Tanto los reptiles como los anfibios son dos tipos del reino animal, concretamente del reino de los vertebrados, siendo animales parecidos pero al mismo tiempo animales diferentes.

Muchas veces se suelen confundir algunos anfibios con algunos reptiles y algunos reptiles con algunos anfibios debido a algunas similitudes y parentesco similar.

Sin embargo, hay algunas diferencias claves entre los reptiles y los anfibios que si las conoces, podrás saber de manera inequívoca si el animal en el cual tienes dudas acerca de ellos, son reptiles o son anfibios con toda seguridad.

Éstas diferencias se pueden saber simplemente si eres un poco observador, un poco avispado y si conoces la flora y fauna de una manera básica, ya que muchísimas de las diferencias que vamos a explicar aquí son apreciables a simple vista.

Saber las diferencias entre reptiles y anfibios te permitirá además adquirir conocimientos para impresionar a otras personas demostrando que tienes gran cantidad de cultura general y que eres una persona sabia y culta.

Por todo ello, en éste artículo se va a explicar con todo detalle alguna diferencia significativa entre reptiles y anfibios, para que de ésta manera puedas conseguir no volver a confundirte nunca más si tienes alguna duda de éste tipo.

¿Que necesitas para diferenciar los reptiles de los anfibios?

  • Un poco de conocimiento acerca de flora y fauna.

Instrucciones para diferenciar los reptiles de los anfibios

  1. Hábitat:
    Lo primero de todo es saber donde vive cada especie, siendo la diferencia más obvia y la más sencilla de ver de todas las diferencias entre reptiles y anfibios. La propia palabra anfibio dice que ellos viven tanto en el agua como en tierra, necesitando estar en contacto con el agua alguna vez para evitar problemas. En cambio los reptiles, aunque les guste vivir en el agua y suelan estar cerca de lugares húmedos, no necesitan vivir en el agua y realmente viven en la tierra aunque se les vea cerca del agua, como por ejemplo a los cocodrilos.
    Cómo actuar ante las picaduras de serpiente
  2. Metamorfosis: 
    Otra diferencia clave entre ambos es la metamorfosis, la cual existe únicamente en la especie de los anfibios, estando desaparecida en la especie de los reptiles. La metaformosis consiste en un cambio radical en las características físicas y de comportamiento en los anfibios, marcando el paso de la infancia a la edad adulta. Un buen ejemplo son las ranas, las cuáles cuando no están desarrolladas son renacuajos, los cuáles son de color negro, tienen cola y viven en el agua, algo totalmente opuesto a las ranas. En cambio, en el caso de los reptiles, no tienen ningún tipo de transformación , siendo exactamente iguales en apariencia cuando son jóvenes que cuando son adultos, existiendo la única diferencia en el tamaño de los mismos, siendo una característica evolutiva demostrando que no es necesario para ellos tener que realizar una metamorfosis para crecer.
    camaleón especie
  3. La piel:
    A excepción de algunas especies de anfibios como los sapos, los anfibios suelen tener la piel muchísimo más húmeda que la piel de los reptiles, los cuáles al vivir en el agua, suelen tener la piel húmeda como medio para poder adaptarse de una manera más correcta al entorno acuático en el cual conviven. Además, la piel de los anfibios suele estar protegida por una especie de membrana mucosa que les protege del medio exterior.
    Cómo diferenciar el sapo y la rana

Consejos para diferenciar los reptiles de los anfibios

  • Algunos ejemplos de reptiles: Para una mayor distinción de los mismos, se deben explicar algunas especies de reptiles, para que cuando veas esas especies, sepas en concreto que esa especie de animal se trata de un reptil. Tenemos a las tortugas, las cuáles tienen un gran caparazón y son muy lentas, tenemos a los peligrosos cocodrillos,  los cuáles son uno de los grandes depredadores del mundo moderno. Si sigo nombrando a especies, tenemos a las lagartijas, a los lagartos, los cuáles tienen tamaños variables, los exóticos camaleones, las serpientes, las cuáles no tienen patas y muchos más.
  • Algunos ejemplos de anfibios: Ahora nos toca nombrar a los anfibios, los cuáles tienen también un montón de especies como ejemplo, las cuales se deben saber en concreto cuáles son y de qué animal se trata. Tenemos a las famosas ranas, pequeñas y con las patas muy largas y fuertes, después tenemos a los sapos, los cuáles son rechonchos, huelen mal y suelen tener la piel más seca de lo normal en un reptil. Después tenemos a las salamandras y los tritones, los cuáles son las especies de anfibios menos conocidas en todo el mundo, pero que también lo son.
  • Similitudes: También tienen muchas similitudes entre sí los reptiles y los anfibios, entre las más importantes podemos destacar que ambos ponen huevos, que ambos son animales cordados vertebrados, que ambas especies son de sangre fría y que salvo excepciones como los cocodrilos, tienen el mismo tipo de corazón de tres espacios.
¿Te ha gustado?
18 usuarios han opinado y a un 77,78% le ha gustado.