Si te gustan los peces y quieres empezar tu propio acuario, el pez Diablo debe estar en tu lista sí o sí. Dicho pez es una gran adquisición para tu acuario, pues con él trae una cantidad muy grande de beneficios. Y mejor todavía, un cuidado muy simple. Puede que lo conozcas por otros nombres, como pez gato, vieja del agua, chupacristales, pleco o plecostomus.

Lamentablemente, muchos aficionados sólo utilizan al pez Diablo para liberarse de las algas de su acuario. Muchos piensan que las algas son su único alimento. Esto es un error, pues las algas no lo alimentan lo suficiente y necesita de una dieta para mantenerse sano. Como cualquier pez, tiene sus necesidades, que mucha gente decide obviar y esto resulta en una muerte prematura.

Para evitar esto, debes informarte del pez Diablo y de todos los cuidados que necesita. Por eso, hoy te vamos a hablar de él para que no te quede duda acerca de este fabuloso pez.

Características del Pez Diablo

pez diablo

Primeramente, debes saber que el nombre científico del pez Diablo es Hypostomus plecostomus, y es originario de América del Sur y Centroamérica. Es un pez de río y lagos, y su hábitat natural consta de aguas poco profundas y arenosas. Su distribución está en la cuenca amazónica, mayormente en el río Orinoco.

A pesar de esto, el pez Diablo también es encontrado en algunos ríos de México. Es una especie invasora en este país y de hecho representa una amenaza para un gran número de especies endémicas.

Algunas de sus características varían entre el estado salvaje y el cautiverio. Por ejemplo, mientras en el estado salvaje puede llegar a medir 50 centímetros, en cautiverio comúnmente sólo alcanza los 30. No posee escamas, en cambio, se sirve de capas óseas para protegerse de los depredadores.

Asimismo, su esperanza de vida es de 15 años, pero con el cuidado adecuado puede incluso acercarse a los 30. Su coloración puede variar, pero no muy ampliamente. Por regla general, es de tonalidades marrones con manchas más oscuras, o bien, completamente negro.

El pez Diablo es un pez nocturno. No va a interactuar mucho durante el día, y por eso debes alimentarlo durante la noche. En estado salvaje suele alimentarse más que todo de algas y pequeños crustáceos. Más abajo te decimos como puedes alimentarlo en cautiverio.

Es sumamente pacífico y es probable que ni siquiera haga caso a los demás peces del acuario. Eso sí, esto será mientras sean de especies diferentes. Puede llegar a ser muy territorial con peces de su misma especie.

En cuanto a la reproducción como seres vivosno es posible en estado de cautiverio. Al menos, hasta la fecha, no se ha logrado. Esto se debe quizá a que entre ellos suelen ser agresivos por causas territoriales, aparte de que el dimorfismo sexual no es muy pronunciado. En todo caso, ponen sus huevos entre las rocas y son custodiados tanto por el macho como por la hembra.

Instrucciones

A pesar de que puedes conseguir al pez Diablo en venta, quizá quieras capturarlo tú mismo. De ser así, déjanos explicarte cómo y donde puedes hacerlo.

pez diablo

El pez Diablo está presente desde Costa Rica hasta Uruguay, aunque hay un mayor número en Panamá, Colombia, Venezuela y Guyana. Si quieres verlo, tus puntos de referencia serán ríos o lagos con fondos arenosos o de grava y poca profundidad. De hecho, puedes llegar a verlo en cualquier ambiente de agua dulce. Esto debido a que no es muy quisquilloso en cuanto a la condición del agua se refiere.

Lo mejor será informarte de los lugares en tu zona que hospeden al pez Diablo. Una vez procedas a pescarlo, ten en cuenta que es un pez que nada en el fondo. Aparte de esto, posee una cantidad considerable de espinas (en sus aletas, lomo y costados) por lo que debes tener cuidado al manipularlo. Asimismo, sus espinas y tres agujas (ubicada en la aleta dorsal y en ambas ventrales) son capaces de romper redes. Lleva una red fuerte.

Sus agujas producen heridas que duelen muchísimo y en algunos casos llegan a representar una amenaza debido a toxinas que tiene. Ten mucho cuidado con su manipulación y nunca lo toques con tus manos desnudas.

En caso de que no quieras capturarlo tú mismo, no te preocupes, el pez Diablo puede ser encontrado en tiendas. En los últimos años, se ha hecho más comercial debido a que se popularizó su capacidad para mantener la higiene del acuario. Gracias a ello, no debería ser muy difícil para ti conseguirlos si vives en una zona cercana al hábitat del pez (por ejemplo, Centroamérica o Sudamérica). En caso contrario, tu búsqueda puede resultar más difícil.

Puedes empezar tu búsqueda en tiendas especializadas en la venta de peces. No es muy común que lo encuentres en tiendas de mascotas corrientes. En caso de que no tengas suerte, puedes hacer una búsqueda online y ampliar tus horizontes. Búscalo por su nombre científico,     Hypostomus Plecostomus

Elegir un pez como mascota

Los peces, a contrario del pensamiento popular, son mucho más que parte de la decoración. A pesar de que no hacen tanto ruido como perros o gatos y no demuestran su inconformidad tan notoriamente, igual son dignos de atención. Si quieres tener un pez como mascota, debes darte cuenta de que son tan importantes como cualquier otro animal.

