Los peces de agua fría son los más comunes que se tienen como mascota en nuestras casas, en pequeños y típicos acuarios esféricos. Cuidar de ellos es sencillo, pero no debemos olvidar que son seres vivos, animales que tienen sus costumbres de convivencia y reproducción, de alimentación, que pueden enfermar, ser más o menos sociables o agresivos…

Sin embargo, los cuidados son simples aunque sean continuados, y con los siguientes consejos podrás tener la mejor experiencia como aficionado a estos peces tan atractivos que proporcionan un asueto tranquilo, vistoso y evocador del mundo marino. En realidad, cuidar los peces correctamente puede ser una parte muy divertida de tu afición.

Cómo cuidar un pez de agua fríaa

¿Que necesitas para cuidar un pez de agua fría?

  • Un acuario
  • Pez o peces de tamaño adecuado al acuario
  • Comida para peces

Cómo cuidar un pez de agua fríaa

Instrucciones para cuidar un pez de agua fría

  1. Observación. La observación y vigilancia de nuestro acuario es uno de los placeres de tenerlo y una de las mejores maneras de cuidar de nuestro pez de agua fría -en realidad, a temperatura ambiente-.
  2. El filtro. Coloca el filtro en el lugar adecuado tanto para el perfecto funcionamiento del acuario como para el pez, lo que significa que si tenemos otras mascotas como gatos o perros, nos aseguremos de que no lo toquen ni lo puedan alcanzar. El filtro debe estar limpio siempre y para eso debes limpiarlo al menos una vez al mes, o más frecuentemente si tienes muchos peces o estos son más grandes. Si los peces asoman mucho la cabez por la superficie, podría implicar que hay algún problema con el filtro o con el agua, que puede estar sucia o estar más caliente de lo debido o el ph ha variado.
  3. Comida. Debes asegurarte de que tu pez o peces comen, poniéndoles la cantidad suficiente y en varias tomas al día, lo ideal es de cuatro a seis veces. Fíjate si -en caso de que tengas más un pez- de que todos comen siguiendo la misma rutina, sin que ninguno se aparte o aísle, porque podría ser un aviso de alguna enfermedad como la del punto blanco o algún parásito.
  4. Enfermedades. En la observación cotidiana de tu pez de agua fría puede que notes que el pez se frota mucho con las rocas del fondo que puedes haber colocado en el fondo del acuario, porque eso suele ocurrir al tener un parásito que les produce picor. Si el pez está enfermo, es conveniente consultar con un veterinario o una tienda de animales de confianza, que te indicará un tratamiento. Al administrarlo, es muy importante, si tienes varios peces, que pongas el pez enfermo en otra pecera igualmente bien acondicionada, hasta que se recupere.
  5. Compatibilidad. Cuando tienes varios peces en el acuario deberás tener en cuenta que no todos los peces de agua fría pequeños para acuarios o peceras caseras conviven pacíficamente entre sí. Es normal que interaccionen o “jueguen” entre sí, pacíficamente, pero dependiendo de las especies podrían pelearse entre sí o incluso comerse unos a otros. Una actitud agresiva también puede significar que la víctima está enferma o simplemente que la pecera es demasiado pequeña para el número de peces que tienes, porque necesitan cierta cantidad de espacio para moverse en el agua. Por eso, a la hora de introducir un nuevo pez en el acuario comprueba la compatibilidad con los que ya tienes allí.
  6. El agua. La higiene del acuario requiere que cambies el agua del mismo con una frecuencia de al menos una vez a la semana, y que limpies la pecera una vez al mes. Además, el acuario debe estar en una zona donde no haga mucho calor, sino más bien al contrario. Igualmente, es muy perjudicial para los peces los cambios bruscos de temperatura, por lo que no muevas mucho el acuario de lugar.Cómo cuidar un pez de agua fríaa
  7. Los mejores peces para agua fría. El goldfish o pez de colores, la carpa Koi, el neón chino (debes adquirirlos en grupos de siete, porque forman bandada; y no los reúnas con la carpa koi, porque esta se los comería), el barbo rosado (este aguanta bien distintas temperaturas), el betta splendens (es muy agresivo), el locha dojo ,el burbuja de grandes mofletes o el telescopio del que aquí te contamos cómo cuidar el pez telescopio y del que se ha de destacar que es muy importante no ponerles objetos puntiagudos.

Consejos para cuidar un pez de agua fría

  • Si decoras tu acuario tus peces estarán más entretenidos y tu disfrutarás más de sus idas y venidas al tener un entorno más variopinto. Puedes poner arena de colores, rocas, raíces, plantas naturales -en este caso debes comprobar si el pez se las comería y con qué efectos- o sintéticas, ramas, objetos como barcos o aviones hundidos, submarinistas, etc.
  • La iluminación es un capítulo importante, porque nos permitirá ver la pecera o acuario de noche, y para ello lo mejor son los fluorescentes, lo que proporcionará oxígeno a las plantas naturales que puedas tener y mejorará el estado físico de tus peces.
  • Debes saber que cuanto más grande es el acuario más fácil es de mantener, de manera que a partir de un acuario de 90 iitros la convivencia entre tus peces de agua fría será mucho mejor y la temperatura del agua será más estable, algo fundamental para la salud de tus peces.

Cómo cuidar un pez de agua fríaa

¿Te ha gustado?
47 usuarios han opinado y a un 89,36% le ha gustado.