Cómo se reproducen las mariposas

La naturaleza está llena de diferentes especies animales. Muchas de ellas poseen colores brillantes, formas atractivas, carácter gentil, sutileza al andar, habilidades extraordinarias, etc.

En vista de esta gran variedad de especies, muchas personas se dedican a estudiarlas y a tratar de determinar por qué se comportan de cierta manera, qué hace que puedan manifestar cierta característica, a qué se debe algún rasgo distintivo y mucho más. Todo, con el interés de imitar sus fortalezas, llevarlas a la tecnología y beneficiar a la humanidad.

Uno de los animales más llamativos y que despiertan la curiosidad son las mariposas. Existe una gran variedad de esta especie, una más bella que la otra. Ya sean solas o en grupos, las mariposas son un verdadero espectáculo para la vista.

Están relacionadas con muchos mitos, fábulas y cuentos fantásticos, como las hadas, los bosques encantados y otros elementos productos de la imaginación de hombre. Sin embargo, a pesar de que parezcan etéreas, son reales y conviven entre nosotros.

Son tan frágiles que, si se toman con mucha fuerza, se les puede ocasionar daños irreversibles y hasta provocarles la muerte. Por eso, lo mejor es dejarlas volar al viento y verlas cómo se posan de flor en flor extrayendo su dulce néctar.

mariposas

No obstante, ¿alguna vez te has preguntado cómo nacen las mariposas? ¿Cómo se reproducen? ¿Cómo se da este proceso natural? ¿Qué factores intervienen? Si te gustan las mariposas y te interesa este tema, no puedes dejar de leerlo.

Este artículo se ha escrito con la intensión de dar a conocer más sobre la vida de estos animales tan hermosos y singulares. Es probable que, hasta ahora, solo conozcas ciertos datos generales sobre ellas. Ahora tendrás la oportunidad de conocerlas más de cerca. Por eso, no te pierdas ningún detalle de este artículo. Veámoslo.

Instrucciones para se reproducen las mariposas

mariposas

La esperanza de vida de las mariposas, varía dependiendo de la especie. Algunas logran sobrevivir unas pocas semanas, mientras que otras pueden hacerlo durante todo un año. Por otra parte, los factores como el clima y la cantidad de alimento son fundamentales a la hora de determinar su supervivencia.

El cuerpo de las mariposas se divide en tres partes: cabeza, tórax y abdomen y, en el abdomen es donde se encuentran sus órganos vitales y su aparato reproductor. Por otra parte, los machos y las hembras presentan variaciones en su fisionomía, como la forma, el color y el tamaño. Siendo los machos más grandes que sus compañeras.

El ciclo de las mariposas se origina con proceso de reproducción, el cual se puede dividir en dos etapas que son: el cortejo y el apareamiento.

El cortejo

mariposas

Este es un aspecto fundamental en la reproducción de las mariposas. En él, el macho se encarga de realizar distintos vuelos de reconocimiento, con el fin de buscar a las hembras. Además, llaman su atención haciendo piruetas y esparciendo feromonas.

Al mismo tiempo, las hembras responden al llamado también liberando feromonas, la cual es capaz de percibir un macho, aunque esté a casi dos kilómetros de distancia.

Luego que se ha localizado la hembra, el macho se encarga de batir sus alas sobre ella, a fin de llenar sus antenas con las pequeñas escamas que libera, las cuales contienen feromonas y hacen que la hembra pueda estar lista para el apareamiento.

El apareamiento

mariposas

En este momento, amabas mariposas se unen a través de las puntas de sus abdómenes, mirando hacia diferentes direcciones, para que, de esta manera, se genere el intercambio de gametos.

El macho coloca su órgano reproductor dentro del abdomen de la hembra y expulsa un saco denominado espermatóforo, el cual, como su nombre así lo indica, contiene el esperma. Por su parte, el orificio de la hembra lo recibe y comienza a realizar la fertilización de los huevos, los cuales están dentro de su cuerpo.

