El pez telescopio, que también es conocido por el nombre de moro negro o moro y por el de ojos de dragón es un pez de agua dulce y templada con una fisonomía muy característica: tiene el cuerpo redondeado y corto y unos ojos saltones muy salientes, de donde le viene el nombre, aunque, a decir verdad, es un pez con una visión muy escasa.

Proviene de China, de ríos de caudal lento, y se comenzó a criar en cautividad a principios del siglo XVIII, y puede vivir entre cino y diez años. El más habitual en los acuarios es el moro negro, pero en realidad hay otras muchas variedades de colores, desde el naranja y negro al blanco, pasando por el manchado.

Este pez tal vez no sea el mejor para iniciarse en la afición del acuarismo, porque es más susceptible que otros a precisar más cuidados debido a posibles infecciones oculares, aunque con las atenciones adecuadas, tal como te explicamos a continuación, no tendrás motivo para preocuparte.

Cómo cuidar un pez telescopioa

¿Que necesitas para cuidar un pez telescopio?

  • Un pez telescopio
  • Un acuario de al menos 40 litros
  • Un filtro de agua a poca potencia
  • Una bomba de aire para oxigenar
  • Algo de vegetación de hoja dura
  • Comida rica en vegetales

Cómo cuidar un pez telescopioa

Instrucciones para cuidar un pez telescopio

  1. Ubicación. Es importante colocar el acuario en un lugar oscuro, dada la sensibilidad de los ojos del pez telescopio a la luz, de forma que si está mucho tiempo expuesto le pueden salir hongos en ellos. Lo mejor es que no reciba ni la luz solar ni la eléctrica, permaneciendo en penumbra, con iluminación tenue.
  2. Agua. La temperatura debe ser templada, pues el pez telescopio soporta vivir entre los 10º y los 24º, por lo que no necesitarás un termostato, asegurándote de que el ambiente de la habitación es agradable. A temperaturas superiores podría morir. Sí necesitan una buena oxigenación, por lo que deberías color un difusor de burbujas o bomba de aire, y cambiar el agua al menos una vez a la semana. El filtro no debe estar a mucha potencia de forma que provoque corrientes que le desestabilicen, pues no es buen nadador, o que sea succionado y muera.
  3. Acuario. Como mínimo este pez necesita de 40 litros por individuo, por lo que no es muy apropiado para peceras redondas. Debes poner en el fondo grava o arena fina y oscura. Puedes colocar algunas plantas de hojas dura, que permitan al pez nadar con soltura, tales como la vallisneria o la hygrophila.
    Alimentación. El pez telescopio es un pez omnívoro, aunque necesita que en su dieta predomine la verdura, a la vez que es conveniente suministrarle alimento vivo, como larvas y artemias. Las tomas de alimento deberán repartirse en varias veces y en pocas cantidades, pues tiene poca capacidd estomacal y es propenso a coger infecciones por una mala dieta.
  4. Convivencia. El pez telescopio es pacífico y agradece la compañía, por lo que le puedes Cómo cuidar un pez telescopioaponer uno o más compañeros, de su especie u otras compatibles. Pero no le pongas alevines, porque podría comérselos. Tampoco deberías ponerle como acompañante a peces que naden rápidamente, pues el pez telescopio es lento, y los otros le podrían robar la comida. Y tampoco debeás ponele peces de agua caliente, pues estos lo atacarán para entrar en calor. Uno no muy recomendable es el colisa.
  5. Peces compatibles. Puedes combinar al pez telescopio con estos peces: La mejor opción es con otro pez telescopio, dentro de la amplia variedad que hay en este pez. Por ejemplo, con un goldfish escama de perla. También son totalmente compatibles los golden cabeza de león y los corydoras, así como los tetra cardenal, aunque con estos deberás estar atento, porque en ocasiones los telescopio se los comen.

Consejos para cuidar un pez telescopio

  • Si quieres que se reproduzcan, necesitará un acuario mayor, de 60-80 litros, sin gravilla y con un filtro de esponja. Introduce una hembra y dos o tres machos.
  • Cuando los huevos estén fertilizados, deberás sacarlos y ponerlos en otro acuario, para que no se los coman. Los fertilizados tiene un tono claro o amarillo oscuro y los no fertilizados, blanco y se cubren de hongos en 24 horas, por lo que deberás estar atento a retirarlos. Eclosionarán en una semana, y durante diez días los deberás alimentar con comida para alevines y a partir de los diez días con alimento vivo y comida seca remojada.
  • Presta continua atención a sus ojos, pues son propensos a coger infecciones en ellos.
  • No hagas movimientos bruscos delante del cristal del acuario, porque se estresarán, aún más de lo normal en los peces, al tener poca visión.

Cómo cuidar un pez telescopioa

¿Te ha gustado?
126 usuarios han opinado y a un 92,06% le ha gustado.