Enfermedades del Dogo de Burdeos

Tener una mascota es una de las soluciones más adoptadas por los españoles en los últimos años. Cada vez son más los que se sienten solos y necesitan compañía. Ante la dificultad de encontrar una persona con la que compartir aficiones y pasar tiempo juntos, muchos prefieren adoptar o comprar un perro. Una de las razas más utilizadas es la del Dogo de Burdeos, uno de los perros de mayor tamaño y fuerza física que podemos encontrar.

Sin duda, este tipo de perro puede llegar a impresionar a primera vista y existe la creencia que pueden llegar a ser agresivos. Sin embargo, si lo educamos correctamente, el Dogo de Burdeos es un perro realmente afable y cariñoso con todo el mundo que lo rodea. Por ello, es una opción a tener muy en cuenta si estás buscando algún tipo de mascota.

¿Qué es un Dogo de Burdeos?

A buen seguro, que por la calle te has cruzado con un perro realmente alto que tranquilamente puede superar el medio metro. Te habrá parecido extraño pero la realidad es que un Dogo de Burdeos puede llegar a medir hasta 70 centímetros y a pesar más o menos unos 50 kilos en el caso de los macho. Un peso corporal que es comparable al de mucho humanos en diferentes partes de su vida. Su esperanza de vida se sitúa alrededor de los ocho o diez años gracias a su estilo de vida deportivo ya que a este tipo de perro le gusta mucho hacer ejercicio.

Muchos lo consideran como el perro ideal para hacer guardia. Razón no le falta si nos atenemos a su historia de origen. Se cree que el Dogo de Burdeos llegó a Europa a través de los alanos, una tribu que fue expulsada de Oriente Medio después de caer derrotados por los hunos, una de las civilizaciones que amenazó seriamente la continuidad del Imperio Romano. Ya en ese momento, este tipo de perros era utilizado como animal de guardia por las noches. Actualmente, es ideal para proteger el hogar si estás mucho tiempo fuera de casa. Pese a todo, queremos darte una serie de consejos para dejar el perro solo en casa.

Físicamente, el Dogo de Burdeos no es el perro ideal para presumir de su belleza ni tampoco entrenarlo para que participe en concursos de belleza. Muchas chicas invierten una gran cantidad de dinero en peluquería canina para tener la mascota más linda posible. Este tipo de perro, en cambio, es grande y musculoso con un físico realmente imponente. Tiene pelo corto, y en gran mayoría de color caoba. Además, su cara es agurrada con unos labios y una nariz también realmente grande.

Es un perro ideal para jugar con niños

Siglos más tarde, este perro se popularizó gracias a su aparición en la gran pantalla como gran compañero de Tom Hanks. Desde entonces, el Dogo de Burdeos empezó a ser una de las elecciones más recurrentes pese a que no sea uno de los más atractivos entre el grupo de perros en general. Pese a ello, empezó a ser uno de los favoritos por los múltiples beneficios que posteriormente vas a conocer.

Por esta razón, y aunque físicamente no sea el más agraciado de los perros, sí que es una mascota ideal para relacionarse con los más pequeños de la casa si es lo que deseas. Si se le enseñan los pasos correctos, este tipo de perro puede hacer las mil maravillas ya que cuenta con energía a raudales. Por ello, no es el tipo de perro ideal para vivir en pisos pequeños. Es recomendable contar con una casa con jardín en la que pueda corretear libremente. 

En caso contrario, será necesario que realice ejercicio físico para que pueda quemar su adrenalina. Basta con dos paseos diarios, uno a primera hora de la mañana y otro a última hora. Sin embargo, si no puede sacar ese momento y tiene niños pequeños, seguro que tampoco tiene para estar con ellos. Por ello, el Dogo de Burdeos es ideal para este tipo de circunstancias. Puede ocuparse de sus asuntos laborales y de adulto mientras los más pequeños se mantienen entretenidos con su mascota correteando por el jardín. Sin duda, hay muchas opciones cuando se obtiene un perro de este tipo.

