Puede que alguna vez nos hayamos sentido solos, aunque tengamos familia y amigos. El no tener alguien especial con compartir momentos de tu vida te hace pensar. Pero no hay que desanimarse, siempre habrá alguien a quien le importes de verdad, aunque no lo sepa demostrar o no lo sepas ver. De todas formas, la mejor compañía que un ser humano puede tener es la de un perro. Es un compañero fiel que siempre estará a tu lado, pase lo que pase. Su única misión será simplemente agradarte y pasarlo bien contigo. Aunque tienen sus manías y su forma de ser, son excelentes amigos. No todas las razas son iguales, hay que conocer más información acerca de ellas para entender alguno de sus comportamientos. En este artículo hablaremos de cómo es un galgo. Es una raza muy espectacular y, sin duda, nos alegrará increíblemente nuestra vida con su fiel compañía.

Galgo

El galgo es una raza de perro muy popular, por lo menos en nuestro país. Es un perro de una altura considerable. Aunque su composición es delgada, también es un perro fuerte. Comúnmente es utilizado para ayudar a cazar. Su gran velocidad y su instinto para dicha tarea le convierten en el mejor aliado. Muchos cazadores solamente los quieren para la época de caza y, una vez terminada, los abandonan o los matan. Esto es totalmente inaceptable y la ley debería proteger a esta raza en concreto y a todos los animales en general.

Son unos compañeros ideales y, al margen de que sean buenos cazando, podemos disfrutar de su compañía por razones mucho más importantes. Por eso, en vez de pensar cómo sacar beneficio, hay que saber cómo cuidar un perro Si no somos capaces de hacer esto bien, tampoco seremos capaces de tratar bien a otros seres humanos.

Si nos gusta la raza de dogo, puede que también estemos interesados en saber cómo cuidar y adiestrar un dogo argentino o a un Shar Pei.

Galgo con otro galgo

Compatibilidad con la raza

Si eres una de esas personas que suele practicar ejercicios, no hay mejor perro que el galgo para acompañarte. Esto no quiere decir que no tenga sus momentos de tranquilidad, ni que no le guste el hogar o no sea cariñoso. Todo lo contrario, si eres una persona tranquila también serás muy compatible con el galgo. Y lo más importante, es un perro muy noble.

Por lo que la única pregunta que hemos de hacernos no es si el galgo es un buen compañero para nosotros, sino si nosotros somos una buena compañía para él. Antes de tomar esta decisión conviene saber un poco más acerca de esta raza, sus necesidades y qué necesitan por nuestra parte. Sabiendo todo esto, podremos tomar una decisión que sea buena para nosotros, pero sobre todo para el perro. Es muy importante, ya que no basta con que nos guste. Somos responsables de él.

Físico de los Galgos

Un dato increíble del galgo es que es ocupa la segunda posición en la lista de los animales más rápidos del mundo. Los 70 km/hora que alcanza esta raza son sólo superados por el guepardo. Son capaces de correr a estas velocidades porque el galgo es un perro muy ligero y tiene mucha agilidad.

A parte de la velocidad máxima que alcanzan, estos magníficos ejemplares pueden alcanzar grandes velocidades en muy poco tiempo, debido a su explosividad.  También son capaces de aguantar un ritmo alto superando los cinco minutos de tiempo, gracias a su capacidad pulmonar.

Aunque pueda parecer un perro débil, por su esbelta figura, lo cierto es que tiene unos músculos fuertes. El peso que suele tener un galgo es de 20-25 kilos y su altura entre 62 y 70 centímetros.
La cabeza del galgo es estrecha y larga, igual que el hocico. Tiene unos ojos redondos y de un tamaño medio. Gracias a la forma del lomo, que es arqueada, hacen que su columna vertebral sea muy flexible.

Una gran habilidad del galgo es que, aun corriendo a máxima velocidad, no hacen casi nada de ruido y no se les escucha llegar. También son muy pacientes y saben identificar el momento para la acción. Es por eso que son los mejores para ir de caza. Aunque, como hemos señalado antes, que sepan cazar es una anécdota más, ya que es una raza muy valiosa por otros motivos.

Descanso de los Galgos

El descanso es un aspecto muy importante para esta raza. Ha de tener una cama muy cómoda en la que duerma plácidamente. Es importante que el colchón o la base donde duerma sea mullida y con cierto grosor. De lo contrario, podría provocar cierto dolor en los huesos y, más tarde, problemas en ellos. Como hemos dicho anteriormente, a esta raza de perro le gusta mucho dormir y descansar. Cuánto más cómoda sea su cama, más felices estarán.

