Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

Un refrán popular menciona que no somos moneda de oro para ser del agrado de todo el mundo. Lo que quiere decir que es normal que haya personas a las que les parezcamos agradables, mientras que para otras no.

En vista de que todos tenemos diferentes personalidades y hemos crecido en medio de entornos distintos, es muy común que se presenten roces y desacuerdos entre nosotros. Sin embargo, algunas personalidades son tan contrarias, que es prácticamente imposible que se lleven bien. Si uno dice Blanco, el otro dirá Negro y este será el comienzo de una batalla campal.

De hecho, para describir su relación, algunos afirman que se llevan como perros y gatos. Es bien sabido por todos que estos animales no se la llevan bien, y es que su carácter y comportamiento es muy diferente el uno del otro. En pocas palabras, es una típica relación de antónimos, es decir, de contrarios.

Si tienes tanto perro como gatos en casa, es probable que estés viviendo una situación compleja, ya que, debido a su naturaleza, no es fácil que estos animales puedan llevársela bien. Puesto que no eres un adiestrador profesional, es normal que te surjan dudas sobre cómo hacer que reine la armonía entre tus mascotas.

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

Por eso, en este artículo encontrarás todo lo que debes saber sobre la relación entre perros y gatos. Asimismo, conocerás lo que debes hacer para que las cosas marchen bien entre ellos. Para garantizar el éxito, debes asegurarte de seguir estas recomendaciones al pie de la letra.

Si bien es cierto que no se tratará de una tarea sencilla, vale la pena el esfuerzo. Además, no es un imposible. Con paciencia, constancia, dedicación y mucho amor, podrás lograrlo y no te arrepentirás de haberlo intentado. Veamos paso a paso lo que debes hacer.

Instrucciones para hacer que se lleven bien gatos y perros

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

El que tu perro y tu gato se lleven bien va a depender mucho de la manera en que los tengas acostumbrados. Si llevas mucho tiempo con un mismo animal, sea perro o gato, y traerás de repente uno nuevo a casa, es normal que se presente una situación de rechazo. Pero, ¿qué hacer para que las cosas marchen mejor?

  1. Mantén las mascotas separadas unos 3 o 4 días antes de hacer la presentación oficial. Con esto, lograrás que los animales se familiaricen con los olores de ambos antes de estar listos para conocerse. Puedes comenzar a mezclar los olores al acariciar a tu perro y luego a tu gato o viceversa.
  2. También, puedes alternar los lugares en donde mantienes los animales. Esto hará que puedan olfatear los diferentes lugares.
  3. Frota a tu perro con una toalla y luego colócala debajo de la comida de tu gato, así lograrás que él reconozca su olor y lo acepte.
  4. Espera a que el gato parezca estar relajado. Esto implica que se adapte al olor y a los sonidos del perro. Sé paciente, pues esto puede tomar cierto tiempo.
  5. Sujeta al gato entre tus brazos mientras que un familiar acerca al perro con una correa. Este acercamiento debe ser gradual para que los animales puedan calmarse completamente. No permitas que haya contacto físico, la intensión es que puedan acostumbrase a la presencia del otro.
  6. Mientras los presentas, demuéstrales tu cariño a ambos por igual, ya que es normal que lleguen a sentir celos el uno del otro, si se le da más atención a uno en especial.
  7. Sepáralos nuevamente y no los obligues a interactuar por mucho tiempo. Si lo haces, solo lograrás que se agoten y que se genere el conflicto.
  8. Sigue propiciando momentos de encuentros entre ellos. Cuando tu gato parezca estar lo suficientemente cómodo, déjalo libre en la habitación, mientras tu perro se mantiene con la correa.
  9. Separa a tus mascotas cuando no estés en casa con ellos.
  10. Si notas algún compartimento negativo por parte de tu perro, bríndale otro tipo de actividad y no lo regañes. Si creas situaciones positivas es mucho más probable que tenga relaciones del mismo tipo con tu gato en el futuro.

Como has podido darte cuenta, esta es una relación que no se logra de la noche a la mañana. Debes ir paso a paso y con mucha paciencia, sin ningún tipo de presión o coacción. La idea es que puedan acostumbrarse a la presencia del otro. Pero, ¿qué otras cosas necesitas saber y hacer para fomentar una buena relación entre ellos?

¿Que necesitas para hacer que se lleven bien gatos y perros?