En la mayoría de las especies de las mariposas, este proceso ocurre en aquellos lugares en donde puedan permanecer sin moverse, como sobre una roca, en una hoja, etc. Mientras dura este proceso, se convierten en blanco fácil de sus depredadores, por lo que algunas han llegado a desarrollar la capacidad de aparearse mientras están volando en el aire.

Ahora que ya conoces cuál es el proceso de reproducción de las mariposas, es necesario que te enteres cómo nacen.

¿Que necesitas para se reproducen las mariposas?

mariposas

Luego del proceso de apareamiento, el siguiente paso en la reproducción de las mariposas es el de la metamorfosis, el cual comienza desde el mismo instante en que la hembra libera los huevos que lleva dentro de su cuerpo.

Dependiendo de qué tipo de mariposa sea, la cantidad de huevos puede llegar a variar muchísimo, de tan solo unos 25 a 10 mil huevos. Estos son puestos sobre hojas, el tallo, ramas y hasta frutos de diferentes árboles.

Cabe destacar que, cada tipo de mariposa utiliza una especie vegetal en particular, que contiene los nutrientes necesarios, para que sus ejemplares puedan desarrollarse correctamente en sus diferentes etapas.

Pese a ello, solo un 2% de la cantidad total de huevos llega a la edad adulta, ya que la mayoría son devorados por depredadores o mueren debido a las condiciones del clima, como la lluvia, las ráfagas de viento, etc.

Su metamorfosis ocurre en las siguientes etapas:

  • El huevo: mide tan solo unos pocos milímetros y poseen diferentes formas. Por ejemplo, cilíndricos, redondos, ovalados, etc.
  • La larva u oruga: cuando ha salido del huevo, la larva se alimenta de los restos de él mismo y sigue comiendo hasta que crece. En esta etapa es capaz de cambiar su exoesqueleto.
  • La pupa: cuando la oruga llega a su tamaño ideal, deja de alimentarse y comienza a fabricar una crisálida con hojas o con su propia seda y, estando allí, su cuerpo sufre una transformación y produce nuevos tejidos.
  • Adulta: cuando ha terminado el proceso de metamorfosis, la mariposa se encarga de romper la crisálida y sale a la superficie. Luego de ello, debe esperar, al menos, unas 4 horas antes de echarse a volar. Mientras eso sucede, su cuerpo se encarga de bombear fluidos para endurecerse.

Cuando finalmente es capaz de volar, se encarga de buscar a su compañero para iniciar nuevamente el ciclo de reproducción.

No es posible determinar cuánto tarda una mariposa para salir de la crisálida, ya que esto depende de diferentes factores, como su especie, su alimentación mientras es una larva y las condiciones del clima en donde se encuentra.

Consejos para se reproducen las mariposas

mariposas

En vista de que el número de mariposas ha comenzado a descender de manera alarmante, es importante conocer qué puedes hacer para contribuir a que esta especie continúe viviendo muchos años más.

Todo comienza con el cuidado de las orugas. Debes mantenerlas en un recipiente de unos cuatro litros de agua cubierto con una tela para queso. De esta manera evitarás que escapen y les darás un entorno seguro y ventilado. No coloques más de dos o tres orugas juntas, ya que necesitarán espacio cuando salan de las crisálidas.

Limpia el recipiente a diario para eliminar todos los desperdicios, coloca varillas en donde puedan escapar y aliméntalas con hojas frescas todos los días.

Luego, deberás cuidar de las crisálidas. Para ello, deberás mantener el ambiente agradable y húmedo para que las crisálidas no se sequen. Usa una botella con un spray par rociar el interior del recipiente cada cierto tiempo.

Asimismo, debes asegurarte de que estén en una posición adecuada. Si la crisálida está muy cerca del fondo del recipiente, las mariposas no podrán desplegar sus alas cuando emerjan y, por consiguiente, sus alas no se van a desarrollar de la mejor manera y, como consecuencia, no podrán volar.

Cuando la mariposa haya emergido y se haga una adulta capaz de volar, este será el momento para liberarla. De esa manera, disfrutarás de la satisfacción de saber que has contribuido a ayudar en el crecimiento de la población de mariposas de tu localidad.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.