Dachshund es una palabra  de origen germánico que quiere decir  “pequeño tejón”,  porque en su origen la principal función de este animal era la caza en  madrigueras, normalmente, de zorros, tejones, conejos; aunque también plantaba cara al jabalí.  Su olfato puede captar olores a gran distancia, lo que le hacía ideal para este tipo de tareas. En la actualidad son perros de compañía, muy fieles y se adaptan muy bien a la vida en un piso o apartamento.

El Dachshund también recibe otros nombres como teckel o, más comúnmente, perro salchicha. Parece ser que esta raza existía ya desde el siglo XIII en Alemania, sin embargo, otros historiadores los sitúan en la época egipcia y otros  en el XVII cuando se fundó el primer club de raza alemán.

El nombre de salchicha, es más reciente,  parece ser que proviene de un periodista neoyorkino aficionado al baseball y  a los hot dogs. Lo que está claro es que lleva mucho tiempo entre nosotros y, en la actualidad, está en todas las partes del mundo.

Al igual que el dogo o el pastor escocés, el dachshund también cuenta con su presencia en el cine. El can más conocido, quizá sea  Slinky  que es el nombre del perro salchicha con muelles de la película “Toy Story” de los estudios Pixar (1995). Pero también hay anteriores como “Los perros de mi mujer” (1966) o, más reciente, “Un Perro Salchicha en las Nacionales” (2013). Hasta Picasso lo plasmó en su versión de Las Meninas.

Cómo cuidar a un dachshund o salchicha

La peculiaridad de estos canes es lo alargado de su cuerpo y hocico,  sus largas orejas caídas y sus patas  cortas.  Esto se debe a una mutación genética.

El tamaño y el peso de los dachshund pueden variar. El normal de hasta 9 kilos y 45 cm; miniatura o mini hasta 4 kilos y 35 cm  y, por último,   toy hasta 3,5 kilos y 30 cm. El pelaje es otro factor a tener en cuenta, según la variedad: pelo corto (que es el más antiguo), pelo duro  y pelo largo. Puede ser de un solo color o tener manchas.

En cuanto al carácter, se trata de un animal fiel, guardián,  curioso, vivo, valiente, afectuoso, sensible y  rebosa energía. Pero también, tiene una personalidad fuerte y muy buena relación con los niños. Dependiendo del tipo de dachshund,  así será su grado de  afectividad. Por ejemplo, el teckel de pelo largo es más afectuoso y el de pelo corto su carácter es más fuerte.

Sus puntos débiles de un dachshund son la columna y el sobrepeso.

La esperanza de vida de los perro salchicha ronda los 15 años.

¿Que necesitas para cuidar a un dachshund o salchicha?

  • Correa extensible.
  • Comedero.
  • Bebedero.
  • Sitio para dormir.
  • Empapador o papel de periódico si es un cachorro y todavía no se ha enseñado que no ha de defecar en casa.
  • Juguetes.
  • Productos de aseo (champú para perros, champú antipulgas…).
  • Secador.

