Enseñarle a traer a tu perro objetos no resultará una tarea fácil, pero con paciencia y tiempo lo lograrás, la gran ventaja es que a estas mascotas les encanta complacer a su amo, lo que será de gran ayuda en este arduo proceso.

Hay que tener en cuenta que los entrenamientos no pueden ser un juego, pero tampoco algo de fuerza que se le imponga al perro; en la educación de estos caninos realmente no hay normas estrictas y también es importante saber que todos los perros no son iguales, así que las respuestas que te traemos pueden o no funcionar, eso sí, cuando veas que algo funciona no dejes de hacerlo.
Cómo enseñar a un perro a traer objetos

Anímate a enseñar a un perro a traer objetos sabiendo lo siguiente:

  • A los perros les gusta mucho complacer y así mismo complacerse.
  • Traer diferentes objetos y jugar a esto, hace parte de un buen programa de entrenamiento.
  • Los perros tienen un instinto que los hace recoger objetos y también muchas veces necesitan de alguna orden.
  • El perro puede tomar los objetos que se les pueda pedir, claro está, si son físicamente posibles.
  • Como ya lo mencionamos, mientras a más temprana edad se comiencen los adiestramientos, mucho mejor será.

Cachorro

Será  mucho más sencillo cuando empiezas a entrenar tu perro, que aún esté cachorro, éstos responden mejor a las órdenes y aprenden de una manera más rápida.

El objeto

Debes elegir un objeto que sea pequeño como para que quepa bien en su boca, pero no puede ser demasiado para que no se lo trague, o sea, tienes que buscar un objeto de tamaño intermedio que encaje bien con el tamaño de su boca. Podrías utilizar un palo, corta un trozo que tenga aproximadamente de 10 a 12 cm y redondea sus puntas para que tu perro no se vaya a lastimar.

Lanzamiento del objeto

Debes comenzar por lanzarle el objeto a sólo algunos metros de distancia, el perro irá allí para analizarlo con su boca; de la misma manera que el humano siente los diferentes objetos con los dedos, los perros lo hacen con sus bocas, cuando veas que ya tiene el objeto en su boca haz lo mismo que siempre haces para lograr conseguir su atención y así lograrás que llegue al punto en que tú te encuentras. Sin duda, acá el objetivo principal es que tu mascota llegue a donde ti junto con el objeto.

La práctica

Debes practicar este ejercicio en el día varias veces y verás cómo pronto tu canino te estará trayendo diferentes objetos, incluso ya desde una distancia larga; además que esta práctica se convierte en un excelente ejercicio tanto para ti como para tu mascota.

¿Y si no te funciona lo anterior?

Si lo anterior no te funciona, opta por la siguiente técnica, por lo general los perros tienen juguetes de preferencia, toma dos de éstos y lo que debes hacer es arrojarle uno mientras tú tienes el otro en la mano, así mientras va por uno tú lo atraes con el otro y los alternas; para que esto funcione aún mejor, utiliza algún juguete que haga ruido y así obtendrás más su atención.

Los entrenamientos

Las sesiones deben ser más cortas en un comienzo, no pases de los cinco minutos, o inclusive menos con ciertas razas; los cachorros, al igual que los niños, poseen un corto plazo de atención.  Es sumamente importante hacer que esto sea un entrenamiento divertido para tu perro y no que lo vea como un trabajo que lo terminará aburriendo.

También es importante que después de que hayas escogido qué rutina practicar, no la cambies, pues así lograrás que esto se vaya convirtiendo en un comportamiento que es condicionado, si empiezas a pedirle a tu canino que haga diferentes cosas en cada tiro, lo que lograrás es confundirlo.

El progreso

Es bueno que progreses con tu perro lo más rápido posible, pero si vez que será necesario retroceder en algún paso no te desanimes, hazlo y continúa con el entrenamiento.

Recomendación

Será ideal que le empieces a enseñar a tu perro a traer objetos a la par que recibe alguna educación basada en la obediencia, pues de esta manera lo estarás controlando mejor.

Deja que persiga lo que más le gusta, puede que prefiera las pelotas o por el contrario los palos, pues lo que hay que buscar es que el canino esté interesado en la actividad, así éste, en cierta manera, te estará llevando el tesoro que lleva en su boca; debes felicitarlo cada vez que te traiga el objeto, puedes forjar este entrenamiento con las siguientes palabras que expresan orden mientras está trayendo el objeto: sentado, quieto, junto, aquí, y ten cuidado en utilizar la palabra No, esto podría causar que deje el objeto.

¿Te ha gustado?
16 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.