Los peces guppy son de los más adecuados para tener en un acuario o pecera caseros, porque es muy sencillo cuidarlos y criarlos y son muy vistosos por la cola espectacular que tienen, grande y colorida, los machos.

Son peces muy sociables, muy activos, lo que los hace ideales para los principiantes, por ser fáciles de atender y entretenidos de contemplar. Es un pez de agua caliente y salobre que mide 3 centímetros, los machos, y 6 las hembras, procedente de América Central y del Sur, que se ha introducido en lugares donde hay malaria porque se come a los mosquitos que la transmiten.

El pez guppy es omnívoro y come de todo, pero es importante darle alimento vivo que se puede adquirir en las tiendas de animales, tales como larvas, pulgas de agua o artemias. Y también hay que darle alimento vegetal verde, como las hojas de espinaca, pero en general una dieta muy variada. Las crías de pez guppy sí son más carnívoras mientras crecen. A continuación te indicamos cómo cuidar un pez guppy.

Cómo cuidar un pez guppya

¿Que necesitas para cuidar un pez guppy?

  • Un pez o varios -seis- peces guppy
  • Comida comercial y viva
  • Un acuario de dimensiones adecuadas
  • Kits de limpieza y mantenimiento: filtro, calentador, oxigenador, etc.
  • Vegetación y elementos decorativos
  • Termómetro

Cómo cuidar un pez guppya

Instrucciones para cuidar un pez guppy

  1. El agua. Al ser peces caribeños son de agua caliente, por lo que la temperatura del acuario deberá estar entre los 22º y los 28º, siendo los 25º la ideal. De todas maneras se adaptan bien a otras temperaturas. Para ello deberás usar un calentador del agua y un termómetro para ccontrolarla. Para que el agua sea también salada, puedes añadir una cucharada sopera de sal por cada 10 litros de agua, la cual es mejor si es ligeramente dura. Deberá tener un ph entre 6,5 y 8, para lo que deberás tener un oxigenador que facilita esta tarea a la vez que proporciona oxígeno suficiente a los peces.
  2. El acuario. Deberá tener un tamaño apropiado para que los peces estén cómodos, pues los peces guppy necesitan bastante espacio para nadar. La norma recomendada es de 7 litros de agua por cada pez guppy adulto. El acuario deberá tener como mínimo una longitud de 40 centímetros. Es importante que pongas alguna vegetación densa en el fondo del acuario, porque en esta especie los progenitores no cuidan de la prole y se los comen sin mayor problema. También protegerá a las hembras del acoso de los machos.
  3. Limpieza. Pon un filtro como en cualquier acuario, y limpia la pecera o tanque una vez a la semana, pasando un rastrillo por el fondo para arrastrar los deshechos y la comida no consumida. A la vez cambia una parte del agua, alrededdor del un 20%.
  4. Comida. Como ya se ha indicado, los peces guppy son omnívoros y habrá que alimentarlos con la comida preparada, pero también con larvas y otros animales diminutos, así como algo de hoja verde o algas. Hay que darles de comer en pocas cantidades cada vez pero en varias veces al día.
  5. Convivencia. El pez guppy es un animal pacífico y por ello podrás tener un grupo de ellos sin mayores problemas entre sí. Pero no son muy compatibles con los peces territoriales pues estos últimos necesitan un espacio amplio y tranquilo, y los guppy, al ser bastante activos, pueden invadir el espacio de los otros y ocasionar peleas entre unos y otros.Cómo cuidar un pez guppya
  6. Reproducción. Los peces guppy se reproducen fácilmente y con rapidez. Son ovovivíparos, es decir, la hembra lleva huevos en el vientre. Si tienes un grupo de estos peces, lo recomendable es que el número de hembras respecto a los machos sea del doble, o incluso del triple en número.

Consejos para cuidar un pez guppy

  • Es aconsejable tener tres hembras por cada macho porque este acosa continuamente a la hembra para aparearse, lo que les resulta molesto a estas-
  • Las hembras pueden guardar durante un tiempo el esperma por lo que, aunque sean separadas, seguirán pariendo alevines.
  • No se debe poner a peces que pueden ser agresivos con los guppys, como los betta o los barbos, que los atosigarán picoteando las atractivas y enormes aletas traseras de los machos guppy. Las especies más compatibles con los guppy son los platy, los gurami de miel, y los tetra neón.
  • Es fácil distinguir a los machos de las hembras. Estas son más o menos el doble de tamaño que los machos. Estos tienen la aleta anal modificada de forma que se convierte en el órgano sexual, llamado gonopodio, y tienen vivos colores, muy vistosos, mientras las hembras son de color mucho más discreto.

Cómo cuidar un pez guppya

¿Te ha gustado?
85 usuarios han opinado y a un 95,29% le ha gustado.