenta una forma fácilmente distinguible. Frente a otras razas de caballo los caballos árabes presentan una cabeza con forma de cuña. Sus fosas nasales son bastante anchas mientras que sos hocicos son más pequeños y estrechos, lo que otorga a su a cabeza esta forma peculiar.                                                                                                horse-165421_640
  4. A pesar de lo esbelto de su postura los caballos árabes no son demasiado altos. Antiguamente eran mucho más pequeños pero su cruce con otras razas a permitido que su talla hoy sea más alta. Hoy pueden presentar una altura que varía entre el metro cincuenta y el metro sesenta, mientras que antes solían medir entre metro cuarenta y metro cincuenta. Como vemos a lo largo de los siglos su talla ha aumentado unos diez centímetros una medida considerable cuando nos referimos a la talla de un caballo.
  5. Pasando a centrarnos ahora en su carácter conviene recordar que nos encontramos ante un caballo de “sangre caliente” lo que significa que tienen un fuerte temperamento. Esto puede llevar a que en ocasiones sean caprichosos y presenten un mal comportamiento. Un caballo árabe mal entrenado puede ser un caballo nervioso y ansioso.
  6. Sin embargo su “sangre caliente” no tiene porqué ser algo malo. Son caballos con mucha personalidad y gran inteligencia por lo que aprenden muy rápido todo lo que se les enseña.
  7. Por último conviene recordar que a pesar de su postura grácil y elegante y lo pequeño de su talla son animales perfectos para el trabajo y las carreras ya que son muy fuertes, duros y resistentes.                                        horse-483576_640

Consejos para un caballo árabe

  • Si tienes un caballo árabe debes tener mucha paciencia con él. Recuerda que son animales con mucha personalidad y un carácter muy fuerte por lo que, en ocasiones, deberás ser paciente. Sin embargo debes tener en cuenta que ser paciente no significa ser permisivo. Los caballos árabes son muy inteligentes y aprenden rápido todo lo que se les enseña. Un caballo árabe mal educado será un problema constante ya que tienden a ser nerviosos y ansiosos debido a la mucha energía con la que cuenta. Por esta razón debes ser inflexible durante los entrenamientos. Si no estás acostumbrado a tratar con esta raza de caballos lo mejor es que consultes con un experto en el tema que pueda orientarte sobre la mejor forma de hacerlo.
  • Los caballos árabes son muy caros. Esta es una de las razones que podrían echarte atrás a la hora de adquirir uno. Sin embargo puedes pensar que la hacerlo estás realizando una inversión. Al adquirir una animal de raza más adelante podrás cruzarlo y vender sus crías, de esta forma recuperarás parte de la inversión inicial. Adquirir un caballo árabe siempre es una buena idea a pesar de su elevado precio ya que estarás comprando un animal muy fuerte que podrás emplear para trabajar o para participar en carreras.
  • Los caballos árabes exigen muchos cuidados y atenciones. Debes tenerlo muy en cuenta a la hora de adquirir uno. Los gastos cotidianos y de veterinario serán bastante elevados.                                                                                        shagya-arabians-365120_640
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 90,91% le ha gustado.