Contenido del Artículo

Por dónde respiran los peces es una pregunta frecuente en personas de todas las edades; tal parece que el sistema respiratorio de estos seres vivos se ha convertido en todo un tema de conversación. Y lo cierto es, que su forma de respirar representa para los seres humanos toda una rareza; pero para adentrarnos en ese fascinante mundo marino, te hablaremos un poco sobre estos animales acuáticos.

Podría afirmarse que los peces existen en el 98 % de los reservorios de agua dulce o salada. Estos fueron los primeros seres que poblaron nuestro planeta, hace más de 500 millones de años; lo que significa que son seres sumamente longevos; y sí, lo que quiere decir también que el resto de todos los animales que conocemos tienen un ancestro marino. Existen peces de muchas formas y tamaños, de tan variadas características físicas que no podrías imaginarlo. El pez más grande existente es el llamado tiburón ballena, que mide unos 18 metros y puede pesar 20 toneladas.

Al igual que todos los seres vivos, los peces requieren de oxígeno para poder vivir; es por ello que en el agua debe haber oxígeno, el cual los peces toman usando sus branquias; las cuales constituyen el aparato respiratorio de los peces. Las branquias son una especie de láminas que contienen vasos sanguíneos; estas están situadas, generalmente, al comienzo del aparato digestivo. El proceso respiratorio de los peces resulta muy interesante en comparación con el de los seres humanos.

los peces

De hecho, existen peces que también pueden respirar fuera de su hábitat natural y no solo dentro del agua. Se trata de unos peces como el pez gato, que han evolucionado adaptándose al ambiente en el que se desarrollan. El pez gato suele salir del agua y recorrer incluso por un par de días largas distancias usando sus aletas. Estos peces respiran por el intestino pero también reservan suficiente oxígeno para estar largo tiempo fuera del agua.

También existen peces con pulmones, ¡así es! como los de un humano; se trata de una clase de peces llamados dipnoos o pulmonados que desarrollan un órgano pulmonar funcional; estos pulmones se ubican en la pared ventral, la finalizar la faringe. Emplean sus pulmones para respirar cuando el medio ambiente en el que viven se seca.

Instrucciones

Los peces pueden respirar bajo, pero eso ya lo sabías; lo que desconoces es el mecanismo en que estos animales pueden extraer el oxígeno del agua. Debido a su densidad y composición, el oxígeno en el agua es mucho más bajo; pero esto no es problema para los peces; pues su sistema respiratorio está compuesto de tal forma, que puedan obtener el oxígeno que necesitan.

Los peces respiran por medio de las branquias, las cuales son unas membranas que absorben el oxígeno del agua. Las branquias se encuentran a los lados del pez, en medio de la faringe y la boca. Mientras están nadando, el agua entra por la boca del pez, la cual está abriendo y cerrando constantemente; cuando el agua entra, los vasos sanguíneos que se encuentran en las branquias absorben el oxígeno, dicho oxígeno es transportado por todo el torrente sanguíneo, en un proceso que se repite al instante.

los peces

Casi todos los peces poseen un opérculo, que es una zona que recubre las branquias para protegerlas. En el momento que la boca del pez se abre el opérculo se cierra para conservar el agua; cuando el pez cierra la boca el opérculo se abre dejando pasar el agua por las branquias. Las branquias contienen unos filamentos denominados lamelas, las cuales transportan el oxígeno al torrente sanguíneo. En este mismo proceso, el dióxido de carbono que contiene la sangre de los peces se libera en el agua.

Existen especies acuáticas que pueden absorber un poco de oxígeno por medio de su piel, pero en su etapa larvaria. Pero aparte de esto, hay otros sistemas de respiración de seres acuáticos como el de los delfines y las ballenas; dichos procesos son muy diferentes al que acabamos de explicar.

Contrario a lo que pueden creerse, las ballenas y los delfines son mamíferos y no peces, ¡así es!, toman el oxígeno en un proceso parecido al de los seres humanos. Los delfines lo hacen utilizando el orificio que tienen en la parte posterior de su cabeza, por donde expulsan agua. Dicho orificio se denomina espiráculo, al salir del agua, este aspira el oxígeno del ambiente hasta los pulmones; un delfín puede pasar cerca de una hora nadando bajo el agua antes de tomar aire de nuevo.

Las ballenas también respiran por medio de espiráculos como los delfines. Algunas tipos de ballenas como las barbadas tienen dos espiráculos, los cuales asemejan los orificios de una nariz humana.