Cómo cuidar a un dachshund o salchicha

Instrucciones para cuidar a un dachshund o salchicha

  1. Saca a pasear a menudo a tu dachshund. Esto evitará que coja sobrepeso ya que éste le haría sufrir a su espalda.
  2. Tras una larga caminata, dale mucha agua.
  3. Es importante llevar una dieta equilibrada, para evitar que el can aumente el peso y tenga problemas de movilidad. Así que no le eches demasiada comida en su comedero.
  4. Si tienes un dachshund de pelo duro le has de cortar el pelo, si por el contrario es de pelo largo, habrá que cepillarle con regularidad.
  5. De adulto, puede tener problemas de espalda, por eso es importante realizar diversos ejercicios para muscular esa zona. Pero tampoco hay que excederse en el ejercicio, ya que también podría perjudicarlo.
  6. Es importante que desde cachorro eduques a tu teckel y que éste socialice. Es decir, que todos los miembros de la familia han de interactuar con él, dándole afecto.Jugar con él, por ejemplo, con un trapo atado a una cuerda o buscar la pelota.
  7. En el caso de que vayamos a jugar a la buscar a la pelota, lánzala a ras de suelo con eso evitaremos una mala postura o una torcedura.
  8. Si es un cachorro es recomendable tener juguetes que puedan morder y hay que enseñarles qué pueden mordisquear y qué no. Se aconsejan juguetes con colores llamativos que lleven cuerda o goma. Aunque también  pueden ser utilizados por ejemplares adultos porque siempre les va a gustar morder.
  9. Es conveniente adaptar un lugar para él y enseñarle que es el sitio donde debe estar, para que el perro sepa cuál es su lugar en la familia. Ese lugar se convertirá en su zona de descanso.
  10. Si es un cachorro, éste ha de comer el mismo pienso que le daban cuando nació. Así evitamos que se tenga que adaptar a un nuevo entorno y además a una nueva alimentación.
  11. Recuerda hacer las visitas pertinentes al veterinario, hacer la cartilla sanitaria y ponerle las correspondientes vacunas. Si el perro está sano con acudir dos veces al año es suficiente.
  12. El baño.  Por lo general, a los perros no les gusta que les bañen, así que ármate de paciencia y a continuación te explicamos paso a paso cómo has de realizar la higiene a tu dachshund.
    • Necesitarás un champú para perros ( es conveniente tener un champú antipulgas y en caso de ser necesario ir alternando los baños con este  producto y el champú normal) y un barreño o bañera con agua tibia. Esto evitará que el animal sufra cambios de temperatura bruscos.
    • Entra al dachshund poco a poco en el agua.  Ve mojándolo poco a poco primero por el cuerpo. La cabeza es lo último. Hay que tener especial cuidado para que no les entre agua ni en los ojos ni en las orejas.  Tranquilizarlo en todo momento, porque lo normal es que quieran salir de la bañera.
    • Cuando esté bien mojado echar el champú siempre por el lomo. Extenderlo por el cuerpo, frotando porque tiene que tocar la piel y deja para lo último la cabeza.
    • Acláralo con agua. Recuerda que no ha de quedar jabón en la piel porque ésta se le podría irritar.
    • Escúrrele y tápalo con la toalla para que no coja frío. Es importante quitarle bien todo lo mojado. Puedes ayudarte con un secador, pero siempre lejos de la piel.
    • Cepíllalo, sobre todo, en el caso de tener el pelo largo  con el fin de evitar que se les enrede y eliminar los pelos sobrantes, así como la piel muerta.

Cómo cuidar a un dachshund o salchicha

Consejos para cuidar a un dachshund o salchicha

  • El perro salchicha no tiene tanta resistencia como para hacer grandes carreras, pero sí largas caminatas.
  • Evita apretar demasiado la correa. Esto impedirá que se ahogue o que dañe su espalda, si la correa está ubicada en su  lomo.
  • Evita sacar a pasear a tu dachshund cuando llueve o inmediatamente después de comer.
  • Es un animal muy terco, quizá pienses que es imposible adiestrarle. Sin embargo, mostrando firmeza en el trato desde el principio, de forma repetitiva siempre con las mismas palabras y con mucha paciencia lo conseguirás. De este modo,  el can aprenderá cuáles son sus límites.
  • Nunca des a tu mascota alimentos que tengan chocolate, bebidas energéticas. Tampoco nada que contenga etanol, alcohol porque pueden intoxicarse, ya que son más sensibles que el ser humano.  Otros alimentos como, nueces y pasas, cebollas y ajos, aguacate, chicles, azúcares, grasas, masa de pan, también están descartados.
  • Ten cuidado el tipo de huesos que le proporcionas porque algunos de ellos pueden provocar ahogos y roturas intestinales. Esto sucede con algunos huesos como con los muslos de pollo.
  • Se recomienda bañar una vez al mes al perro si éste sale poco de casa. En cambio, si tiende a mancharse mucho habrá que bañarlo una vez cada dos o tres semanas.
  • Si los perros te apasionan en nuestra categoría dedicada a los perros encontrarás mucha información interesante.
¿Te ha gustado?
186 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.