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

  • Algo que puede ayudarte mucho es presentar a los animales cuando aún son cachorros. Ten en cuenta que los animales jóvenes son mucho más adaptables que los adultos. Sin embargo, no los dejes sin supervisión, ya que los cachorros de perros no siempre están al tanto de su fuerza y son muy juguetones, así que pueden terminar haciéndoles daño, de manera accidental, a los gatos.
  • Cada vez que tu perro tenga un buen comportamiento cerca de tu gato, es importante que lo recompenses. A esto se le conoce con el nombre de refuerzo positivo. Con estas acciones lograrás que el perro se sienta a gusto tratando bien al gato, ya sea que no se muestre agresivo o que simplemente lo ignore.
  • También es necesario que le proporciones a tu gato un lugar o espacio en donde pueda estar fuera del alcance del perro. Podría ser una estructura alta o alguna otra opción que le permita escapar. Si no cuenta con uno, es muy probable que se sienta estresado y termine atacando al perro.
  • Separa los espacios básicos y personales de cada mascota para que no se peleen. Ambos deben contar con un lugar propio en donde comer y dormir. Asimismo, debes crear un espacio en donde puedan interactuar juntos, es decir, una zona neutral.

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

Ten en cuenta que no puedes alterar los espacios personales de tus mascotas más antiguas. Si lo haces, tu mascota podría sentirse amenazada y terminará drenando ese sentimiento con el animal invasor.

Si los manejas correctamente, es muy probable que logres que convivan en perfecta armonía. Algo que te facilitará este trabajo es conocer la personalidad de cada uno. Por eso, presta atención a los siguientes consejos, los cuales te darán orientación para saber cuáles son las necesidades de cada una de tus mascotas.

Consejos para hacer que se lleven bien gatos y perros

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

Ten en cuenta que los perros y los gatos tienen diferentes personalidades y maneras de interactuar. En este punto no solo influye que sean de otras especies, sino también la raza que tienen.

Los perros, tienden a ser mucho más sociables y les gusta estar en manadas. A diferencia de los gatos, que son animales que prefieren estar solos, a menos que estén en período de apareamiento o se trate de simples crías.

Para que los perros atiendan tus instrucciones, necesitas convertirte en el alfa de la manada. Si no tomas ese lugar, estarán muy desorientados, algo que no beneficiará en nada a su relación con el felino.

El éxito en la relación entre perros y gatos dependerá mucho de cuánto dominio tengas sobre el perro. Si no lo has amaestrado, esto puede hacer que la tarea sea aún más cuesta arriba. En tal caso, antes de llevar un nuevo animal a casa, sin importar si se trate de otro perro o de un gato, necesitarás ser la autoridad en tu casa.

Puesto que los perros son animales muy territoriales, en el caso de los machos, siempre tendrán la tendencia de marcar su territorio. Y seguirán haciendo esto aun si los esterilizas, ya que el nivel de hormonas baja pero no desaparece.

Los gatos no necesitan de compañía, son muy independientes y, cuando no quieren algo, simplemente no lo quieren y no se les puede obligar. Claro, esto va a depender en gran manera de cómo fue su primera interacción con un ser humano, de su raza y de su comportamiento natural.

Algunos gatos buscan el contacto físico, mientras que otros son agresivos y otros más se limitan a observarlo todo. Pese a todas estas diferencias, sí es posible lograr que ambas especies se lleven bien o que, al menos, puedan compartir en un espacio determinado sin manifestar actitudes negativas o conflictivas.

No dejes tus mascotas solas en casa hasta que puedan interactuar relativamente bien. No corras el riesgo de que ambos o uno de los dos salga herido mientras te encuentras ausente. Para evitar esto, lo más recomendable es que aísles en una habitación a uno de los dos mientras estás fuera.

Cómo hacer que se lleven bien gatos y perros

Sin embargo, trata de que no sea siempre el mismo. Es decir, si hoy encerraste a tu gato, procura que el día de mañana sea a tu perro. Alternarlos hará que no sientan que hay favoritismo. Recuerda que la idea no es fomentar celos entre ellos, pues esto solo empeoraría las cosas.

Ten paciencia, no alcanzarás tus objetivos de la noche a la mañana. Este es un trabajo que tomará muchos días. Por eso, no trates de presionarlos ni de forzar su interacción. Deja que las cosas entre ellos fluyan de forma natural.

Sin embargo, pese a todos los esfuerzos que hagas, en ocasiones, el perro y el gato simplemente nunca se llevarán bien. En ese caso existen dos opciones que puedes considerar.

La primera, es regalar uno de los dos a algún amigo o familiar, que sabes que cuidará de manera responsable de él. Esta puede llegar a ser una decisión muy dolorosa, en especial si ya has creado lazos afectivos con ellos.

En caso de que no quieras ni puedas deshacerte de alguno de los dos, lo segundo que puedes hacer es mantenerlos separados siempre que sea posible. Así evitarás que haya confrontaciones entre ellos y que alguno salga lastimado.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.