Beneficios de tener un Dogo de Burdeos

Con todo, existen múltiples beneficios de acabar optando por un Dogo de Burdeos como una de las mascotas con las que convivir en su hogar. Algunos de los más destacados son:

  • Guarda la casa. Muchas personas, hoy en día, viven con inseguridad en sus hogares ante la creciente ola de robos que se vive en nuestro país. Por ello, una de las soluciones es la de optar por adquirir un perro guardián que sea capaz de montar vigilancia y prevenir esta posible situación.
  • Cuida de los niños. El Dogo de Burdeos es un perro que tiene mucha adrenalina por quemar como hemos visto anteriormente. Por ello, entretiene, cuida y juega con los niños sin ningún tipo de problema liberándonos a nosotros de dichas tareas.
  • Un perro con mucho enganche. Aparecer al lado de Tom Hanks aunque sea en una película antigua es suficiente para considerar a este perro como uno de los preferidos. Por ello, debes saber que elegir al Dogo de Burdeos te garantizará ser la envidia de toda tu comunidad.
  • Es cariñoso. Aunque muchos defiendan el prejuicio contrario, una correcta educación garantiza que el Dogo de Burdeos sea un perro agradable, comprensivo y cariñoso con todo aquel que le rodea. Sin duda, cumple a la perfección el objetivo que tiene una mascota.

Es importante entrar en dicho punto si se quiere evitar que nuestro perro ataque a otros. Si lo adiestramos desde cuando es pequeño e incidimos en ello desde un punto de vista positivo conseguiremos grandes progresos. Lo importante es transmitir al perro ese valor y cariño que necesita y, si comete errores, nunca reaccionar de malas maneras ni gritando. Si tenemos esa paciencia, el perro nos lo devolverá en el futuro.

Enfermedades principales del Dogo de Burdeos

Cuando adquirimos cualquier tipo de mascota, entre las que se incluyen el Dogo de Burdeos, debes saber que es similar a la decisión de tener un hijo. Pasa a ser nuestra responsabilidad, incluyendo su estado de salud. Para evitar problemas de los que puedas arrepentirte te mencionamos cuáles son las enfermedades principales a las que debes atender si decides tener un perro de este tipo. Controlar el ejercicio físico que hace nuestro perro es fundamental. Debe hacerlo pero también en su justa medida, con un control que no sobrepase sus límites.

Debes saber que una de las principales debilidades del Dogo de Burdeos son sus caderas. Por tanto, si queremos evitar que tenga cualquier tipo de problema de mobilidad en el futuro debemos realizar un control exhaustivo de su actividad física, y también acudir periódicamente a las revisiones del veterinario, tanto para el plan de vacunas como también para el control de cualquier tipo de enfermedad que pudiera complicarse en gran medida. El epidermis es otro de los puntos flacos que puede presentar un Dogo de Burdeos. Su pelo corto lo deja al descubierto. De hecho, en cualquier perro pero más en concreto en este específico, es necesario realizar una limpieza de parásitos antes de iniciar cualquier tipo de plan de vacunas.

Si no lo hacemos así, la reacción del sistema inmunitario del perro será la de rechazar la propia vacuna y, por tanto, no obtendrá el efecto deseado en el animal. La dieta es otro de los puntos que se debe controlar en cualquier tipo de perro, pero especialmente en los de gran tamaño como podría ser el Dogo de Burdeos. No olvidemos que los nutrientes que debe recibir un mamífero como el perro son similares a los humanos. Por ello, vitaminas, proteínas, hidratos de carbono o minerales deben formar parte del día a día de tu mascota. Obviamente, se lo debes dar en forma de pienso especial para perro. No obstante, no olvides que las enfermedades gastrointestinales son muy comunes en este tipo de animales. Por ello, planifica las comidas en un tiempo prudente. No deben comer nunca antes ni justo después de realizar ejercicio.

El control dietético también es fundamental porque un Dogo de Burdeos adulto que se pueda descontrolar puede alcanzar un peso similar al de un humano. Puede llegar a coger fácilmente los 70 kilos. En este sentido, nunca debemos permitir que coma demasiado para que no sufra sobrepeso. En este sentido, sus caderas, su piel, el estómago, y obviamente las visitas rutinarias al veterinario para determinar cualquier tipo de percance que pueda tener nuestro perro. Si queremos conseguir que nuestra mascota dure muchos años a un buen nivel de salud hay que controlar todos estos aspectos de una forma totalmente dedicada. Un pequeño problema de salud puede desencadenar en múltiples consecuencias negativas para el propio perro a nivel de salud que ponga en peligro su vida. Cuando lo decidimos adoptar debe ser una de nuestras prioridades principales.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.