Los perros son, por naturaleza, animales de caza y muchos de ellos se adiestran ara este cometido. Por este motivo no es de extrañar que tengan la necesidad de atacar a otros animales para marcar su terreno y demostrar su posición dominante. Por ello, si vives en una granja es completamente normal que tu perro ataque a las gallinas. De hecho la preocupación porque esto no pase suele convertirse en una de las mayores de los granjeros o de las personas que tienen algunas gallinas ponedoras para su consumo propio. No obstante, podemos ayudarte a evitarlo con algunos sencillos consejos. Se trata, simple y llanamente, de adiestramiento. Tendremos que evitar a través del mismo que tu perro ataque a las gallinas, algo completamente natural que forma parte de su instinto depredador. Veamos el siguiente post para saber cómo hacerlo.

evitar que un perro ataque a las gallinas

¿Que necesitas para evitar que un perro ataque a las gallinas?

Para evitar que un perro ataque a las gallinas vamos a necesitar

  • Adiestrar a nuestro perro desde muy pronto
  • Collar para perros
  • Correa
  • Premios perrunos
  • Tener mucha paciencia y demostrar autoridad frente a tu mascota

Instrucciones para evitar que un perro ataque a las gallinas

Paso a paso para evitar que un perro ataque a las gallinas

  1. Educa a tu perro de manera adecuada. Es importante que tu perro reciba un adiestramiento profesional desde su nacimiento y que el adiestrador también te enseñe a ti cómo has de comportarte para reforzar este trabajo y ayudar a que no se pierda todo el esfuerzo que se ha realizado para educar a tu perro, una vez regrese a casa. Si recibe una buena educación desde cachorro, será más fácil, entre otras cosas, conseguir que tu mascota no considere a las gallinas como una apetecible presa que hay que cazar antes de que escapen. El problema puede ser bastante grave si ataca a las gallinas de un vecino en vez de a las tuyas. Hemos de evitar que esto pase y que tengamos que vernos obligados a recoger gallinas muertas de la granja por culpa de la fiereza de nuestro perro.
  2. Podemos reforzar el adiestramiento recibido por parte de un profesional desde nuestros propios hogares. Es importante que lo hagamos para evitar que se encaren con cualquier tipo de ave, y no solamente con las gallinas. La forma de lograrlo es reducir todo lo posible su instinto de caza o por lo menos enseñarle que las aves no son parte de la caza, sino animales con los que ha de aprender a convivir. Además, podemos ayudar a relajar sus instintos naturales con largos paseos. Los perros deben de estar bien ejercitados y no necesitar actividad cuando llegan a casa. Por este motivo, si quieres que tu perro no se coma a las gallinas o que simplemente no las ataque, un buen consejo es pasearlo correctamente y “cansarlo” a lo largo del día. Cuanta más energía tenga, más largos deberán de ser los paseos. Sácalo con correa y collar y suéltalo por el capo para que corretee y se desfogue. De esta forma llegará más relajado a casa y no tendrá ganas de atacar a las gallinas.Cómo evitar que un perro ataque a las gallinas
  3. No solamente debemos de cuidar de la educación de nuestro perro, sino también asegurar la tranquilidad de nuestras gallinas. Por ejemplo, cuando vayas a meterlas en el corral es recomendable que tu perro ya haya paseado y haya soltado toda la energía posible, y que además se encuentre dentro de casa durante el proceso. De este modo las gallinas no correrán espantadas al verlo suelto y tu perro no pensará que se trata de un juego de caza con un único final posible: cazar a las gallinas más torpes.Cómo evitar que un perro ataque a las gallinas
  4. Una vez las gallinas estén dentro del gallinero y ya relajadas, es el momento de sacar al perro de casa con la corre y meterte dentro del gallinero con él. Recuerda que el perro debe de haber descargado toda su adrenalina para esta parte del proceso.
  5. Mantenlo cerca de ti con la correa durante un buen rato y comprueba que mira con calma a su alrededor y que no tiene interés por comenzar a cazar gallinas. Dale la orden de que se siente a tu lado con voz firme y asegúrate de que sigue calmado. En caso de que reaccione positivamente, prémiale con un premio canino.
  6. Asegúrate de que tu perro permanece completamente relajado y sentado aunque las gallinas se muevan a su alrededor. Ése será el momento en el que podrás alejarte y dejarle cierto espacio.
  7. No dejes de observar a tu perro mientras contempla a las gallinas e interactúa con ellas. Si ves que comienza a alterarse, acércate a él y tira de la correa para sacarle de la posición de cazador. Cada vez que se relaje, prémiale.
  8. Esta actividad puede llevarte muchos días hasta que tu perro comprenda plenamente que no debe de cazar a las gallinas. Ten paciencia durante el proceso. El resultado merece la pena.

Consejos para evitar que un perro ataque a las gallinas

Un último consejo para evitar que un perro ataque a las gallinas

Aunque estos trucos pueden servirte para que la convivencia entre tu perro y las gallinas sea más adecuada, lo mejor, SIEMPRE, es recurrir a un entrenador o adiestrador de perros que te asesore y te ayude bien. Pronto tu perro podrá interactuar con todo tipo de aves.

perro con aves

¿Te ha gustado?
120 usuarios han opinado y a un 87,50% le ha gustado.