Entre los periquitos, estos graciosos animales que consiguen ganarse el cariño de toda la familia con su personalidad juguetona y su canto alegre, podemos distinguir un gran abanico de variedades. Principalmente, los podemos diferenciar por su color, encontramos dos líneas principales: azul y verde. Además de las líneas de color, podemos decir que según los factores de oscuridad, el tono del color de nuestro periquito será uno u otro.

Su nombre es periquito común, aunque también podemos encontrarlo como cotorra australiana o periquito australiano. Es una de las mascotas más comunes (justo después de los perros y los gatos), aunque es autóctono de Australia, se ha introducido en muchas otras regiones por la gran demanda.

Instrucciones para un periquito azul

Cuando vamos a adquirir por primera vez un periquito, deberemos tener en cuenta diversos factores:

  1. Salud: Debemos aseguraros de que se encuentra sano, si sus plumas están lisas y no vemos ningún claro entre su plumaje, será una evidencia de que está sano. Además, debería ser capaz de realizar pequeños vuelos dentro de la jaula y no nos resultará fácil poder cogerlo las primeras veces. Además, su plumaje debe estar limpio, especialmente en las zonas cercanas al ano u otros orificios o zonas delicadas como el pico o los ojos. Por último, nos fijaremos en su pico, asegurándonos de que no presente gritas en él.
  2. Alimentación: La alimentación de estos animales se basa principalmente en el alpiste y el mijo, pero nuestros periquitos deberían tener todos los días: agua fresquita, cereales de grano, vegetales de hoja verde como la lechuga, fruta y verdura y, un par de veces por semana, podemos ponerles una ramita de mijo. Las plantas con raíces les ayudarán en su digestión. No debemos proporcionarles toda la comida al mismo tiempo, podemos dársela en dos veces, por ejemplo en la mañana y a media tarde.
  3. Cuidados: Deberemos limpiar tanto los comederos como bebederos todos o casi todos los días, dado que son una fuente potencial de bacterias, virus y hongos. El resto de componentes de la jaula, deberíamos limpiarlos con agua hirviendo una vez a la semana por la misma razón. La arena la cambiaremos dependiendo de lo que la manchen pero, preferible al menos una vez por semana. Necesitan volar, asique debemos dejarlos al menos 2 horas campar libremente por casa. Sobre todo cuando hace mucho calor, necesitan bañarse por lo que podemos ponerles una bañerita con un poco de agua de vez en cuando.

¿Que necesitas para un periquito azul?

  • Las medidas de la jaula van a depender del número de periquitos que tengamos, unas medidas aproximadas para dos periquitos serían: 70 centímetros de longitud, 40 centímetros de alto y 50 centímetros de ancho.
  • Procuraremos que los barrotes de la jaula estén dispuestos de manera horizontal e intentando, en la manera de lo posible, que no estén cubiertos de ningún tipo de plástico.
  • Dentro de la jaula deberemos colocar: varios palos para que se puedan pasear y además puedan ejercitar la musculatura de sus patitas, un bebedero, un comedero y también, una piedra para que puedan afilar sus pequeños picos.
  • También podemos poner todo tipo de objetos o juguetes destinados para estos animales (columpios, escaleras…) o productos del hogar que podamos darle otra utilidad (palos de helado, hojas de palmera…)para que nuestras mascotas puedan disfrutar de su pequeña casa.
  • El suelo de nuestra jaula deberá estar cubierto por un par de centímetros de arena específica para nuestros periquitos.
  • A ser posible, deberíamos colocar la jaula en un lugar elevado, ya que a estas mascotas, les produce temor que algo pueda atacarles desde arriba.

Consejos para un periquito azul

  • A estos animales les gusta la compañía por lo que, es preferible que los compremos en pareja para que tengan compañía. Si compramos uno, sería preferible ponerlo en una habitación en la que suela haber gente para que no esté sólo.
  • Estos animales además de ser muy felices y aportar mucha alegría a la casa, con práctica, podemos llegar a conseguir que hablen, pronunciando algunas palabras sencillas.
  • Si decidimos comprar una pareja, deberemos tener en cuenta que, si los dos son macho, no tendremos ningún problema pero, si compramos dos hembras, es muy probable que, llegadas a la adolescencia, no las podamos tener juntas porque son propensas a pelearse entre ellas.
  • Durante las primeras semanas del animal en casa, deberá estar tranquilo y es preferible no dejarlo suelto para que se adapte a las nuevas condiciones de su hogar.
  • Respecto a la comida, estos animales son capaces de diferenciar las diferentes frutas y verduras, estas hay que lavarlas bien antes de dárselas para comer y además, cada noche debemos retirar los restos que no se hayan comido para evitar que puedan comerse los restos en mal estado al día siguiente. Existen algunas plantas y frutas que son tóxicos para ellos, debemos tenerlo muy en cuenta porque si no se podrán intoxicar.
  • Cuando estén mudando las plumas, sería recomendable cambiar la arena varias veces por semana.

Para acabar, juega y disfruta de tu nueva mascota todo lo que puedas, ella te lo agradecerá.

¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.