Cuando las personas quieren comprar o tener un mascota, lo primero que piensan es en un perro a pesar que existen muchas más entre ellos el hámster y el gato; sin embargo la primera opción es un can, por ello te contamos lo que debes hacer para escoger un perro como mascota.

Aparte de sus capacidades, más que todo lo primero a tomar en cuenta es la inteligencia y la raza de perro que queremos en nuestras vidas, sobre todo cuando tenemos niños pequeños en casa o por el contrario ya son adolescentes, y su primer amigo puede ser un peludo.

Para elegir por sus características y razones suficientes a un perro como mascota, toma en cuenta las que te proponemos para escogerlo: guardián, compañero, cuidador de bienes, entre muchas otras más, pero la principal es la de tener a alguien que nos ame de manera incondicional.

El perro ha estado presente en todo momento a nuestro lado, por ende es importante que conozcas de razas y sepas muy bien cuál es la que vas a escoger entre ellas el cuidado y la alimentación que son lo principal a considerar para tener un can.

¿Que necesitas para escoger un perro como mascota?

  • Comportamiento.
  • Raza.
  • Amor.
  • Características físicas.
  • Esperanza de vida.
  • Los cuidados a ofrecer.
  • La edad.
  • Comprar.
  • Adoptar.

como-escoger-un-perro-como-mascota3

Instrucciones para escoger un perro como mascota

El perro doméstico está hecho para ser fiel, estar con las personas, acompañarlas y alegrar a quienes les rodea, por tanto se evidencia la importancia de tener una mascota a nuestro alrededor, sea cual sea la especie, pero tomando el perro como primera opción.

como-escoger-un-perro-como-mascota2

Después de elegir aquel amigo que queremos para ser nuestro compañero, debemos tomar en cuenta temperamento, formas de adiestrar, tamaño sobre todo y ofrecerle todo el amor del cual estamos dispuestos a darle, ya que ellos son seres vivos que necesitan de amor también.

