¿Cómo saber si mi perro está gordo?

La obesidad y el sobrepeso es un problema en los seres humanos pero también lo es en los perros. Esto es muy peligroso ya que este exceso en el peso de las mascotas puede provocar la aparición de otras enfermedades, como es la diabetes, o bien problemas en sus articulaciones, entre otros.

Por este motivo, es importante que a la hora de cuidar a un perro tengas en cuenta que no debes consentirlo en exceso, sino darle la comida apropiada para sus características y raza. Desde que son cachorros es muy importante su alimentación, ya que de ello dependerá que su calidad de vida sea mayor.

Si eres conscientes de todo lo anterior es muy probable que en más de una ocasión te hayas preguntando ¿Cómo saber si mi perro está gordo?. Si tienes esta duda, en esta ocasión te vamos a explicar lo que debes saber para conocer su tu mascota se encuentra, o no, cerca de su peso ideal.

Evaluación del sobrepeso en los perros

En primer lugar, si quieres saber si tu perro está gordo, es importante que tengas en cuenta los criterios para evaluar el sobrepeso en perros. Este es el estado que atraviesa el animal antes de llegar a la obesidad, siendo importante detectarlo en este estado para prevenir que sea obeso.

De hecho, con una buena evaluación temprana es posible reconducir sus hábitos alimenticios para tratar de hacer que el perro pueda conseguir su peso idóneo de una manera más rápida y sencilla.

Características de un perro con sobrepeso

A la hora de evaluar si un perro tiene sobrepeso hay que atender a una serie de características y signos que nos pueden indicar que se encuentra en este estado, como son los siguientes:

  • En la parte de la cola, la base se encuentra engrosada y tiene una cantidad más alta de lo normal entre el hueso y la piel.
  • La espalda tiene un ensanchamiento ligero al ver al perro desde la parte superior.
  • Es complicado palpar sus costillas y están recubiertas por una capa de tejido graso o adiposo en una cantidad moderada.
  • Las estructuras óseas del animal se pueden palpar pero se puede apreciar como se encuentran con una capa de grasa moderada.
  • La forma de la cintura apenas se aprecia cuando el perro es visto desde una perspectiva lateral.

Evaluación de la obesidad en perros

Una vez superada la fase de sobrepeso, los perros llegan a la obesidad, que es una enfermedad que puede llegar a ser muy grave. De hecho, puede poner en claro riesgo su integridad. Al margen del resto de características que te vamos a explicar para que puedas determinar si padece de obesidad, debes tener en cuenta que podrás notar como el perro no tolera la actividad física y está cansado gran parte del día.

Características de un perro con obesidad

Entre las principales características para evaluar que un perro está obeso se encuentran las siguientes:

  • Las costillas del animal no se pueden observar a simple vista, además de existir dificultad a la hora de palparlas, ya que se encuentran recubiertas por una capa de grasa que es muy gruesa.
  • El perro no tiene cintura alguna al ser observado desde un lateral y se puede apreciar como tienen el vientre muy abultado. Además, al verlo desde arriba se puede ver como su espalda es excesivamente ancha.
  • La cola está engrosada y bajo la piel se puede apreciar como hay una gran cantidad de grasa.
  • Los extremos óseos se encuentra cubiertos por una capa de grasa que es gruesa.

El peso ideal del perro

Es muy importante para la salud del animal que se intente lograr que se mantenga en su peso ideal. Para ello es fundamental mantener una alimentación apropiada y que haga ejercicio físico diario. De esta manera podrá tener un peso adecuado y disfrutar de una mayor calidad de vida.

En todo caso hay que tener en cuenta que el peso ideal depende de cada perro y su constitución. Esto quiere decir que no todas las razas son iguales y el peso ideal de unas y otras puede variar mucho.

Para saber si un perro se encuentra en su peso idóneo es importante que tengas en cuenta los siguientes signos o características:

  • Es posible ver su cintura al ver al animal desde la parte superior.
  • La base de la cola tiene un contorno que está liso.
  • Las costillas se pueden palpar de una forma sencilla y se puede apreciar una capa de grasa pero pequeña.
  • Los huesos y los extremos óseos pueden llegar a ser palpados de manera sencilla. Se aprecia una capa leve de grasa que recubre los huesos.

A través de estos signos es posible saber el peso ideal del animal,  si bien, ante cualquier duda que puedas tener al respecto, siempre podrás acudir al veterinario. De hecho, es recomendable que de forma periódica acudas al mismo para sus revisiones, en las que podrá asesorarte debidamente al respecto. Así podrás saber de forma sencilla si el perro está gordo o se encuentra en un buen estado físico.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.