Que Necesitas

Existen infinidad de peces, hay tantas especies, formas, tamaños y tipos que clasificarlos es una ardua tarea. Sin embargo, hablar de peces en general es referirse a animales marinos vertebrados de sangre fría que respiran bajo el agua; se les considera de sangre no porque tengan helada la temperatura sanguínea; sino porque su sangre se adapta a varios tipos de ambientes marinos; es decir, si el agua es calientes como en arroyos los peces serán de sangre tibia; pero los peces de los ríos por ejemplos tienen una temperatura sanguínea baja.

Los peces no poseen patas como el resto de los animales sino aletas y respiran por medio de las branquias. Aunque las escamas es una cualidad propia de los peces, no todos las poseen.

La mayoría de los peces son ovíparos y su proceso de fecundación se da forma externa; lo que quiere decir que el acto sexual de los peces no es por medio del contacto físico; la fecundación se da cuando la hembra suelta sus óvulos para que el macho los fecunde con su esperma; este proceso da origen a los huevecillos de donde nacerán las larvas que se convertirán en peces. Existen casos excepcionales en los que la fecundación se da forma interna, como el pez de cuatro ojos mexicano.

En su mayoría, los peces son animales carnívoros, aunque existen ciertas especies herbívoras. Para devorar su comida, los peces tienen una dentadura filosa; pero hay casos en los que en vez de dientes, poseen una especie de colador o fibras más sensibles; estas fibras las utilizan para engullir pequeños organismos, como en el caso del tiburón ballena que no posee dentadura.

El sistema de defensa de los peces es muy diverso y depende de la especie; el más común es huir nadando muy aprisa, pero otros se ocultan a través de la mímesis; se camuflan en el medio que los rodea como el pez cirujano, que se mimetiza con el color del océano.

cirujano

El habitad de los peces son medio marino como ya mencionamos, pero estos pueden tener características muy variadas entre sí. De acuerdo al tipo de ambiente, existirán una serie de especies marinas que se desarrollen en este. A continuación, te indicamos los lugares en los que pueden habitar los peces:

  • Ríos y arroyos.
  • Fuentes termales y cuevas.
  • Lagos y charcas.
  • El océano.
  • Regiones tropicales como los arrecifes de coral.
  • Regiones polares como glaciares.
  • Regiones templadas, de donde surgen la mayor cantidad de peces consumibles por el ser humano.

Consejos

peces de colores

El oxígeno es el elemento primordial para la vida de todo ser; la oxigenación adecuada del agua es de vital importancia para los peces, plantas y microorganismos de un acuario. Es por ello que debes asegurarte cada día, que tus acuarios posean la cantidad de oxígeno necesario. Naturalmente, el oxígeno llega al agua mediante dos procesos:

  1. Por medio de la absorción del oxígeno en el aire, mediante un intercambio gaseoso entre el agua y la superficie.
  2. O a través de la fotosíntesis de las plantas acuáticas durante los periodos de luz.
  3. El oxígeno llega al agua más ampliamente mediante el primer proceso; lo que quiere decir que dependiendo del tamaño del acuario, mayor absorción de oxígeno habrá. La cantidad de peces, plantas y microorganismos que habiten el acuario determinarán la cantidad de oxígeno que se requerirá. De tal modo que si el acuario es lo suficientemente amplio para sus inquilinos, no será necesario oxígeno extra.
  4. Pero si ocurre lo contrario al caso anterior, que el oxígeno que se obtiene por medio del intercambio es insuficiente; habrá que recurrir a medios artificiales para proveer del oxígeno necesario a los habitantes del acuario. Para proveer de mayor oxígeno al agua, o del que sea necesario, puedes utilizar un aireador de agua.
  5. Estos sistemas provocan una absorción del oxígeno mucho mayor mediante el uso de burbujas; las cuales ponen en movimiento el agua generando corrientes que esparcen el oxígeno por todo el acuario. A continuación, te indicamos cómo funcionan los aireadores en los acuarios:
  6. Si el agua se encuentra en movimiento, esta absorberá más oxígeno. Por lo que un acuario con ciertas corrientes es lo más ideal para dicha absorción.
  7. Los aireadores emanan burbujas de aire que causan corrientes y ondulaciones en la superficie del acuario; dichas ondulaciones incrementan el espacio de contacto entre el agua y el aire, lo que significa mayor intercambio de oxígeno.
  8. Generalmente, en los acuarios sin aireadores se asienta una película de polvo muy delgada que impide el paso del oxígeno; con el aireador generando movimientos en el agua, esta película se rompe y me permite que entre el oxígeno.
  9. De la misma forma, el anhídrido carbónico permanece en la superficie del acuario, lo que también impide el paso del aire; el aireador contribuye con sus movimientos de agua a desprenderlo.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.