La primera vez que llega un animal a casa es toda una expectación. Todos quieren acariciarle, cogerle, jugar con él. Pero también hay que educarle. En el caso del perro, tener un jardín ayuda mucho, porque tiene un espacio para corretear y que además te da la tranquilidad de que el cachorro va a estar a salvo porque no lo va atropellar un coche o  ni se va a escapar, ni acabar  en la calle perdido.
Pero tanto si tienes un piso, una casa con jardín vas a encontrarte con el mismo problema: educar al perro. Vas a tener que enseñarle a obedecer pequeñas órdenes y sobre todo, enseñarle a que no debe orinar dentro de la casa. Es un verdadero quebradero de cabeza cuando nos levantamos por la mañana o llegamos a casa, donde el perro se ha quedado solo durante unas horas, y ver que el can ha orinado por todas partes. El suelo está mojado y el olor de la casa es bastante fuerte y desagradable.

Cómo evitar que los perros orinen en casa

El momento ideal para adiestrar a un perro a orinar en un lugar determinado es cuando éste tiene de siete a ocho semanas y media. No te preocupes si tu perro tiene más edad, él aprenderá pero el aprendizaje será mucho más lento.

¿Que necesitas para evitar que los perros orinen en casa?

  • Paciencia.
  • Empapador.
  • Papel absorbente o de cocina (hay quien usa papel de periódico).
  • Bolsas para recoger las heces.

Instrucciones para evitar que los perros orinen en casa

  1. Cuando la mascota llegue a casa por primera vez debemos poner un empapador para que haga sus necesidades en el mismo sitio.
  2. Elige una ubicación para que el can haga sus necesidades. No la cambies nunca de sitio. Deberá estar alejada de la zona de comer y dormir.
  3. Impregnar el absorbedor. Moja el empapador con el pipí del cachorro. Esto indicará al cachorro dónde debe de hacer sus necesidades.
  4. Debemos indicar a la mascota que ha de ir al empapador una vez haya terminado de dormir para que haga sus necesidades ahí y así cuando tenga que volver a hacer sus necesidades, huela que ha hecho allí sus necesidades y siempre utilice el mismo sitio para defecar.
  5. Vigila al cachorro después de comer porque al de quince o treinta minutos suelen tener ganas de orinar.
  6. Cuando el can parezca que tiene ganas de hacer sus necesidades, llévalo al absorbedor, deja que olfatee. Cuando detectes que ya va a orinar o defecar dále la orden: “aquí”, “pipi” o una palabra similar que sea corta,  de manera firme y siempre la misma.
  7. Permanece a su lado hasta que termine. Permanece callado y no lo mires. Quédate tranquilo a un metro de él.
  8. Tiene que premiársele si lo hace bien, por ejemplo acariciándolo efusivamente como si el animal hubiera hecho lo más maravilloso del mundo o puedes darle alguna golosina que le guste.Cómo evitar que los perros orinen en casa
  9. También ríñelo cuando no lo hace correctamente, pero cuando le pillas con las manos en la masa, es decir, en el mismo momento que el can se dispone a orinar o defecar donde no debe.  Ríñele con un fuerte “no” para interrumpirlo. Y a continuación lo llevas al lugar que le has asignado para ello.
  10. Tu perro ya ha asociado  el hacer pipi en un lugar específico y además tiene un premio por ello.
  11. En el caso de que queramos que haga sus necesidades fuera de casa, porque es ya adulto,  hay que repetir la misma operación. Siempre a la misma hora debemos sacarle de casa y pedirle que haga sus necesidades fuera de casa. Los canes necesitan una rutina y esto hará que se habitúe.
  12. Cuando ha hecho sus necesidades debemos premiarlo. Al principio le daremos el premio según termine, después se irá espaciando ese premio y se lo iremos dando cada vez más cerca de casa. Y al final se lo daremos ya cuando llegue a casa.
  13. Habrá que sacarlo cada 3 ó 4 horas a pasear o a que orine. De este modo, no tendrá tiempo de orinarse dentro de la casa.
  14. Y poco a poco el propio can pedirá salir afuera para hacer sus necesidades y ya no será necesario tener el empapador en la vivienda.
  15. La idea es ir reduciendo paulatinamente sus salidas de 3 a 4.Cómo evitar que los perros orinen en casa

Consejos para evitar que los perros orinen en casa

  • Tenemos que tener en cuenta que el animal no va a saber dónde tiene que hacer sus necesidades, así que lo primero que tenemos que tener mucha, mucha paciencia. Recuerda que si es un cachorro, aún es pequeño y que al igual que los seres humanos, necesita tiempo para ir aprendiendo y asimilando las órdenes.Cómo evitar que los perros orinen en casa
  • Si el perro ha orinado donde no debe, utiliza un papel absorbente para limpiar y después usa el detergente. Pero siempre retirándolo con el papel de cocina, nunca con una mopa o fregona. Si lo limpiaras con la fregona. Con ello lo único que haces es esparcir el olor a pipí  por toda la casa. Esto confundirá al cachorro porque él buscará de nuevo el olor dónde orinó para volver allí y será difícil que lo encuentre si está por todos los lados el aroma.
  • Se recomienda reducir el espacio por donde se puede mover el cachorro. Evita que ande por toda la casa.  Le estás generando más oportunidades para que orine fuera de su lugar y, por otro lado, estás generando que su aprendizaje sea mucho más lento. Si le limitas el espacio, será más fácil evitar que orine por cualquier lado y de pillarle in franganti si lo hace fuera de su sitio.
  • Evita tener alfombras y superficies que sean similares al empapador para evitar confundir al cachorro.
  • Si observas al cachorro detenidamente al final aprenderás que hay ciertas posturas, olisqueos repetidos que indican que el perro tiene ganas de orinar.
  • Es muy importante mantener la rutina.
  • Si el animal va a estar muchas horas en casa solo o se le va a alterar la rutina, es recomendable dejarle el empapador.
  • Cuando hace pipí, utiliza como premio que más le guste al perro. Eso hará que se esfuerce por hacerlo donde debe.
  • Si no estás en casa, y el perro se sigue orinando fuera del lugar que le has preparado. Tendrás que limitarle el espacio para que no pueda recorrer toda la casa. Para ello puedes usar algún tipo de jaula o cerco donde el perro podrá permanecer hasta tres horas. Esto no será necesario si hay otra persona que te esté ayudando a educar al perro.
  • Hay que estar atento al comportamiento del perro para que en cuanto éste intente orinar fuera del lugar se pueda corregir.
  • Cuando le llevas a orinar fuera, intenta que el lugar esté cerca de casa. No hace falta que sea un lugar espacioso, puede ser una terraza. Recuerda que cuanto más cerca esté el sitio elegido, más fácil será llegar a él, sobre todo los días crudos de invierno.
  • Si tu can defeca fuera de casa, recuerda recoger las heces. Para ello lleva contigo bolsas. Una para que introduzcas la mano con la que recogerás lo depositado en el suelo por el perro y en otra meterás las heces que ya tienes en la mano. A continuación cerrarás la bolsa y la tirarás en una papelera.
  • En algunos parques hay lo que se llaman pipican o zonas habilitadas para perros en áreas urbanas. Normalmente es un poste rodeado con arena y suelen tener una extensión de 3 a 4 metros. Además ir a estas áreas perrunas le permitirá socializar con otros canes.
¿Te ha gustado?
243 usuarios han opinado y a un 88,89% le ha gustado.