Instrucciones para un Galgo

Es importante desde la fase de cachorro que nuestro galgo socialice con el mundo exterior, tanto como con otros perros como con otras personas. Si no lo hacemos, será un animal reservado y le costará interactuar con los demás.

  1. El galgo es un perro muy independiente, cariñoso e inteligente. También suelen ser algo tímidos, por eso es importante que tenga relaciones, no sólo con los miembros de la familia. Puede que al principio sean un poco distantes con nosotros, pero en cuanto tengan confianza serán unos compañeros muy afectuosos y sensibles.
  2. El galgo, para mantener la actividad física que necesita, debe salir a pasear, más o menos, tres veces al día. Estos paseos son aconsejables hacerlos en una zona habilitada para ello, donde puedan correr libremente. Ellos necesitan, por lo menos, cinco minutos de correr en libertad. En una zona amplia, donde sea propicia para correr, le quitaremos la correa y que empiece el show. Aunque sea una zona amplia, dicho terreno debe estar controlado porque, al ser tan rápidos, en un momento se encuentran fuera de nuestra visión y no importa que les llamemos, ellos están corriendo en libertad.
  3. También el juego de lanzar la pelota y que él vaya a por ella es muy entretenido, tanto como para nosotros, como para ellos. Y, a su vez, ayuda a que el galgo haga el ejercicio que necesita. Que nuestro galgo esté nervioso en el hogar, significa que debe salir.
  4. Una graciosa curiosidad es que los galgos cuando corren parecen que se están riendo, por la forma de su boca. Un galgo agresivo es casi imposible de ver. Es una raza muy cariñosa y llena de paz. Hemos de saber que también les gusta dormir, incluso demasiado. Son capaces de dormir 3/4 de un día en algún caso.

Galgo jugando

¿Que necesitas para un Galgo?

Los galgos tienen una esperanza de vida que oscila entre los 12 y 15 años. Para llegar a esta edad han de estar bien cuidados y alimentados. Antes de adoptar o comprar un animal, debemos asegurarnos de que somos capaces de hacernos cargos de él y garantizarle una vida en condiciones.

  • Como es una raza espectacular, no les falta gente que se aprovechen de sus excepcionales condiciones. Por eso, al adoptar a un galgo, estamos haciendo un favor y le ayudaremos a superar las experiencias sufridas. Hay gente que sólo los ve como fuente de dinero y únicamente les importa hacer dinero con ellos. Cuando terminen, les abandonan. Si sabemos de alguna de estas prácticas, debemos denunciarlo a alguna protectora o la policía. Es una de las razas más maltratadas del país.
  • A los galgos no les va bien una temperatura extrema, por lo que hay que tener cuidado en estaciones como verano o invierno. En días excesivamente fríos una gran solución es comprar, en una tienda de mascotas especializada, un abrigo que se adapte bien a su cuerpo y le permita moverse con facilidad. Y un chubasquero para los días lluviosos.
  • En verano hay que tener especial atención en nuestro compañero, ya que son susceptibles de pasar por algún golpe de calor. Por eso, continuamente, le llenaremos el bebedero. Si vamos de paseo, llevaremos agua con nosotros para darle siempre que tenga sed. También mojarlos de vez en cuando, si hace mucho calor. Es una buena medida elegir las horas en las que haga menos calor para dichos paseos.

Consejos para un Galgo

Si todavía no tenemos un galgo y hemos decidido comprar uno, es aconsejable mirar antes en las perreras o protectoras de animales. La adopción es una gran alternativa, ya que hay de todas las edades. Con esta acción, salvarás a un perro y le darás un hogar. Si ya de por sí los perros son fieles, los que vienen de una perrera o han sido abandonados, son más aún. Son unos perros que darían la vida por ti.

En la educación del galgo, si tenemos alguna duda, podemos consultar con nuestro veterinario. Ya sea por la alimentación, su crecimiento, la salud o las vacunas que necesita. No te guardes ninguna duda o preocupación, ya que lo más normal es preguntar para saber.

Si tenemos hijos en casa de una temprana edad, es importante estar atentos para que no jueguen de una forma salvaje con nuestro perro. Es importante hacerles saber que deben tratarle con suavidad y cariño.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.