Dicho esto, te dejaremos una serie de consejos para que decidas cual especie de pez te conviene más como mascota. Debes tener en cuenta tus gustos, tu tiempo y tu disposición.

  1. Ten en cuenta el espacio disponible. Algunos peces necesitan más espacio para nadar que otros. Por eso, debes tener en cuenta el tamaño de pecera que puedes comprar para ello. Si tienes una pecera grande, el pez Diablo puede ser una gran opción. Si, en cambio, tienes una pecera más reducida, un clásico pez dorado puede acomodarse en ella perfectamente.
  2. Además, debes tener en cuenta su tamaño. Los peces que ves en las tiendas de mascotas son bebés y por ende pequeños, pero crecen rápidamente. Infórmate de cuanto va a crecer para saber si puedes tenerlo en tu pecera.
  3. Al momento de comprarlo, fíjate en su salud. Presta atención a sus colores. Colores muy pálidos o blanquecinos indican mala salud. Lo mismo indican descamaciones, manchas negras y aletas enrolladas, hendidas o con protuberancias.
  4. Ten en cuenta el tiempo que estás dispuesto a darle. Todos los peces necesitan atenciones, pero algunos menos que otros. Si eres una persona muy ocupada, descarta peces muy exigentes. Ten en cuenta que tener un pez acarrea darle comida alrededor de dos veces al día, lavar la pecera un par de veces por mes, entre otras cosas. Los peces beta, dorados, o bailarinas no necesitan de muchos cuidados.
  5. Evita los precios muy bajos. Compara precios entre peces de especies similares. Si hay un precio alarmantemente bajo, esto puede ser signo de mala salud o malos tratos. No sucumbas a la tentación de una ganga, pues podrías llevarte una desilusión después.

De esta manera, podrás escoger un pez que se adapte a tu estilo de vida y gusto. Recuerda darle el tiempo y la atención que necesitan, pues de lo contrario morirán y será muy triste. Un pez como mascota te enseñará a tener responsabilidades y aparte se verán muy bonitos en tu casa

Que Necesitas

El pez Diablo tiene unas cuantas necesidades en cuanto al condicionamiento del acuario se refiere. Si bien no es muy exigente en cuanto a las condiciones del agua, sí debe dársele atención a otras de sus necesidades.

Primero que nada, es un pez que crece rápido y en abundancia. Algunas veces puede llegar a medir medio metro, por lo que a pesar de que sea pequeño en el momento de la compra, necesita espacio para nadar. Un acuario de 300 a 400 litros de capacidad es necesario para su comodidad. Asimismo, las plantas son importantísimas, pues proporcionan al pez una herramienta para protegerse de la luz. Recuerda que es un pez de hábitos nocturnos y la luz puede perturbarlo.

La mejor opción de sustrato es de grava gruesa. El pez Diablo es grande, por lo que si optas por tener algún adorno debes procurar que sea fuerte. De lo contrario, el pez las arrastrará con facilidad. Lo mismo ocurrirá con la vegetación.

Si es posible, pon un tronco en el acuario. A través de ellos el pez obtiene una sustancia llamada celulosa. Dicha sustancia va a favorecer su sistema digestivo y lo mantendrá contento y sano.

Por último, ten en cuenta que a pesar de que el pez Diablo es un pez sumamente pacífico, puede llegar a ser muy territorial con su propia especie. Esto hará que se torne agresivo con los otros. Ten eso muy en cuenta si quieres tener más de un solo pez Diablo en tu acuario.

Un error común es pensar que el pez Diablo sólo se alimenta de algas y residuos de comida en el acuario. De hecho, un pez Diablo puede acabar con una plaga de algas en una sola noche. Luego de esto, se quedará sin comida y morirá.

Para asegurarte de que goce de una buena alimentación, puedes darle lechugas, coles o espinacas. Deberás hervirlas previamente y atarlas a una roca para que leguen al fondo y el pez pueda comerlas. También puedes servirte de los preparados comerciales ricos en algas y vitaminas.

Consejos

Luego de haber leído todo lo que se puede saber acerca del pez Diablo, debes intuir que es una gran opción para tu acuario. Sin embargo, aquí te hacemos un resumen para que lo veas más evidentemente y te animes a obtener uno.

Quizá la mejor parte acerca del pez Diablo es que te ayuda en cuanto a la limpieza del acuario. Bien ganado tiene el nombre en algunas zonas de “limpiacristales”. Nuestro pez tiende a comerse los residuos de comida en el acuario, y aparte acaba con las plagas de algas en un santiamén. Con el pez Diablo, la limpieza de nuestro acuario durará más.

Además de esto, es ideal para acuarios comunitarios pues no suele hacer caso a las demás especies de peces. Es muy pacífico y no molestará a otros peces mientras que no sean de su misma especie.

Además, su alimentación es sencilla, y no amerita cuidados especiales del agua, pues no es muy exigente. Esto, sin embargo, no significa que debes descuidarlo. Por el contrario, merece la atención que le das a todos y cada uno de tus peces.

Ya ves, que el pez Diablo te traerá muchos beneficios, y además es un pez muy elegante. Sabiendo esto, sólo queda una pregunta por responder, y es: ¿Qué esperas para conseguir tu propio Diablo?

¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.