Si tienes una mascota seguramente te hayas preguntado alguna vez: ¿cómo puedo comunicarme con mi perro?

Pues bien, haces bien en preguntartelo. La comunicación con tu animal de compañía es esencial para que vuestra relación sea especial y única. Además, poder tener un entendimiento mutuo facilitará que cuando le hables te entienda. Y, a la hora de dar paseos o sacarlo a la calle, atenderá mejor a tus llamadas y órdenes.

¿Qué me quiere decir mi perro?

Lo primero que debes saber es el idioma que utilizan los perros para comunicarse con los hombres.

Cómo entrenar un perro

Señales acústicas: el ladrido, el aullido y otros sonidos

El aullido: es una llamada que hace para indicar que se encuentra solo. Es capaz de recorrer largas distancias para que lo pueda oír mucha más gente.

Los ladridos: tiene varios cometidos, puede ser una llamada, un aviso, un saludo e incluso una amenaza. También pueden ser emociones como excitación y emoción. Sabremos que intenta comunicarnos cuando observemos otros gestos y comportamientos.

Los gruñidos: son una demostración de amenaza cuando van acompañados del gesto de mostrar los dientes. Pueden ser también una advertencia o un comportamiento para marcar territorio.

Los gemidos: si ocurre cuando está saludando, muestran cariño. Si ocurre fuera del saludo, quieren mostrar sumisión o dolor.

Señales posturales y movimientos.

Sumisión: cuando deja a la vista las partes más vulnerables de su cuerpo como la pelvis o el cuello, está mostrando sumisión y confianza.

Dominio, agresividad: nuestro estará mostrando seguridad y superioridad cuando levante las orejas y la cola. También mantendrá la mirada directa en su objetivo y gruñirá.

Los movimientos de la cola: comúnmente sabemos que los movimientos de la cola de nuestro perro significan cosas diferentes. Por ejemplo, cuando mueve la cola enérgicamente y de forma rápida, está indicando actitud amistosa y alegre. Si mantiene la cola erguida, se siente en posición de superioridad, tiene confianza y se ve dominante. Si coloca la cola entre las patas quiere decir que tiene miedo o inseguridad.

¿Cómo comunicarme con mi perro?

Instrucciones para comunicarme con mi perro

  1. Después de saber a grandes rasgos las distintas cosas que te puede estar diciendo tu perro, es hora de comunicarte con el. El contacto visual es el primer paso. Así como con las personas, también puedes decir mucho con la mirada a tu amigo canino. Si les miras fijamente durante mucho tiempo pueden sentirse confusos y atacados. Pueden sentir tu mirada como una amenaza. Lo más habitual es que tu perro desvíe la mirada para que no ocurra una confrontación, pero ten cuidado. No es recomendable que desafíes a tu perro sin razón o por diversión. Esto podría debilitar vuestros lazos y su confianza hacia a ti.
  2. La educación que le hayas dado a tu perro es un factor muy importante. Ya que si ha sido obediente desde que era un cachorro y no te suele desobedecer, ya tienes un gran camino recorrido. Una de las mejores formas de comunicarte con tu animal es mediante las palabras. Por eso, si ha habido una buena relación y educación por tu parte, será más fácil que escuche tus palabras. Esto requiere una gran paciencia de tu parte, eso sí. Con el paso del tiempo y los intentos, tu perro aprenderá a asociar señales y palabras tuyas a las acciones que le estás pidiendo que haga. Puedes lograr que asocie la orden ven a un acercamiento hacia ti. Como ésta, otras muchas como siéntate, fuera, o no. El aprendizaje será más duradero y fácil si, tras realizar una de estas acciones correctamente, le das una golosina o algo que aprecie.
  3. Es muy importante que tengas en cuenta cómo afectan tus gestos y actos a tu perro. Estos animales entienden el idioma y lenguaje humano de forma particular. Si retiras la mirada o paras de tocarlo bruscamente, puede entenderlo como abandono momentáneo. Puede responder de forma negativa al no entender si ha hecho algo mal para que le rechaces así.
  4. A un gran número de caninos no les gusta que le acaricien la cabeza. Este gesto es algo que van aprendiendo a tolerar poco a poco. Por lo que, a tu perro puede gustarle que se la toques si tienes una relación larga con él. Pero no es recomendable que le toques la cabeza a perros desconocidos o con los que no tengas una relación habitual. Puedes causarles malestar y, en algunas ocasiones, responderán mal, con gruñidos o atacándote.
  5. Los perros son animales sociales y necesitan contacto. Sobretodo cuando son cachorros necesitan que les des mimos y estés pendientes de ellos. Permanece cerca de el cachorro todo lo que puedas y tendrás una gran relación con él en un futuro. Pero, incluso cuando son ya adultos, no es habitual que rechacen el contacto de la persona en que confían. Por eso, no dudes en acariciarle o jugar con él, esto estrechará cada vez más vuestra relación.
    Cómo saber si mi perro tiene otitis

Esperamos que este artículo les haya sido de gran utilidad y ayuda y que disfruten de una gran relación con sus mascotas.

¿Te ha gustado?
26 usuarios han opinado y a un 88,46% le ha gustado.