Los hámster son una de las mascotas preferidas en todos los hogares. La predilección por este tipo de animal se explica muy fácilmente ya que son animales muy sociables, amistosos y de que pequeños tamaño. Seguramente su pequeño tamaño sea lo que más atrae a la mayoría de las personas ya que es posible tenerlos en un sitio que no ocupe mucho sin que apenas molesten y recibiendo, al mismo tiempo, mucha compañía y cariño.

Cuidar de un hámster es algo muy fácil, esa es otra de las ventajas de contar con un animal de este tipo. Apenas tendrás que otorgarle ningún cuidado especial. Bastará con que limpies su jaula una vez a la semana y te asegures, diariamente, de que cuenta con la comida y agua que necesita. Por supuesto también conviene que juegues con él todos los días para que se acostumbre a ti y se deje agarrar siempre. Como puedes ver cuidar de un hámster es algo muy sencillo. Sin embargo como ocurre con todos los animales es posible que, si nunca antes has tenido un animal de estas características, te sorprendas ante algunos de sus comportamientos. Uno de esos comportamientos que suele sorprender a la mayoría de las personas es la hibernación.

La hibernación es un proceso defensivo que se presenta en algunos animales. Durante el invierno cuando viven en la naturaleza suelen encontrarse con el problema de que no tienen alimentos. Por esta razón cuando el frío aumenta y no tienen forma de alimentarse lo que hacen es quedarse dormidos y reducir sus gastos energéticos al mínimo. De esta forma llega a parecer, incluso, que han muerto. Sin embargo con la llegada del buen tiempo los animales se despiertan y comienzan a alimentarse de nuevo. Hasta entonces habrán estado viviendo de sus reservas de grasa. La hibernación es un proceso del todo natural pero en ocasiones nos conviene tratar de que nuestro hámster no hiberne. Si estás preguntando cómo evitar que mi hámster hiberne presta mucha atención a lo que viene a continuación.

¿Que necesitas para evitar que mi hámster hiberne?

  • Un hámster
  • Comida
  • Agua

Instrucciones para evitar que mi hámster hiberne

  1. La hibernación se produce cuando el invierno comienza a llegar. Como ya sabes el invierno presenta dos características básicas: hace más frío y hay menos horas de luz. Los hámsters son capaces de percibir estos hechos y por ello comienzan a hibernar. Si no quieres que tu hámster hiberne lo que debes hacer es conseguir que en tu hogar no descienda la temperatura y haya bastante luz.                                                                                                                              como evitar que mi hamster hiberne 2
  2. En cuanto a la temperatura debes asegurarte que en tu casa hay, por lo menos, 15 grados centígrados durante todo el día. Esto es algo que solemos hacer de manera automática para no pasar frío.
  3. En cuanto a la luz asegúrate de dejar la jaula de tu hámster en un lugar que reciba la mayor parte de luz natural posible y cuando comience a anochecer asegúrate de dejar prendida la luz eléctrica durante varias horas.como evitar que mi hamster hiberne
  4. También conviene que le des comida en abundancia. Recuerda que el invierno es una época en que la comida escasea en la naturaleza. Como consecuencia los hámsters no pueden alimentarse e hibernan. Si le das comida en abundancia lo más probable es que no hiberne.
  5. Si comienzas a notar que tu hámster se mueve menos y está más aletargado puedes cojerlo entre tus manos y frotarlo suavemente. Al aplicar este tipo de masaje ayudas a que tu hámster no hiberne.                       como evitar que mi hamster hiberne 4
  6. Si has seguido todas estas instrucciones lo más probable es que tu hámster no hiberne. Ahora bien si aún así lo hace no deberías preocuparte ya que es un proceso del todo natural, al fin y al cabo no es más que ¡una siesta un poco más larga de lo habitual!

Consejos para evitar que mi hámster hiberne

  • Recuerda que la hibernación es un proceso del todo natural por lo que puedes permitir que tu hámster hiberne sin problemas. Algunas especies de hámster son más proclives a la hibernación y es difícil conseguir que no hibernen. En estos casos no deberías preocuparte y deberías permitir que lo hagan. Si estás preocupado por si a tu hámster puede pasarle algo puedes colocar una pequeña mantita sobre él para evitar que pierda calor y comprobar que está bien todos los días observando los signos de su respiración.

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.