Un gato es uno de los animales de compañía más comunes en todo el mundo y uno de los más simpáticos, debido principalmente a que son animales amables y que no suelen dar mucha guerra.

La gente que adopta un gato lo suele hacer porque prefieren un animal de compañía tranquilo y leal, que no tenga tanta energía como los perros y que sea un poco más independiente y solitario.

Aunque un gato sea solitario, eso no quiere decir que no sea un animal que necesita jugar y ser feliz al igual que los perros. Ya hemos explicado alguna vez cómo jugar con un perro, sin embargo, aún no hemos explicado como jugar con un gato.

Además es común jugar con los perros, pero a los gatos se les suele hacer menos caso y por eso, los juegos que se hacen con los gatos suelen ser más desconocidos ya que no lo necesitan tanto, pero cuando lo piden podemos andar desconcertados ya que no sabemos a ciencia cierta cómo divertirnos con nuestra mascota.

Si quieres aprender más sobre cómo jugar con un gato, presta especial atención a estos consejos que te voy a dar en doncomos.com donde aprenderás paso a paso algunos de mis juegos favoritos con los gatos.

¿Que necesitas para jugar con un gato?

  • Un ovillo de lana.
  • Un juguete para gatos.
  • Un calcetín viejo para morder y arañar.

Instrucciones para jugar con un gato

  1. Jugar con un ovillo de lana:
    El juego del gato y del ovillo de lana es uno de los más viejos que existen para jugar con este animal y también uno de los más famosos en todo el mundo en este campo. Esto es debido a que es un juego divertido, barato y que le encantará al gato ya que es un animal curioso por naturaleza. En primer lugar, coge un ovillo de lana y dáselo al gato, verás como empieza a jugar con el ovillo, a girarlo y a arañar el cordel para que vaya estirándose, despertando así la curiosidad del gato. La segunda forma de jugar con el gato y el ovillo es cogiendo el ovillo con la mano y dejando un pequeño cordel en el suelo. Cada vez que tu gato se acerque al ovillo, retíralo para que el gato se pique y vaya a por el. Esto hará que el gato tenga ganas de jugar y puedes alargarlo hasta que el gato se canse un poco.
    Cómo jugar con un gato
  2. Juguetes para gatos:
    Si vas a tiendas de animales como kiwoko podrás encontrar juguetes exclusivos para gatos con los cuales jugar. Aquí tenemos de todo, desde juguetes que simulan un ovillo de lana, hasta juguetes de goma para morder, pasando por juguetes para arañar y otros juguetes curiosos para gatos. Todos estos juguetes son algo caros, pero tienen una mayor duración que los ovillos de lana y otros juguetes caseros, así que si que te recomiendo hacer la compra de alguno de estos juguetes para tu mascota favorita. Dale el juguete al gato y comprueba su reacción, si le gusta, podrás mantenerlo y a continuación, jugar con el de la manera que el gato quiera.
    Cómo jugar con un gato
  3. El calcetín viejo:
    Si tienes un calcetín viejo, puedes utilizarlo para crear un divertido juguete para el gato. De la misma manera que con los juguetes para perros, ata un nudo y dáselo al gato para que pueda arañarlo un poco con sus uñas. Los gatos son cazadores por instinto y por lo tanto, arañar esa superficie áspera para afilar las uñas y jugar puede ser muy bueno para ellos. También te digo que este juego no funciona en todos los gatos, sino que hay algunos a los cuales no les hace mucha gracia. La clave es ir probando a ver si le gusta el juego o no y si le gusta continuar con ello y si no le gusta probar uno de los 2 juegos que te hemos propuesto desde doncomos.com.
    Cómo jugar con un gato

Consejos para jugar con un gato

  • Dedícale tiempo: Ahora que ya sabes como jugar con tu gato te falta hacer algo importante, es decir, aplicarlos a la práctica. Mucha gente sabe bien como pueden jugar con los gatos y con otros animales, sin embargo, no le dedican la suficiente atención y por ese motivo, no dejan a los gatos suficientemente satisfechos y no les atienden. El gato es como un miembro más de la familia y por eso, debes tratarlo como a cualquier miembro de la familia, es decir, que debes darle cariño, atención y jugar con el como haces con tus hijos o con tu perro. Al final el gato te va a querer más si le haces caso que si le ignoras por completo, aunque sea un animal más solitario que el perro.
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.