Los gatos, han llegado han convertirse en una de las mascotas más cotizadas, esto debido a que en general son muy independiente, aseados, y no requieren de mayor atención, ya que, muchas veces, para ellos es mejor no ser molestados, por eso siempre requerirán de un mayor espacio, en comparación con otras mascotas que requieren de mayor atención y tiempo para jugar con ellos. Pero los gatos son según su raza u origen muy variado, una de esas especies de felinos en verdad maravillosos, es el gato Persa Himalayo, este gato, tiene un origen curioso, pues en definitiva, no es producto de la naturaleza, por el contrario, ha sido el hombre en su investigación y creaciones constantes, quien a esta especie ha dado origen, a través del cruce de un gato Persa y uno siamés, de allí el hecho de que en algunos lugares o países, este tipo de gato sea considerado como una subraza o variación, mientras que en otros sea una raza propia, pero esto dependerá de la apreciación de quien lo tenga, y de la historia que de su origen haya escuchado.

Pero si algo es cierto con estos gatos, es que son poco peculiares, su color es el de un gato siamés, pero físicamente hablando, hace más referencia a un gato Persa, es decir, llevan el mismo porte y elegancia que caracteriza a esta raza de gatos. Este gato es uno de los pocos que puede llegar a socializar más con los niños, puesto que en su mayoría a los gatos les gusta estar tranquilos, y les desagrada que lo estén molestando, algo que siempre quieren los niños, es estar constantemente con ellos jugando, pues los gatos persas himalayos, a esto se puede mostrar un poco más receptivo, algo típico de todo gato, es la curiosidad, y esta especie de esto no ha escapado, pues son amantes de estar hurgando en lugares, que de seguro podrá molestarte, pero son esencialmente activos, y esto no podrás quitárselos, está en su naturaleza, así que si adquieres uno de estos, deberás esforzarte un poco más para lograr medianamente a ti adaptarlos. Sin embargo, un aspecto bastante positivo en ellos, es la serenidad con la que se desplazan, y es que son muy tranquilos y dormilones, así que más allá de curiosear, difícilmente te estarán constantemente molestando.

Estos gatos, por ser una especie tan poco convencional, pueden ser muy costosos, esto si decides comprarlos, se han vuelto para algunos un gran negocio, pero no se los compres a cualquiera, hazlo a personas de confianza, que te den fe de que de buen origen provienen estos gatos, existen diversidad de casa de mascotas donde puedes ubicarlos, o incluso puedes adoptarlo, para darle hogar a uno de esos gatitos que pueden terminar extraviados.

Definitivamente su nombre es igual de curioso que su origen, en definitiva, del Himalaya no provienen, pero este nombre se les ha asignado, debido a que su pelaje evoca a algunos animales de esta zona, por ejemplo, uno que toman siempre como referencia, es el conejo Himalayo, aparentemente tienen en común varios rasgos. De ojos azules y pelaje hermoso, los gatos himalayos de seguro lograrán conquistarte, sin embargo, al comprarlos o adoptarlos, deberás ser consciente de la enorme responsabilidad que esto conlleva, pues como todo animal, requiere de algunos cuidados indispensables, para que siempre pueda estar sano, por eso, si tienes un gato persa Himalayo y no sabes cómo cuidarlo, permíteme darte unos consejos y tips, para que puedas siempre tenerlo bien cuidado.

¿Que necesitas para el gato Persa Himalayo?

  • Gato

Instrucciones para el gato Persa Himalayo

  1. Algo muy curioso en ellos, es su abundante pelaje, que para estar sano y hermoso, requiere de un cepillado constante, esto en todo momento deberás proporcionarle, quizás no podrás hacerlo todos los días, pero si al menos 3 veces a la semana, para evitar que su hermoso pelaje se convierte en algo todo anudado, bastante desagradable. Y la solución para esto será aún más desagradable, porque deberás cortarle mucho pelo, si dejas que aparezcan nudos, a tu pobre gato terminarás maltratando, y posteriormente trasquilando, así que evita esto, compra un buen cepillo, y peina a tu gato.
  2. Aunque no lo debes trasquilar, como anteriormente he mencionado, nunca está de más un buen corte, pero esto, déjalo en manos de expertos, de esta forma mantendrás su pelaje a un buen nivel, y en un excelente estado.
  3. Como toda mascota, este gato requerirá de consultas de un veterinario profesional, para que pueda orientarte acerca de su estado en general, así como de las vacunas o medicamentos que este pueda estar necesitando, por eso debes pautarle sus citas, no dejes la salud de tu gato de lado.
  4. Revisa las partes de tu gato, para evitar que pueda tener malformaciones, orejas, dientes, incluso las patos, siempre cerciórate de que tu gato esté completamente sano.
  5. Un baño cuando sea necesario, si bien ellos se asean en general solos, hay momentos en que es inevitable báñalos, recuerda que son diversas las cosas que pueden adherirse a su pelaje, que a la larga, pueden terminar perjudicándole.
  6. Una alimentación sana, a tu gato cualquier alimento no puedes darle, las comidas blandas pueden generarle problemas estomacales, así que consulta a su veterinario sobre cuál es el mejor alimento, ese que todos los nutrientes necesarios pueda brindarles, y que incluso en el cuidado de su pelo pueda ayudarle.
  7. Cuida de que no entre en contacto con elementos que puedan perjudicarles, así que verifica por donde se trasladan, estos gatos son muy delicados, y cualquier cosa puede generarles daño.

Consejos para el gato Persa Himalayo

  1. Antes de adquirir la responsabilidad de recibir un gato en casa, asegúrate de que tengas todos los elementos necesarios, un plato de comida y uno de agua, alimento suficiente, un cepillo, e incluso algunos juguetes, además de un buen ambiente en el que pueda desenvolverse e incluso un lugar donde dormir.
  2. Debido a su abundante pelo, los gatos persas himalayos, a distintos agentes pueden estar expuestos, por ejemplo, a pulgas o garrapatas, por eso revísalos periódicamente, porque si llegases a percatarte de la existencia de alguno de estos, mientras más pronto tomes medidas, mucho más fácil será solventarlo.
  3. Báñalo desde pequeño, de esta forma se irá acostumbrando, genera en el rutinas, por ejemplo hazlo periódicamente, quizás cada dos o 3 meses, pero que el sepa, que cierto tiempo deberás bañarlo.
  4. Para el cuidado de su pelo, puede que necesites un champú, compra uno que se adapte a él, y que lo ayude en el cuidado.
  5. Si no te sientes preparado para asumir tantas responsabilidades que implica tener un gato persa Himalayo, por favor no los tengas contigo, puedes terminar perjudicándolos, una mascota no es un juego, requieren de nuestra atención y cuidado, así que considera todos los factores que esto genera, para que tomes la decisión en que ambos puedan salir ganando.
  6. Si adquieres este gato desde muy pequeño, puede llegar a entrenarlo, ellos son excelentes compañeros y amigos, y si te portas bien con ellos, y les dedicas de vez en cuando un poco de tu tiempo, de seguro podrán brindarte su amor y fidelidad, por eso es tan crucial el cómo trates a tu gato.
¿Te ha gustado?
23 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.