Escoger una mascota es una tarea y una decisión muy personal. Cada uno debe valorar sus preferencias, sus gustos, sus motivos, sus posibilidades, etc. Y es que tener un animal en casa, sea cual sea, precisa de muchos cuidados y atenciones. Por ello, si decides traer a tu hogar un ser para completar la familia, debes ser muy consciente de aquello que va a necesitar y de cómo cuidarlo. Hoy queremos recomendarte y presentarte un animal muy peculiar: las ninfas. En este caso, las ninfas son unos pájaros preciosos poco conocido, pero muy preciado por ser unas aves muy dóciles y de cuidados fáciles. De este modo, las ninfas son muy parecidas a los loros o a las cacatúas y, de hecho, son originarias de Australia. Tanto es así, que en numerosas ocasiones las ninfas son denominadas ‘princesas de Australia’, ya que se fusiona su lugar de origen con su espectacular belleza. Por todo ello, son unas aves recomendadas para tener en casa, ya que son de un tamaño reducido -más pequeñas que las cacatúas- y a su vez, puedes interactuar con ellas. Además, si no tienes experiencia al cargo de pájaros, empezar tu experiencia con una ninfa será muy recomendable y satisfactorio. Para que tengas presente todo lo que debes saber, hoy en doncomos.com te explicamos cómo cuidar las ninfas.

¿Que necesitas para cuidar las ninfas?

  • Ninfa.
  • Jaula.
  • Comida -pisto, granos, alpiste, etc.-.
  • Agua.
  • Biberón y comedero.
  • Complementos para la jaula.
  • Visitas al veterinario.

Instrucciones para cuidar las ninfas

  1. Antes de nada, vamos a conocer cómo son las ninfas tanto por su aspecto como por su forma de ser. Así, en primer lugar debes saber que las ninfas son aves de tamaño no muy grande -aunque forman parte de la familia de las cacatúas son más pequeñas que éstas-. Y es que miden aproximadamente entre unos 30-40 centímetros y pesan alrededor de 120 gramos. En este caso, tiene un plumaje de color variado, aunque normalmente suele tener el cuerpo de color gris-blanco, con las alas en un tono más oscuro -gris oscuro o negro- y la cabeza en tonos claros -amarillo, naranja, rosado, etc.-. Por todo ello, son aves que presentan un pelaje distinto al habitual: bello y original.Cómo cuidar las ninfas
  2. En segundo lugar, está bien que tengas presente su forma de ser y de actuar. En este sentido, ten en cuenta que son unos pájaros muy agradables para tener en casa; gracias a su inteligencia y a su forma de ser dócil, pueden ser adiestradas y entrenadas. Además, son muy tranquilas y pueden llegar a ser muy familiares y amigables.
  3. Teniendo en cuenta cómo son las ninfas, vamos a ver cómo debes cuidarlas. Así, primeramente ten en cuenta dónde quieres situar la jaula. En este caso, será importante que esté en un sitio amplio y que no le dé demasiado el sol, viento, lluvia, es decir, debe estar resguardada. De este modo, debes saber que necesitan una jaula lo suficientemente grande; tu ninfa debe poder trepar y moverse ligeramente dentro de su casa/jaula. Por ello, recurre a comprar una jaula grande y sitúa en algún balcón, habitación, etc.
  4. En este sentido, también es recomendable que le pongas en la jaula algún juguete, objeto, material especializado para aves; así, podrá jugar y entretenerse. En este caso, puedes comprar complementos en tiendas de animales especializadas o, incluso, en grandes supermercados.Cómo cuidar las ninfas
  5. Una vez tengas acomodada su jaula, será el momento de conocer qué debes ponerle para comer. Y es que alimentar bien a tu mascota es indispensable para que crezca y se desarrolle bien. Por ello, debes saber que las ninfas se alimentan de comida especializada para ninfas, para aves. En este sentido, hablamos de granos variados como mixtura para aves, mijo blanco y amarillo, trigo, etc. Así, puedes comprar la dieta para tu ninfa en cualquier tienda de animales. Esta comida ya preparada cuenta con el alpiste necesario para tu ave. Tu ninfa siempre debe tener comida, es decir, debes ponerle una vez al día, ya que no comen mucho más.Cómo cuidar las ninfas
  6. En la misma línea, ten en mente que puedes y debes complementar la dieta de tu ninfa con alguna verdura fresca -zanahoria, calabacín, tomate, etc.-. o fruta -manzana, pera, naranja, etc.- Con todo, encárgate que tu ninfa siempre tenga comida y también agua limpia y fresca. En este caso, el agua debes ponerla en un biberón-bebedero especializado también para aves.Cómo cuidar las ninfas
  7. Por otro lado, es muy importante que tengas presente que para domesticar y familiarizar a tu ninfa debes hacerlo desde bien pequeña. Así, desde que la traigas a casa -cuanto más pequeña mejor- debes acostumbrarla a estar con los miembros de la familia. Por ello, debéis hablarle para que reconozca vuestra voz. Del mismo modo, este tipo de pájaro llega a repetir ciertas palabras cortas, sílabas, sonidos, etc. Para esto debes repetirle palabras cortas y sencillas habituales, como ‘hola’, y repetirle continuamente. Además, también debes tener presente que debes cogerla y acariciarla desde pequeña, ya que así se acostumbrará a ser más cariñosa y amigable.
  8. Por último, ten en cuenta que deberás llevar a tu ninfa al veterinario regularmente. Así, busca un veterinario de confianza y lleva a tu ninfa cada vez que sea necesario o cada vez que te lo recomiende tu veterinario para vigilar con regularidad a tu mascota.Cómo cuidar las ninfas

Consejos para cuidar las ninfas

  • Puedes recurrir a las pipas de girasol, es decir, las pipas convencionales o frutos secos que puedes comer tu, para premiar a tu ninfa. Así, si la entrenas o la domesticas, este tipo de comida únicamente debes darle en caso que cumpla tus órdenes.
  • Vigila mucho que la jaula y el entorno de tu ninfa esté bien limpio e higiénico. En este sentido, debes acomodarle un hogar seguro y limpio.Cómo cuidar las ninfas
¿Te ha gustado?
107 usuarios han opinado y a un 99,07% le ha gustado.