Cómo tener un perro como mascota

  1. Macho alfa. El perro debe tomar en consideración el liderazgo de una persona que vele por sus intereses y a quienes vean como el alfa a quien se debe respetar, obedecer siempre y sobre todo la lealtad, así que dependiendo la raza hay que establecer límites sobre todo cuando se trata de perros grandes. El comportamiento debe darse en pro de ser obediente y exista un clima de armonía, aunque si adoptas o compras un cachorro, el juego, las risas y las locuras estarán presentes, porque son muy revoltosos y traviesos cuando son pequeños y con niños alrededor lo serán más.
  2. El comportamiento. Este debe estar dirigido al carácter de cada perro, ya que los guardianes son más de ser dominantes y agresivos con extraños, por lo que hay que tomar en cuenta la manera de dirigirse a las demás mascotas e incluso con las personas tanto conocidas como extrañas. La naturaleza prevalece en cuestión de su manera de ser y comportarse, ya que todo va a depender de una parte del amo y de lo que es capaz de llamar límites, asimismo el can que debe desempeñar el rol de buen elemento dentro de la familia que lo adopte como un miembro más.
  3. La edad. Elegir una mascota desde pequeña, va a ser una elección en forma de proceso por verlo en sus diferentes etapas de crecimiento, desde que llega a nuestras manos de más o menos 2 meses y medio y de ahí en adelante tomar en consideración el aprendizaje. Con esto se puede hablar de un periodo de socialización que debemos realizar para que se adapte a otras mascotas y personas, y es más fácil hacerlo desde el mismo momento en que llega a nuestras manos a esa edad que si lo adoptáramos de más edad.
  4. El perro adulto. El perro ya adulto tiene la posibilidad de sentir que se le aprecia y quiere desde el momento que logra encontrar un hogar donde puede ser reinsertado, además de darle una segunda vida porque no sabemos las penurias y los problemas que ha enfrentado en la calle. Aunque necesita de más cuidados por el abandono y deterioro de la salud que ha tenido durante el tiempo de vida en la calle o el maltrato recibido, la elección puede tener una gratificación por partida doble, el amor que debe recibir el can y la alegría que te da en tu hogar, por eso es mejor adoptar.
  5. El sexo. Otra de las características a tomar en cuenta es la del sexo, puesto que va a depender si eres hombre o mujer, ya que los varones suelen querer un perro de su mismo género y las mujeres por igual, pero no necesariamente tiene que ser una regla, ya que puede hacerse a la inversa también. Recuerda algo, los machos son siempre alfa y quieren tener el orgullo y la seguridad de su porte, eso lo traen de por sí desde sus descendientes; por el contrario, las hembras son más tranquilas y sosegadas, además de ser menos musculosas que los machos.
  6. La alimentación. Es uno de los aspectos que muchas veces afecta cuando se trata de la elección de escoger al perro pequeño o más grande como mascota, ya que en algunos casos el aspecto del bolsillo tiene que ver con el gasto que necesita la compra de piensos o de alimentos sanos para ellos. Cuando un perro se adapta a un tipo de alimentación, tienes la posibilidad de cambiarla al llegar a tu vida después de adulto, poco a poco se acostumbrará a las distintas acciones, temperamento, horarios y sobre todo el tipo de comida que le vayas a dar.
  7. Seguridad. Antes de tener tu mascota, hay que pensar en la posibilidad de cambiar algunos aspectos de la seguridad de la casa, sobre todo para que no escape de casa o tome algún tipo de veneno  que tengamos en casa para bichos o plantas indeseadas. Recuerda que una mascota conlleva muchas responsabilidades porque tienes la facultad de lidiar con un niño, un ser vivo que necesita de cuidados, amor, salud, bienestar además de compañía como tú mismo lo necesitas muchas veces.
  8. Las leyes. Si el perro que vas a adoptar es de los que se encuentran bajo las leyes como PPP, hay que estar pendiente de seguir las reglas que impone el tenerlo con nosotros en el hogar, sobre todo a la hora de llevarle a pasear a lugares públicos donde haya otras mascotas y personas. Aunque el perro no demuestre mal carácter o una forma de ser agresiva, es imprescindible hacer caso de todo lo que esté bajo las leyes que han impuesto para evitar incidentes que nos pueda meter en serios problemas y debamos pagar multas.
  9. Educación. Cuando adoptamos una mascota, o llega de improviso a nuestras vidas, tenemos poca información sobre cómo ha sido educado o la preparación que tiene y nos deja sin palabras a la hora de realizar distintos trucos para llamar nuestra atención. Por este motivo, debes buscar ayuda con un experto que te ayude a tratar cualquier mal comportamiento que haya adquirido en la calle o si deseas adiestrarlo para que se comporte de la mejor manera posible delante de otras mascotas y personas extrañas o familiares.
  10. La adaptación. No se debe tratar de imponer un comportamiento a una mascota adulta que haya legado a nuestras vidas de una manera abrupta, recuerda que son seres que han sido dejados abandonados a su suerte y con la fe y confianza traicionada por alguien sin escrúpulos. El perro es social por naturaleza y a pesar de haber tenido unas costumbres diferentes, dueños que no olvida, comportamiento distinto entre otros, puede cambiar y adaptarse a nuevos hábitos de vida y formación con las nuevas personas con quienes va a vivir de nuevo.
  11. No humanizar. El perro es inteligente y aparte de esto, a veces parece que se pudiera comunicar con nosotros porque adopta costumbres para que nos demos cuenta de lo que quiere, pero no por este motivo debes dejar que adquiera una especie de humanidad que no le queda. Considera que debe quemar las etapas desde un principio, pero eso no quiere decir que tiene que tener actitudes que son propias de humanos, ya que no es normal que hagamos esto, es un ser vivo, pero déjale ser lo que es un can con ganas de jugar, divertirse y ser feliz como mascota.
  12. La educación. Un perro bien educado siempre llama la atención, por este motivo que le tengas adiestrado al momento que se acostumbre a tu hogar, facilitará mejor las cosas para todos, sobre todo para la convivencia de tu perro con todos los miembros de la familia. Además de los cuidados y la salud, a nuestra mascota hay que tenerla en las mejores condiciones ya que se merece que le demos satisfacción a todas sus necesidades, aparte por supuesto que la experiencia maravillosa que vas a tener logrará despejar todas las dudas.

Consejos para escoger un perro como mascota

  • No dudes en adoptar un perro adulto, lo mejor de esto es que ayudas a un ser vivo a recuperar la confianza en la humanidad.
  • Trata de escoger el perro que más se acerque a tu forma de ser, no importa si es macho o hembra.
  • Aliméntalo de acuerdo a la edad en la cual lo adoptas o llega a tus manos para que no tenga problemas digestivos con pienso de cachorros o adultos.
  • Consigue asesoramiento para que no pierdas ningún detalle con educación, alimento, comportamiento, salud entre otras consideraciones.
  • Trata de darle lo mejor de tu hogar a una mascota que está contigo en las buenas y en las malas y merece todo nuestro apoyo además de amor incondicional.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.