La cría de gusanos de seda es una práctica muy interesante y popular entre los más pequeños. Y es que este pequeñísimo animal puede mostrarle un magnífico proceso biológico de la naturaleza al completo: de un minúsculo huevo nace un pequeño gusano que después de ir confeccionando su propio capullo de seda se convierte en una bonita mariposa. Tanto en la escuela como en casa, el gusano de seda se postula como una estupenda opción de mascota para la familia, ya que hasta los más pequeños podrán analizar las fases por las que pasa la cría de gusanos de seda desde su nacimiento hasta la metamorfosi a mariposa. Además también verán el maravilloso proceso en el que un gusanito tan pequeño puede fabricar él mismo seda natural como si de una obra de arte se tratara.

En doncomos.com te presentamos los pasos básicos para que críes y cuides a estos animales desde su nacimiento hasta su metamorfosi a mariposas de forma sencilla y divertida. Además, todo esto lo puedes tener en casa gastando muy poco dinero, ya que es un animal que no ensucia prácticamente nada, necesita poca dedicación y ocupa un espacio muy reducido.

¿Que necesitas para criar gusanos de seda?

  • Caja de cartón con tapa -puedes usar una caja de zapatos grande- o un recipiente con tapa.
  • Huevos o gusano de seda vivo -lo puedes encontrar si es temporada en tiendas especializadas-.
  • Hojas de morera -único alimento para la cría de los gusanos de seda-.
  • Servilletas o papel de cocina.
  • Microscópico óptico -opcional, aunque con él podrás observar mucho mejor aspectos minúsculos-.

Instrucciones para criar gusanos de seda

  1. En primer lugar, debes hacerte con huevos o gusanos de seda. Si es la primera vez que crías, te recomendamos que cojas los gusanos vivos, es decir, una vez hayan salido del huevo, ya que así podrás ir aprendiendo como cuidarlos y posteriormente podrás emparejarlos entre ellos en casa antes de la metamorfosis. Si decides coger huevos debes hacerlo en pleno invierno -noviembre o diciembre- y si quieres empezar con gusanos vivos, debes hacerte con ellos en temporada -nacen en primavera-.
  2. Una vez tengas los gusanos, deberás habilitar la zona en la que vivirán. Una caja de zapatos de cartón y grande será suficiente aunque el tamaño depende de los gusanos que tengas; debes hacer pequeños agujeros en la caja para que puedan respirar.
  3. Si por lo contrario has adquirido huevos, mientras hacen el proceso de eclosión tendrás que mantenerlos en un lugar frío y seco -la nevera podría ser una buena opción-. Debes ponerlos en alguna bandeja o en un mismo folio para que estén a salvo y los puedas observar con claridad. Ten en cuenta que observar el color de los huevos es fundamental para ir conociendo el proceso: oscuro significa que la larva aún está en desarrollo, verde claro es símbolo que la eclosión es inminente -le falta pocos días- y amarillo quiere decir que ya ha salido o por lo contrario el huevo no fue fecundado por lo que no saldrá ningún gusano. Cómo criar gusanos de sedaa
  4. Cuando ya tengas los gusanos vivos, deberás habilitar la caja tal y como hemos indicado. Es importante que en la superficie pongas una servilleta de papel o un trozo de papel de cocina para que los desechos líquidos queden encima. Ten en cuenta que al ser bien pequeñas tendrás que cambiar el papel cada 2 o 3 días para mantener la caja seca y limpia.
  5. Por lo que respecta a la comida, intenta empezar con hojas de morera pequeñas -cuando aún sean larvas o estén en las primeras fases- y a medida que vayan aumentando el tamaño ves poniéndoles hojas de mayor tamaño. En ningún caso debes poner otro tipo de comida -ni siquiera hojas de lechuga-, ya que el único alimento de los gusanos de seda es la hoja de morera.
  6. Ves controlando que la caja vaya acorde con el tamaño del gusano/s; formaran dentro el capullo de seda por lo que deben tener espacio suficiente. Ten en cuenta que antes de realizar el capullo, la larva cambia su color original a un tono más claro con tintes rosados en la zona inferior. Además, también expulsa un excremento blando con líquidos verdes o marrones. Todo esto te alerta de que el proceso de metamorfosis está llegando. Cómo criar gusanos de sedaa
  7. A partir de este momento, los gusanos buscaran esquinas en las que irán tejiendo el capullo de seda. En el momento que ya estén totalmente formados, cambia la servilleta de papel por un folio, ya que así podrás coger mejor los huevos que irán fecundando al salir. Normalmente, salen de su crisálida a primera hora de la mañana.
  8. Cuando vayan dejando las crisálidas, puedes ir retirando los restos para dejar la zona más limpia. Este será el momento en que irán aparejándose y fecundando nuevos huevos. Dentro de la caja las mariposas irán muriendo, si tu intención es que vivan puedes dejarlas ir en el momento que salgan del capullo aunque de este modo no obtendrás huevos para futuros gusanos.  Cómo criar gusanos de sedaa

Consejos para criar gusanos de seda

  • Procura conservar los huevos en un lugar seco y fresco hasta la temporada de primavera. Presta especial cuidado a la temperatura, ya que en invierno las casas suelen tener la calefacción encendida y con el calor las larvas podrían creer que la primavera ha llegado y nacerían antes de que las moreras tengan hojas. Sin hojas de morera los gusanos de seda no podrían sobrevivir.
  • Intenta no coger los gusanos pequeños con los dedos, ya que les puedes hacer daño. A partir de 5 centímetros ya puedes cogerlos pero siempre con mucha precaución: son muy delicados.
  • Ten especial cuidado con los venenos que puedan tener las hojas de la morera. En muchas ocasiones cogerás hojas de moreras de la calle por lo que pueden estar expuestas a insecticidas.
¿Te ha gustado?
68 usuarios han opinado y a un 85,29% le ha gustado.