El pez betta es un protagonista especial de los acuarios, por sus características particulares. Se distingue por su territorialidad y agresividad, a la vez que por su gran cola y sus vistosas aletas. Por eso, además de su nombre de betta splendens, también es conocido como combatiente o luchador de Siam.

Normalmente deberá habitar un acuario amplio él solo, o si acaso con varias hembras, no una, y por su personalidad, lo más recomendable es conocerlo con cierto detalle antes de adquirir uno, con el fin de que nos dure con buena salud incluso hasta cinco años. Su mantenimiento no es costoso, pero por otro lado, su reproducción sí es un proceso delicado que implica seguir pasos concretos para llegar a tener alevines de pez betta. Aquí te damos indicaciones para que cuidar a tu pez betta sea fácil y él esté feliz, tanto como para hacer nidos burbuja, algo que te sorprenderá.

Cómo cuidar un pez bettaa

¿Que necesitas para cuidar un pez betta?

  • Un pez betta
  • Un acuario de al menos 20 litros
  • Acondicionador-desclorador del agua
  • Alimento para peces betta -contenido alto en proteína-
  • Filtro de agua, mejor de esponja
  • Una taza para manejar el pez -mejor que redes-
  • Piedras redondeadas y arena para el fondo
  • Plantas naturales
  • Calentador con termostato

Cómo cuidar un pez bettaa

Instrucciones para cuidar un pez betta

  1. Elección del pez. A la hora de comprar el pez, debes observar su estado y cerciorarte de que está en las mejores condiciones. Las aletas no deben tener rasguños o roturas, y los ojos presentar un aspecto saludable. No tendrá bultos en el cuerpo, que son signo de que hay parásitos. No importa que el pez betta parezca muy dócil en la tienda, no significa que sea menos receptivo o menos agresivo de lo que es su naturaleza, puede que sólo esté descansando aparte de que está acostumbrado a que lo vea mucha gente.
  2. Acondicionar el acuario. En principio, el acuario debe ser para un solo ejemplar de pez betta. Es un pez que necesita espacio, no tanto en profundidad -no necesita un acuario muy alto- sino en volumen, como mínimo de 20 litros, con el fin de que no se muera antes de tiempo. Es un pez de agua cálida, y la temperatura deberá estar entre los 25º y los 30º, por lo que deberás instalar un calentador con termostato, y en invierno será recomendable tenerlo cerca de una fuente de calor. Antes de introducir el pez deberás preparar el agua (tomada del grifo, no mineral ni destilada) con un acondicionador específico para estos animales, que por un lado eliminará el cloro y los metales pesados y por otro las bacterias malignas para su salud.
  3. Filtro y oxigenador. El filtro del agua es necesario para limpiarla y mantener el equilibrio bacteriano del acuario, pero deberás procurar que no forme corrientes, porque estas afectan al correcto desarrollo a los peces de aleta larga como los betta. Lo mejor es un filtro de esponja. En cuanto a la oxigenación del agua, no es necesaria porque los peces betta son capaces de respirar del aire, por lo que verás que se acercan a la superficie del agua, al igual que se oxigenan en el agua.
  4. Rocas y plantas. Deberás evitar decorar el acuario con rocas o elementos filosos o puntiagudos, ya que con ellos se pueden desgarrar las aletas del pez. De igual manera tampoco es conveniente poner plantas de plástico, por el mismo motivo. Puedes hacer una prueba con una media de nailon para ver si el objeto es dañino o no. Verifica todos los días que tu pez betta tiene las aletas sin rasgaduras.Cómo cuidar un pez bettaa
  5. Alimentación. El pez betta es un animal carnívoro, y lo ideal es que coma alimentos vivos, como gusanos o larvas, pero lo más seguro es dárselos congelados o secos, como las artemias o los gusanos rojos. Lo importante es que su alimentación lleve al menos un 40 % de proteínas. Los copos para peces tropicales, carpas doradas y similares no son buenos para los betta. No debes alimentarlo en exceso, porque la mayoría se comerá toda la comida que les pongas, pero será peligroso para su salud.
  6. Limpieza. Para limpiawr el acuario, pon a tu pez betta en un recipiente con el agua vieja mientras lo limpias. Lava el acuario con agua caliente, no uses jabones o lejía porque son muy perjudiciales para los peces. Enjuaga también las piedras o elementos decorativos. Una vez limpio, llénalo a la mitad con agua del grifo y añade un acondicionador del agua que lo desclore y permita que esté en las mejores condiciones. Termina de llenarlo con el agua vieja, y pon atención a que las dos aguas estén a la misma temperatura, usando un termómetro y el calentador. También deberás evaluar semanalmente la calidad y ph del agua con un kit específico y apuntar las mediciones.

Consejos para cuidar un pez betta

  • Llena el acuario al 80% de capacidad si no tiene tapa, para prevenir que tu pez salte fuera. Puede saltar hasta 7,5 cmts por encima del agua.
  • El pez betta es muy agresivo con otros peces, aunque las hembras pueden soportar a algún pez tranquilo, de color poco vistoso y de menor tamaño, a mejillones de agua dulce y caracoles.
  • Si quieres acariciar al pez, aparte de que si lo haces con brusquedad lo estresarás y acortarás su vida, debes tener en cuenta que podrías quitarle una capa de baba que les protege de enfermedades.
  • Colocar un espejo en un lado del acuario hará que tu pez betta crea que tiene un rival y lo estresará y hará que reaccione con agresividad.

Cómo cuidar un pez bettaa

¿Te ha gustado?
87 usuarios han opinado y a un 93,10% le ha gustado.