El paseo es uno de los momentos más importantes del día para tu perro. Si quieres que tu mascota se encuentre en buena forma y sea feliz, es necesario que le pasees, por lo menos, 3 veces al día. Has de recordar, además, que uno de estos 3 paseos deberá de tener una duración mínima de una hora. Todos los perros no son iguales y algunos de nuestros mejores amigos necesitan más tiempo para relajarse. Ten en cuenta la raza y el carácter de tu perro cuando vayas a pasearlo.

Cómo pasear a tu perro de manera efectiva

Si tienes perro ya te habrás dado cuenta de que los paseos no siempre salen como a uno le gustaría. A veces nuestra mascota sale alterada de casa y ladrando sin ton ni son a todo lo que se le cruza por delante. Otras veces no deja de tirar de la correa u olisquear cada dos por tres cada rastro que encuentra. Si ya no sabes qué hacer para que pasear a tu perro resulte agradable, en este post encontrarás la solución a todos tus problemas de paseante perruno. ¡Comencemos!

Cómo pasear a tu perro

¿Que necesitas para pasear a tu perro?

Para pasear a tu perro vas a necesitar

  • Paciencia y cariño
  • Collar perruno
  • Correa corta, preferiblemente de cuero
  • Práctica en educar a tu perro
  • Leer detenidamente este post
  • ¡Practicar, practicar y practicar!

Instrucciones para pasear a tu perro

Paso a paso para aprender a pasear a tu perro

  1. Intenta ser tú el que marque los horarios de salida y no el perro. Como dice César Millán, tú eres el líder de la manada y como tal has de actuar. Esto no implica que debas de dejar a tu perro sin salir cuando lo necesita. Fíjate en sus actos y estate atento a sus necesidades. Intenta sacarle siempre en los mismos horarios, así tu mascota se acostumbrará a ajustar sus ritmos intestinales a los horarios de paseo.
  2. Si no lleva puesto un collar de manera habitual, pónselo para salir de casa. Otra manera es utilizar una correa de cuero y rodearle con ella el cuello a modo de collar. Sea cual sea el estilo que prefieras, sácale siempre atado con una correa corta y recuerda que el collar deberá de estar holgado y permitir que tu perro respire con tranquilidad y que no se sienta atado. La medida perfecta es que entren entre el collar y el cuello de tu perro un par de dedos.Cómo pasear a tu perro
  3. Es normal que cuando el perro detecta que va a salir a la calle su nerviosismo aumente ligeramente. No pasa nada, como decimos es un comportamiento normal, no obstante, no hay que permitir que nuestra mascota “pierda los papeles” y olvide que el que manda en el paseo eres tú. Por este motivo, antes de cruzar la puerta de la salida de tu casa, tu perro deberá de tranquilizarse a tu lado estando atado. Un buen truco es hacerle sentar y tener paciencia hasta que baja su nivel de ansiedad. Cuando consigas que responda favorablemente y que sus nervios se pasen, será el momento de cruzar el umbral de la puerta. Recuerda que tú eres el que lleva a la manada, por tanto deberás de cruzar tú primero para que él te siga.
  4. Si la puerta de tu casa no da directamente a la salida, es decir, que tienes que atravesar varios tramos de escaleras, coger un ascensor, y salir por la puerta del portal, recuerda seguir el paso número 3 continuamente: tú has de atravesar primero todas las salidas, has de llevar la voz cantante, y no deberéis de avanzar si el estado de tu perro demuestra que está ansioso. Debe de estar plenamente relajado para comenzar con el paseo.Cómo pasear a tu perro
  5. Además del perro, tú también deberás de tener una actitud relajada y tranquila. Los animales son muy empáticos y son capaces de sentir fácilmente nuestras emociones. Si nos notan nerviosos a la hora del paseo, ellos también lo estarán. Si notan que tienes miedo, intentarán defenderte. No olvides este consejo, intenta eliminar de tu cuerpo cualquier resto de ansiedad cuando vayas a pasear a tu mejor amigo.Cómo pasear a tu perro
  6. Ha llegado el momento de salir a la calle. Marca el ritmo del paseo y el lugar que deberá de mantener tu perro. Elige si quieres que vaya a tu izquierda o a tu derecha para que tome el hábito y se acostumbre. Y sobre todo no olvides que tú eres el jefe y que has de comportarte como tal durante el paseo. ¿Esto qué significa? Que no están permitidos los tirones ni que el perro pase por delante de ti. Él tiene que seguirte a ti y no tú a él. Si ves que muestra alguno de estos comportamientos, ten paciencia y corrige sus acciones pegando un ligero tirón a la correa y volviendo a recuperar el control. Si a pesar de todo insiste, interrumpe inmediatamente el paseo hasta que vuelvas a ser el líder. En ese momento podrás continuar paseando.

Consejos para pasear a tu perro

Un último consejo para aprender a pasear a tu perro

Cuando tu mascota vea aproximarse otros perros, mantén la calma. Nuestros perros suelen ponerse nerviosos porque notan nuestro nerviosismo e intentan protegernos. Es importante que sociabilice durante sus paseos y que vea e interactúe con otros animales. Suéltale en terrenos abiertos donde pueda jugar con otros perros y no olvides mantenerte en movimiento, de otro modo pensará que estás reclamando el terreno y puede tornarse agresivo.

Cómo pasear a tu perro

¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 94,12% le ha gustado.