El perro es el mejor amigo del hombre, tal como se acostumbra a decir, aunque no siempre los humanos son los mejores amigos de los perros. Como es lógico, si tienes un perro, querrás que tenga una existencia saludable y le alimentarás lo mejor posible.

Tradicionalmente, a los perros se les ha dado todo tipo de sobras de las comidas, y aparentemente, han vivido bien. Sin embargo, el perro no es humano y su sistema digestivo y su fisiología son distintas, lo que hace que muchos alimentos que tomamos las personas no sienten nada bien a los caninos.

Te podría sorprender la cantidad de comidas que no son aptas para los perros, hasta el punto de que pueden causarles graves enfermedades e incluso la muerte. Y en otros casos, tal vez sí los pueden comer, pero en unas cantidades muy pequeñas, mínimas en comparación con las raciones que sí podemos tomar los seres humanos.

Por eso, pasamos a darte un listado muy interesante de cuáles son los alimentos tóxicos para los perros.

El chocolate.

Este es un producto prohibido para los perros, da lo mismo como se presente, en tableta, bombones o mezclado con leche, etc. La teobromina presente en el chocolate es una toxina para los perros, aunque no para los humanos. Aunque parezca que les encanta, no se lo debes dar. Le puede provocar convulsiones, aceleración del corazón, diarreas y vómitos e incluso la muerte.

El ajo y la cebolla.

Estas dos plantas que tanto se usan en la cocina contienen sulfóxidos, que le pueden causar al perro anemia e insuficiencias renales. Un síntoma de que ha comido cebolla o ajo es la orina de color rojizo o anaranjado. Algunos piensos los llevan, aunque en cantidades ínfimas, pero hay que evitar que las coman ya sea en crudo, cocidas o en polvo.

Lácteos.

Los perros son intolerantes a la lactosa que tienen la leche y sus derivados. El ser humano tiene una enzima que permite digerir la lactosa, pero esta enzima desaparece en los perros a los pocos meses de vida. Sin embargo, sí les sienta muy bien el yogur natural, que no tiene lactosa. Pero no los quesos, debido a que la escasez de la lactosa dependerá de la mayor o menor maduración, por lo que es mejor no darles nada de queso.

Patatas, tomates y aguacates.

En la dieta humana, no dejamos de oír la recomendación de comer verduras todos los días. Sin embargo, nuestros amigos caninos resultarán muy afectados si comen estas hortalizas, ni crudas ni cocinadas, porque sufrirán problemas digestivos y urinarios, respiratorios y que incluso pueden provocarle el coma.
Cuáles son los alimentos tóxicos para los perros

Uvas y pasas.

Aunque no se saben los motivos científicos, pero unas pocas uvas son suficientes para que tu perro desarrolle una grave insuficiencia renal, que incluso podría causarle la muerte. Obviamente, tampoco le dés pasas u otros derivados de uva.

Frutas: manzanas, ciruelas, melocotes, caquis…

La carne de las frutas, estas y otras muchas, en geneal, no perjudica a los perros, al contrario, hay que incluirla en su dieta, pero sí es venenoso el hueso o las pepitas o semillas que tengan en el interior. El problema es que contienen pequeñas dosis de cianuro, que si bien los humanos podemos tolerar si tomamos alguna pepita, para el perro es letal. Si se intoxica, puede presentar síntomas como hiperventilación, convulsiones y problemas respiratorios.

El hígado.

Esta víscera se puede incluir dentro de la comida de tu perro, pero en muy pequeñas cantidades y nunca diariamente, y es mejor que se lo proporciones cocido en vez de crudo. El hígado contiene grandes dosis de vitamina A, en una cantidad siempre excesiva para el perro a menos que sea en trocitos mínimos. El exceso de vitamina A le hará tener anorexia, deformación ósea e incluso la muerte si la ingesta es muy grande.

Huesos.

Que imagen más típica que la de un perro royendo un hueso. En realidad, los huesos que los perros pueden comer sin problemas son los huesos blancos o lechosos, como las carcasas, alitas y muslos de pollo, las costillas de cerdo, o los de rodilla de vaca. Y es muy importante que nunca estén cocidos, siempre crudos, pues si no se pueden astillar y clavar en la garganta, estómado e intestinos, lo que evidentemente sería muy grave.

Alcohol.

Muchas gamberradas se han hecho maltratando a un perro por medio de darle a beber alguna bebida alcohólica, pero recuerda que los perros no toleran el alcohol, pues en una dosis media le puede ocasionar que entre en coma o que muera.

Pescados.

Sí les puedes alimentar con pescado, crudo o cocido, pero si es crudo, congélalo antes durante tres días para evitar los parásitos. Eso sí, no les dés las raspas grandes para que no se le claven en el estómago.
Cuáles son los alimentos tóxicos para los perros

Sal y azúcar.

Son ambos, y también los edulcorantes como el xilitol, muy nocivos para su salud.

Huevos crudos.

Dale huevo a tu perro, pero siempre cocido, y siempre sin cáscara, pues esta le podría causar salmonelosis.

Nueces.

Son tóxicas porque tienen mucho fósforo, lo que en absoluto les viene bien a tu perro.

Acelgas y espinacas.

Contienen ácido oxálico, muy perjudicial para la salud canina. Prohibidas.

Otros alimentos tóxicos.

Igualmente, no debes dar a tu perro como comida, ni setas ni hongos, ni café o té, ni golosinas ni caramelos, ni levadura o masa que lo lleve, ni comida podrida o en mal estado, y tampoco grasas o alimentos muy grasos, que sí tiene que comerlos, pero en cantidades moderadas.

¿Te ha gustado?
32 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.